El lanzamiento en fascículos del Pixel 7 Pro llega a su fin. Como estaba previsto, Google ha desvelado este jueves todas las novedades que esconde su nuevo smartphone de referencia. Desde su cámara hasta su nuevo procesador Tensor G2. Y, cómo no, también su precio, que sorprende positivamente en esta generación.

Por fuera, las novedades son reducidas pero bienvenidas. El frontal está dominado por la pantalla, como en todos los teléfonos con Android de la actualidad; la cámara frontal sale a la luz gracias a una perforación en la parte superior del panel; los laterales están hechos en aluminio; el módulo fotográfico atraviesa de izquierda a derecha la trasera del teléfono, pero, en esta ocasión, combina aluminio con cristal para lograr un toque más trabajado; el cristal de la pantalla es Gorilla Glass Victus; el teléfono es resistente tanto a salpicaduras como a polvo (IP68); el cristal trasero ahora tiene un solo color –a diferencia del acabado bitono del modelo previo–... En general, es un teléfono similar al predecesor, pero, al menos en las imágenes, da la impresión de que se han refinado diversos detalles.

Google Pixel 7

En el interior del Pixel 7 Pro habita el procesador Google Tensor G2. Según la empresa, este SoC evoluciona en prácticamente todos los sentidos, pero no han dado demasiados datos empíricos que cuantifiquen esa mejoría. Habrá que poner a prueba el dispositivo en los próximos días para poder ver cuán notoria es, en realidad, esa evolución que indican.

No obstante, debemos recordar que el enfoque de Google con estos procesadores no es necesariamente competir en tener la CPU o la GPU más potente. La compañía asegura encarar estos chips desde otro punto de vista: el de la inteligencia artificial. Un área que hace posible los interesantes algoritmos que procesan las imágenes u otras funciones interesantes que tienen los Pixel.

Una de esas funciones, por ejemplo, es Llamadas Nítidas, la cual llegará más adelante a los Pixel 7 Pro mediante una actualización. Esta promete minimizar sonidos molestos, como el ruido del viento o el tráfico, mientras haces llamadas de teléfono. De esta forma, podrás escuchar mejor a la persona que está al otro lado.

Pixel

También incorpora otras funciones interesantes como el borrado automático de elementos no deseados en una fotografía o una nueva opción que promete reenfocar fotografías tomadas incluso con otros teléfonos mediante IA. En las demos que Google ha hecho durante la presentación, los resultados son realmente buenos.

En cuanto a RAM y almacenamiento, las configuraciones varían en función del país, pero se venderán versiones de hasta 12 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento en el caso del Pixel 7 Pro. También se venderán tres colores diferentes: nieve, obsidiana y verde liquen.

La pantalla, por otra parte, se mantiene en las 6,7 pulgadas. También conserva la tasa de refresco dinámica –entre 10 Hz y 120 Hz–, la tecnología AMOLED y la resolución QHD+. Lo que sí cambia es el brillo: un 25% más que en el modelo previo.

Google Pixel 7

En lo que respecta a biometría, Google ha implementado el habitual sensor de huellas dactilares bajo la pantalla. No obstante, este modelo también incorpora un sistema de desbloqueo facial basado en IA –nada de sensores 3D como el Face ID del iPhone–, algo que muchas personas demandaron en el pasado.

Y continuando con la seguridad: el Pixel 7 Pro promete ser el móvil de Google más seguro hasta la fecha gracias a la combinación del Tensor G2 y el chip Titan M2, encargado de ciertas tareas sensibles. Dos elementos que se verán acompañados a finales de este año por un acceso gratuito a la VPN de Google One. Es decir: los propietarios de un Pixel podrán proteger el tráfico entrante o saliente gracias a este túnel.

Pixel 7 pro

La cámara, la verdadera estrella

Google lleva varios años brillando en fotografía, y el Pixel 7 Pro no quiere ser una excepción. La compañía ha implementado diversos cambios tanto en el lado del software como en el del hardware. Estos son algunos de los principales:

  • La cámara principal es la misma que la de la generación anterior. Mismo sensor, mismos 50 megapíxeles, etc. Esto puede parecer conservador, pero Google mantuvo durante años el mismo sensor en algunos de sus primeros Pixel y, pese a ello, logró dar pasos hacia delante gracias únicamente al software. Habrá que poner a prueba este modelo para ver si es nuevamente el caso.
  • El ultra gran angular es mejor y, ahora, también permite tomar fotografías en modo macro a 3 cm de distancia.
  • El teleobjetivo ahora es de cinco aumentos y llega acompañado de diversos algoritmos que prometen mejorar la calidad. Por ejemplo: entre 2,5X y 4,9X –es decir, justo antes de cambiar al teleobjetivo–, el teléfono combina la información tanto del teleobjetivo como del gran angular para generar imágenes mucho más nítidas. Google también asegura ofrecer un 2X digital equivalente a uno óptico en cuanto a calidad. Y, en paralelo, prometen haber mejorado la calidad de las imágenes hechas con zoom digital por encima del 5X, llegando hasta 30X en el caso del Pixel 7 Pro. Todo ello es posible gracias a lo que ellos denominan como Pixel Pro Zoom.
  • En lo que a vídeo se refiere, el Pixel 7 Pro ahora graba en HDR de hasta 10 bits y ofrece una mejor estabilización. También estrenan un modo de desenfoque cinematográfico que permite desenfocar el fondo como si de una cámara DSLR se tratase en vídeo.
  • La compañía también ha entrenado los algoritmos que tratan los tonos de piel con muchos más retratos, han reducido el tiempo de exposición requerido por el modo de visión nocturna, etc.

¿Cuándo saldrá a la venta el Pixel 7 Pro?

El Pixel 7 Pro se puede reservar desde ahora mismo tanto en la tienda oficial de Google como en algunos distribuidores como Amazon. El precio, a diferencia de lo que hemos visto en otras marcas, se mantiene intacto respecto a las generaciones previas: 899 euros en Europa. Una cifra que le deja en una muy buena posición para competir en el mercado.

Participa en la conversación

1 comentario

Deja tu comentario

  1. Precio brutal,precio ridículo…lo que hay que leer…hemos llegado a un punto que 1000 euros en un smartphone parece algo muy normal a no poca gente…en fin