¿Aquella huelga de hambre iniciada por supuestos propietarios de Tesla en Noruega? Resulta que es todo mentira. Una treta publicitaria iniciada por lo que parece un despacho de abogados especializado en hacer demandas colectivas a compañías por fallos presentados en vehículos.

El reclamo original era por un grupo de personas no identificadas que creen que si Elon Musk se entera de los problemas que están teniendo con sus Teslas, se resolvería la situación. La web listaba un grupo grande de fallos que supuestamente están experimentando. Entre otros:

  • Problemas de arranque del vehículo en climas muy frios
  • Problemas de arranque del vehículo en climas muy calientes
  • Sonidos de crujidos
  • Imposibilidad de abrir las puertas en climas muy frios
  • Burbujas en los asientos
  • Problemas con el Autopilot
  • El internet en los Tesla es lento
  • Sonidos de cama al cicular
  • Problemas con las luces
  • Puertas que se abren solas
  • Problemas con la carga
  • Mala calidad de la pintura
  • Materiales oxidados
  • Reinicios al azar
  • Baterías que duran menos de lo prometido por parte de Tesla

Entre algunos otros. Pero resulta que esta lista de problemas es exactamente la misma mostrada en la web de Bilklager, un servicio legal que busca reunir personas con problemas con diferentes marcas, incluyendo Tesla, para hacer demandas colectivas.

Antes la web de la huelga de hambre enlazaba a dicho servicio, pero lo han retirado. Tal vez después de que Electrek lo haya descubierto y destapara la realidad detrás de la supuesta acción conjunta.

El problema no es la demanda colectiva, o reclamar por vía legal fallos que puedan tener los coches, incluyendo Tesla, que no se han resuelto. El problema es inventar una campaña tan seria como una huelga de hambre como treta publicitaria sin dejar claras las motivaciones que hay detrás.

Los sesgos de confirmación con Tesla

Pero detrás hay un problema que creo que es más grave, y es el sesgo de confirmación que hay con Tesla. Cualquier noticia negativa, sea real o no, se repite sin mayor verificación. Yo mismo, en este caso particular, he sido víctima de mi propio sesgo aún siendo propietario de un coche de la marca.

Los sesgos de confirmación es la tendencia a favorecer, recordar o mencionar con más facilidad información que confirma nuestras propias creencias e hipótesis. En consecuencia le damos una consideración desproporcionadamente menor a posibles alternativas.

Con Tesla, una empresa de coches eléctricos tan nueva, que es tan distinta a la industria general de vehículos, hay una cantidad importante de sesgos de confirmación porque inevitablemente nos cuesta muchísimo el cambio. Sobre todo cuando se trata de un producto de precio tan alto.

Deja un comentario

Deja tu comentario