El ritmo de adopción de coches de gasolina o diésel a coches eléctricos está sucediendo más rápido de lo que se había predicho, al menos en Estados Unidos. Esto de acuerdo a un estudio realizado por Recurrent tras observar los datos anuales que el Boston Consulting Group (BCG) publica cada año.

Las conclusiones contradicen las declaraciones hechas por Jack Hollis, director de ventas de Toyota Norteamérica. El ejecutivo aseguró que la adopción de coches eléctricos no tiene un ritmo suficientemente alto para justificar la fabricación en masa de baterías. Argumentó también que la infraestructura no está lista para cargar coches en viajes.

Pero Hollis, además de hacer declaraciones sin sustento, tiene un conflicto de interés. Toyota es, históricamente, una de las empresas que menos ha apostado por la transición a movilidad eléctrica y energías renovables. De hecho, parecen prederir la adopción del hidrógeno, que es casi tan contaminante como la gasolina si tomamos en cuenta toda la cadena de producción, en un clásico ejemplo del síndrome de galápagos.

Las proyecciones de adopción de coches eléctricas están equivocadas

Adopción de coches eléctricos

De acuerdo al estudio de Recurrent, las proyecciones de adopción a la movilidad eléctrica dentro de Estados Unidos hechas por el Boston Consulting Group están equivocadas. En todos los años, desde hace cuatro años, sucede más rápido de lo calculado.

BCG, en 2018, aseguraba que la adopción para 2030 el porcentaje de coches eléctricos en Estados Unidos sería del 21%. Pero cada año han tenido que aumentar la previsión. En 2019 fue del 26%, en 2021 saltó al 42% y ahora en 2022 calculan que será del 53%. Pero viendo el historial, también podría estar subestimado.

En definitiva, las previsiones de adopción de coches eléctricos, por firmas consultoras BCG no terminan de reflejar la realidad actual. Es una tendencia imparable que es más alta, más fuerte y más grande de lo que cualquiera hubiese podido calcular. De hecho, han tenido que duplicar predicciones entre 2018 y 2022.

En declaraciones para Teslarati, el CEO de Recurrent, Scott Case explicó que están viendo exactamente el mismo problema con otras consultoras. "La adopción del mercado está sucediendo más rápido que cualquier momento en el pasado. Esto no es acerca de cuándo se completará la transición, o lo que dicen los números. Es acerca de lo que los mejores analistas están prediciendo […] Todavía quedan ocho años hasta 2030, ¿cuántas veces más leeremos una estimación errada? Lo que es claro es que hay una sola dirección a la que se dirige la adopción".

En el caso del estudio publicado por BSG, se hizo antes de la aprobación de los nuevos incentivos en Estados Unidos para la venta y adopción de coches eléctricos. Por lo que el ritmo de adopción se incremente, incluso más.

Ese mismo ritmo de adopción se puede observar en todo Europa, donde es cada vez más común ver circular coches eléctricos por calles y autopistas. A excepción de España, donde la cuota de mercado —a finales de 2021— fue de apenas el 2,3%. Muy por debajo, incluso, que Portugal.

Deja un comentario

Deja tu comentario