Los doctores Twitter, Google y TikTok se han convertido en el equipo médico más buscando cuando tenemos dudas sobre algún síntoma o tratamientos sencillos, que no requieran fármacos. El problema es que, en muchísimas ocasiones, detrás de ellos no suele haber un médico de verdad, por lo que pueden aportar más perjuicio que beneficio. Uno de los últimos tratamientos que están circulando por la red es un curioso truco para lidiar contra el tinnitus.

Se trata de unos pequeños golpeteos con los dedos en la base del cráneo. Supuestamente, si se hacen bien, esos característicos silbidos en los oídos que causa el tinnitus desaparecen de inmediato. ¿Pero es esto cierto?

Para contestar a esta pregunta, primero debemos recordar algo importante: el tinnitus no es una enfermedad, sino un síntoma. Esto significa que suele ser consecuencia de una gran variedad de afecciones, por lo que no se solucionará siempre de la misma manera. Por ejemplo, puede deberse a cambios hormonales. Pero también a tumores, problemas de audición o patologías como la enfermedad de Ménière. En cada caso el tratamiento será diferente. En algunos muy concretos, este truco de internet puede funcionar, es cierto, pero siempre será mucho más útil acudir a un médico que localice el origen del problema.

¿Qué es el tinnitus?

Antes de hablar sobre soluciones, es importante conocer el problema. El tinnitus es un zumbido, pitido o siseo que puede escucharse en uno o los dos oídos, con diferentes frecuencias e intensidades.

No afecta necesariamente a la audición, aunque sí puede ser un aviso de la pérdida de la misma, sobre todo en personas mayores. Por otro lado, no suele ser grave, aunque ese siseo permanente puede acabar causando problemas de ansiedad y depresión a quién lo padece. Está claro que hay que buscarle soluciones, pero internet no es el mejor lugar para encontrarlas.

El curioso truco de internet

Últimamente, se ha hecho viral en internet un curioso truco manual para evitar el tinnitus. Este consiste en colocar las palmas de las manos sobre los oídos, con las puntas de los dedos hacia atrás, posadas sobre la base del cráneo. Una vez en esa posición, se debe chasquear repetidas veces el dedo índice sobre el corazón, provocando un ligero golpeteo en la nuca. Numerosas personas en internet aseguran que de este modo los pitidos desaparecieron, si no permanentemente, al menos sí durante un tiempo. Ahora bien, ¿tiene esto sentido?

En un análisis de este truco publicado en IFLScience, se recuerda que el tinnitus puede deberse a un aumento de la tensión muscular en la zona de la mandíbula y el cuello. En ese caso, sí que podría llegar a funcionar. Y es que al golpear un músculo este inicialmente se contrae, pero si se sigue haciendo repetidamente finalmente acaba agotando el combustible que necesita para contraerse y se relaja totalmente. 

Esta podría ser una solución, sí. Pero en primer lugar habría que hacerlo correctamente, golpeando el músculo adecuado, y en segundo lugar deberíamos estar seguros de que el tinnitus se debe a tensión muscular. Si tiene cualquier otro origen no servirá de nada.

YouTube video

Entonces, ¿qué debemos hacer?

Si sentimos un pitido en los oídos aislado en algún momento, no debe ser motivo de preocupación. Pero si este se mantiene constante y vuelve de forma muy recurrente, lo lógico es buscar ayuda médica. Un especialista sabrá qué pruebas debe hacer para diagnosticar de dónde viene este síntoma. 

Llegados a este punto, se puede optar por distintos tipos de tratamiento. Uno de los más curiosos es el uso de dispositivos que introducen en el oído un sonido agradable que oculta el zumbido del tinnitus. No lo elimina, pero al menos ayuda a que el cerebro no se centre en él. De este modo, se reduciría la incomodidad, la ansiedad y el estrés que supone, pero no se curaría el origen del problema. 

En definitiva, son muchos los factores que debemos tener en cuenta. Las soluciones de internet son siempre sencillas porque no tienen en cuenta esta variedad. Por eso, antes que seguirlas a pies juntillas, no está de más valorar la medicina de verdad, más allá de las pantallas. 

Deja un comentario

Deja tu comentario