Blonde, la última apuesta de Netflix, despertó una considerable controversia desde su estreno. No solamente debido a su durísima visión de la figura de Marilyn Monroe. También, por exagerar o, en el mejor de los casos, reescribir desde la ficción hechos fundamentales de su vida. Una percepción que confrontó la imagen más popular de la intérprete con la leyenda oscura que la rodea

No obstante, Blonde reavivó el debate sobre la verosimilitud de las biografías cinematográficas que intentan relatar la circunstancia de Marilyn Monroe como leyenda del mundo del cine. Tanto en su vida privada como en la pública, cada hecho que rodea a la actriz es motivo de especulación y curiosidad colectiva. Incluso después de su muerte, su figura todavía es centro de adoración, debates y contradicciones. 

La película de Andrew Dominik aumentó la presión alrededor del tema y lo llevó a una nueva dimensión. Basada en el libro de Joyce Carol Oates, el guion usa el recurso de un narrador poco fiable para relatar los horrores de la fama. Todo, utilizando a Marilyn Monroe como el centro de una antigua discusión sobre cómo la maquinaria hollywoodense destruye la identidad de sus estrellas. Se trata de un recurso que despertó el malestar en críticos y espectadores, pero que, a la vez, hizo explorar material previo sobre el punto. 

¿Cuáles son las películas que relatan de forma más profunda y elocuente la vida de Marilyn Monroe? A la vez, ¿cuáles tienen a su disposición datos más exactos, verídicos y creíbles? ¿Las más respetuosas a su memoria? Te dejamos tres recomendaciones si Blonde despertó tu curiosidad acerca de la vida de la icónica actriz. 

El misterio de Marilyn Monroe: las cintas inéditas de Emma Cooper

YouTube video

El documental de Emma Cooper, disponible en Netflix, analiza la figura de Marilyn Monroe desde el realismo. A la vez, a través de su condición de poderoso símbolo de la belleza, el erotismo y, también, de una época de artificioso brillo. Más interesada en plantear la idea de la actriz en medio de una soledad casi poética que en profundizar en temas sobre la industria, el documental es una curiosa pieza melancólica. 

Al mismo tiempo, se trata de una reconstrucción meticulosa del mito que rodea a la intérprete. Uno, creado — como no — por un Hollywood deseoso de encumbrar a uno de sus símbolos culturales al ámbito de la leyenda. En esta ocasión, Marilyn Monroe es mucho más que una actriz. Es un paradigma sobre las estrellas construidas a la medida del consumo de masas.

Pero Cooper desea, además, dialogar con la idea de Marilyn Monroe como producto de dolores y penurias devastadoras. Para eso, emplea grabaciones, material radiofónico inédito y fotografías de los álbumes de parientes y amigos de la icónica figura. El resultado es un recorrido emocional a través del auge y caída de Monroe, contado desde una curiosa e íntima perspectiva. En ocasiones, el largometraje pierde pulso en favor de especulaciones que provocan blanduras narrativas. Sin embargo, en general, es una pieza inteligente que se sostiene con cuidado sobre una profunda adoración por la figura de Marilyn Monroe. 

 Mi semana con Marilyn Monroe, de Simon Curtis 

YouTube video

Cuando Marilyn Monroe (interpretada por una irreconocible Michelle Williams) llega a Inglaterra para comenzar una importante filmación, su vida está a punto de dar un vuelco. Dos años atrás, la actriz fundó su propia productora y, todavía, luchaba por obtener el reconocimiento a su talento. 

Por lo que protagonizar junto a Sir Laurence Olivier (Kenneth Branagh) la película El príncipe y la corista era su prueba de fuego. Pero, más allá de eso, también se trataba de un recorrido de la propia Marilyn Monroe, de su vida como hasta entonces había sido. Lo que la llevó a tomar riesgos y, en especial, a comenzar a repasar los sucesos traumáticos que vivió desde lo sensible. 

La película de Curtis trata de captar el introspectivo período en una cuidada visión sobre la actriz y su circunstancia. Desde la mirada de Colin Clark (Eddie Redmayne), un testigo circunstancial de la historia, la película brinda a la actriz una rara fortaleza. Por momentos emocional, en otras una oda delicada a una mujer solitaria y frustrada, Mi semana con Marilyn Monroe elabora un trasfondo de desconocida profundidad a su personaje central. Pero, mucho más, especula acerca del tiempo, la trascendencia y la fama de una figura talentosa en busca de su lugar en el mundo. Una dimensión acerca de Monroe en la que pocas veces se profundiza. 

 Love, Marilyn, de Liz Garbus

YouTube video

También a través del documental, la directora Liz Garbus trata de contar la vida de Marilyn Monroe. Es, quizás, uno de los intentos más completos y elocuentes por mostrar el tránsito de la actriz de una joven desconocida a una celebridad mundial. También, cómo ese trayecto dejó todo tipo de heridas y dolores que la intérprete jamás superó y que marcaron su vida de forma indeleble. 

Love, Marilyn es una pieza compleja y bien construida. Pero, en especial, utiliza el recurso de los documentos inéditos y las grabaciones de la voz de la actriz con propiedad. No solo permite a Marilyn Monroe ser algo más que un objeto de adoración, la presenta como una mujer llena de alegría que construye con detalles elocuentes. 

El documental de Garbus analiza a Marilyn Monroe a partir de una perspectiva profundamente humana, que ensalza su bondad, sentido del humor e iniciativa. A la vez, su soledad y angustia existencial. Entre ambas cosas, la producción es una celebración a la personalidad y, en especial, al legado de la actriz. 

Participa en la conversación

1 comentario

Deja tu comentario

  1. «Insignificance», de Nicholas Roeg, imagina una reunión entre Marilyn Monroe, Albert Einstein, el segundo marido de Monroe, Joe DiMaggio, y el senador Joseph McCarthy. «Insignificance» se proyectó en el concurso del Festival de Cannes de 1985, y la película fue seleccionada para competir por la Palma de Oro. Nadie ha explicado mejor la ‘Teoría de la Relatividad’ que el personaje de Marilyn en esta película.