Cada vez son más los países que se suman a la decisión de prohibir los vapeadores de sabores dentro de sus fronteras. Ahora llega el turno de China; que, al igual que Nueva Zelanda o incluso la propia Unión Europea, que redactó una propuesta al respecto el pasado mes de junio, basa su decisión en la preocupación por la salud de los más jóvenes.

Y es que, en ocasiones, los cigarrillos electrónicos se presentan erróneamente como la alternativa segura a los convencionales. Esto ha llevado a que cada vez haya consumidores más jóvenes, que puede quedarse solo en el vapeo o usarlo de trampolín hacia el tabaco. Además, el hecho de que existan vapeadores de sabores los hace todavía más atractivos a este tipo de público.

Por eso, si bien China seguirá vendiendo vapeadores de tabaco, en su nueva ley prohíbe la venta de cualquiera de las alternativas de sabores. Lógicamente, esto ha generado una gran indignación en las compañías del sector, pues estos son los que componen el mayor grueso de sus ventas. Sin embargo, el gobierno se ha mantenido recto a pesar de las quejas, y los vapeadores de sabores salieron del mercado desde el pasado 1 de octubre.

Los peligros de los vapeadores de sabores

La mayoría de vapeadores contienen nicotina, con lo cual conllevan los mismos perjuicios que esta. No obstante, incluso los que no la llevan pueden ser peligrosos por otros motivos.

Para empezar, la mayoría de fórmulas contienen propilenglicol, un compuesto que provoca inflamación crónica de la mucosa bronquial a corto plazo. En cuanto a sus efectos a largo plazo, no se conocen, por lo que no se puede descartar que sean incluso peores. Además, también causa crisis asmáticas en niños, de ahí que sean un público realmente susceptible, tanto si son ellos los que vapean como si lo hacen de forma pasiva.

Por otro lado, en el vapor de los vapeadores de sabores se han detectado carbonilos, como el formaldehído o el acetaldehído, ambos considerados sustancias muy cancerígenas. Y también hay algunos metales pesados. Finalmente, confiados de su supuesta seguridad, los consumidores pueden fumar durante mucho más tiempo.

Esto no significa que los cigarrillos convencionales sean mejores, ni muchísimo menos. Simplemente, indica que esa supuesta opción más segura también conlleva graves perjuicios.

Y, como bien han anticipado los países que ya han prohibido estos dispositivos, los más jóvenes son los más perjudicados. El cerebro sigue madurando y desarrollándose hasta la década de los 20 años, por lo que la nicotina puede dañar este órgano aún más que a los adultos. Y también el resto de sustancias antes mencionadas. Pero, además, al introducirse tan jóvenes en este mundo, se sospecha que pueden caer en los vapeadores de tabaco y, de ahí, en los cigarros convencionales.

Es cierto que hay bastante controversia en este punto, ya que algunos estudios señalan que, realmente, no se da este cambio de vapeadores de sabores a tabaco. Aun así, dado que no suponen ningún beneficio y otros estudios sí que encuentran ese vínculo, muchos gobiernos prefieren no jugársela.

Unsplash

La decisión de China sobre los cigarrillos electrónicos

En realidad, China ya lleva varios años intentando controlar el negocio de los cigarrillos electrónicos. Todo empezó hace tres años, cuando se prohibió la venta online de cualquier variedad de estos productos. 

Más tarde, en mayo de este mismo año 2022, se comenzó a someter la venta de vapeadores de sabores y de tabaco a las mismas regulaciones que los cigarros convencionales. Las acciones de las compañías chinas de venta de cigarrillos electrónicos comenzaron a caer en picado, generando un gran revuelo. Pero, eso no ha impedido que el gobierno chino tome la decisión de ir un paso más allá. 

Guiado por la búsqueda de la salud de los más jóvenes, ha optado finalmente por prohibir los vapeadores de sabores. Para los adolescentes resulta mucho más atractivo fumar vapor con sabor a melón que uno que solo sepa a tabaco. Por eso, aun siendo aparentemente los más inocentes, en realidad son los más peligrosos. Veremos qué más países se siguen uniendo a una iniciativa cada vez más consolidada en todo el globo. 

Participa en la conversación

5 Comentarios

Deja tu comentario

  1. Lo que se inhala no es vapor, es un aerosol, deberías de buscar la definición de esa palabra . Si hay ventas a menores es debido a que en algunos sitios no tienen escrúpulos y criterios y se los venden . Básicamente tiene pinta de que este artículo quien lo ha redactado no tiene ni idea de lo que está hablando . Vapeadores de sabores ? Se refiere usted a los dispositivos desechables los cuales la gran mayoría de usuarios de vaporizadores normales están en contra por su impacto en general . En ninguna tienda especializada venden artículos a menores de todas las que conozco. Quién ha redactado esto , si se considera periodista, debería cuestionarse si cambiar de profesión por todas las inexactitudes del artículo, carente de sentido, sin rigor científico, sin contrastar información y no ha usado un lenguaje correcto. Muy al estilo español sensacionalista. Poner esto en un apartado de ciencia me parece ilógico , cuando no hay rigor en absolutamente nada.

  2. Hay tantas inexactitudes en este artículo, que solo cabe pensar que no os habéis acercado a un vapo en vuestra vida

    “Vapeadores de sabores”

  3. Eso, eso, que lo prohiban todo!! Mejor volver a fumar cilindros cancerigenos!!!

    No hay que prohibir, hay que educar. Ya habeis visto la guerra contra las drogas lo bien que va, ganan las drogas por goleada.