Han pasado unos cuanto años desde el lanzamiento del reboot de Modern Warfare. El juego llegó en 2019 con una propuesta sobresaliente en lo técnico y jugable, y con la nueva gallina de oro bajo el brazo: Warzone. Por el camino, y hasta ahora, dos Call of Duty más que desde luego han estado lejos de representar lo que MW2019 ha supuesto para la revitalización de la franquicia. Modern Warfare 2 repite el esquema.

Cold War y Vanguard no han sabido elevar la franquicia al mismo nivel que el juego de 2019, por lo que la llegada de su secuela directa era la mayor esperanza de los jugadores a los que cautivó el nuevo equipo de la Task Force 141. Y no ha defraudado. Quizás no al mismo nivel que el anterior en algunas de sus misiones icónicas, pero Modern Warfare 2 es un título sobresaliente en su campaña. Sí, porque de momento y hasta el 28 de octubre, su campaña es a lo único que hemos podido jugar. Y no nos ha defraudado.

Modern Warfare 2 continua con las aventuras del equipo que cerraba el epílogo del juego anterior. Pero no su historia. Hay que tener en cuenta que el lanzamiento de Warzone ponía sobre la mesa su propia narrativa, y que, por tanto, el propio juego cerraba la historia de Al-Qatala. Ahora, la nueva entrega nos propone una historia nueva que lo único que tiene en común con la anterior es sus protagonistas. Y no todos.

Vuelve las Task Force 141 al completo, incluyendo a Ghost y Soap, y añade nuevos personajes como Valeria y Alejandro Vargas, recupera fugazmente a Fara, y da un nuevo protagonismo a Lawsell, que en su versión de Español de España deja atrás el horrible doblaje del juego anterior y que rompía toda la inmersión en el juego cada vez que aparecía. Y tampoco es el doblaje general sea sobresaliente, y de hecho nuestra recomendación es jugarlo en versión original (si el título de tu región lo permite).

Call of Duty: Modern Warfare 2

La campaña de Modern Warfare 2 es un soplo de aire fresco para la franquicia. Aunque está un peldaño por detrás de la del juego anterior, ofrece algunas misiones muy diferentes a lo que estábamos acostumbrados en un Call of Duty, todo ello con un apartado gráfico y sonoro sobresaliente con una puesta en escena que está muy lejos de la competencia.

Puntuación: 4.5 de 5.

En enfoque, esta vez es muy diferente. Tanto que está dividiendo a la comunidad, o lo amas, o lo odias. Más táctico, más pausado y menos palomitero. Algo más adulto. Esa es la definición de la campaña de Modern Warfare 2. Y le sienta muy bien. Quizás no tiene tantos momentos como Clean House o Todos camuflados, pero si que plantea nuevas cosas que son un soplo de aire fresco. La misión A Solas, en la que vamos desarmados y tenemos que craftear para hacer armas y equipamiento, es, sin duda alguna, de las mejores cosas que tiene el juego. También el minijuego de las cámaras en Fuga de Prisión, del que no queremos revelarnos nada para no estropear sus mecánicas.

Warzone 2, Call of Duty: Modern Warfare 2

Ojo que también hay misiones homenaje como a la mencionada Todos Camuflados, y que precisamente está localizada en España. Además, parte del juego también se desarrolla en la ficticia ciudad mexicana de Las Almas, con un buen elenco de actores naturales de allá y una actuación sobresaliente.

En general, a lo largo de sus 17 misiones, el juego plantea diferentes variaciones en su gameplay que lo hacen especialmente dinámico. Los cambios no solo están en la estructura y el desarrollo de las misiones, también la dificultad. Modern Warfare 2 sube un peldaño, y en cualquier dificultad es un poco más exigente que otros juegos, y ya no hablemos en Realismo o Veterano, que aquellos que se atreven tendrán un enorme desafío. Y sí, no se han olvidado de la ya clásica misión en la que eres un operador de artillería de un AC-130.

Nuevas mecánicas que son un soplo de aire fresco en Call of Duty

La razón es que Modern Warfare 2 introduce en la campaña algunos enemigos con blindaje similar al de Warzone. Y son duros, bastante duros. En algunas misiones son capaces de matarte de un toque. Eso es un problema, puesto que en algunas ocasiones resulta artificial, como si los enemigos fuesen capaces de verte a través de la pared o acertarte en la cabeza cientos de metros con una escopeta. Es el único, pero que se puede sacar a la campaña, quizás un poco alejado de lo que está acostumbrando un jugador clásico de Call of Duty.

Mención honorífica lo tiene el aparato gráfico y sonoro. El apartado artístico es impresionante a lo largo de todo el juego. Seguro que muchos habrán visto la misión de Ámsterdam y los gráficos hiperrealistas. Sentimos desilusionaros, pero no todo el juego se ve así, aunque en su totalidad es sobresaliente.

Un apartado gráfico sobresaliente

Las iluminaciones y la calidad de las texturas son geniales, y poco son los momentos en los que el juego baje el nivel. Sí que es verdad que sigue siendo un poco extraño jugar a 120fps y ver las cinemáticas a 30, pero en general es lo único malo que se puede decir de Modern Warfare II. El sonido, por otro lado, al igual que el juego anterior, es magnífico. Desde el sonido de las armas al entorno, se nota el cariño de Inifity Ward en este apartado, y escucharlo a través del Audio 3D o de Dolby 5.1 te deja en algunos momentos con la boca abierta.

En general, y a la espera de jugar largo y tendido al multijugador, y mientras llega DMZ y Warzone, la campaña nos ha encantado. Quizás no al nivel del primero juego, pero sigue siendo una de las mejores que ha incluido un Call of Duty en la última década. Totalmente imperdible.

YouTube video

La campaña, en su dificultad básica, se puede completar en unas 6-7 horas, por lo que si no tienes pensado jugar al multi, quizás debas esperar teniendo en cuenta el precio del juego. Pero si eres solo de campaña, y te lanzas a comprar el Call of Duty: Modern Warfare 2 no te va a defraudar en ningún momento. [9]

Participa en la conversación

1 comentario

Deja tu comentario