En las últimas horas se ha generado mucho revuelo en torno al "timo de la marihuana". Clientes de una compañía llamada Juicy Fields, con sede en Alemania, aseguran haber sido estafados por la misma. La empresa prometía retornos de hasta un 65% a quienes invirtieran en el cultivo de marihuana para uso medicinal, pero desapareció de la noche a la mañana. En el medio, muchos clientes han perdido importantes sumas de dinero. Se calcula que solo en España podrían ser más de 40.000 los damnificados.

Según reporta El Mundo, Juicy Fields permitía que los interesados realizaran inversiones para cultivar marihuana para uso medicinal en países en los que está permitido hacerlo. Partiendo de inversiones mínimas de 50 euros por planta, la empresa prometía que los clientes recibirían un porcentaje de las ventas, dependiendo de la producción conseguida. El mismo iba del 35 al 65%.

Pero la cosa se puso fea cuando, de la noche a la mañana, la compañía desapareció y los usuarios perdieron el acceso a sus cuentas. Fue el 11 de julio pasado, cuando comenzó a gestarse lo que ahora se conoce como el "timo de la marihuana".

Las alarmas se dispararon cuando Juicy Fields envió un correo electrónico a los inversores informando que la compañía se veía afectada por una huelga. Sin dar mayores precisiones, se mencionaba la existencia de aparentes diferencias entre los trabajadores y los directivos. Apenas dos días después, el 13 de julio, los usuarios perdieron el acceso a sus cuentas. Desde allí podían controlar el avance de su inversión, incluido el proceso de siembra, cosecha, secado y empaquetado. Además de los beneficios obtenidos con la comercialización, por supuesto.

En simultáneo, la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España y la Autoridad Federal de Supervisión Financiera de Alemania alertaron sobre el accionar de la compañía.

Juicy Fields desapareció en julio sin dejar rastros

El supuesto plan de Juicy Fields para devolver el dinero a los inversores.

Los inversores que habrían perdido su dinero por el "timo de la marihuana" han creado la Asociación de Afectados por Inversiones en Cultivos CBD y presentaron una querella en la Audiencia Nacional. Los mismos remarcan que Juicy Fields desapareció por completo, incluso eliminando sus perfiles en redes sociales y su canal oficial en Telegram.

El grupo de damnificados por el momento incluye a unas 1.000 personas, pero se estima que la cifra real en España podría superar los 40.000. Mientras que a nivel mundial serían todavía más, considerando que la plataforma se jactaba de poseer más de medio millón de usuarios.

Las acusaciones de que Juicy Fields se trató en realidad de un esquema Ponzi —o estafa piramidal— no demoraron en aparecer. Sin embargo, muchos de los inversores aseguraron haber apostado por la empresa porque la información disponible mostraba que se encontraba en funcionamiento desde 2017 y sin sufrir mayores inconvenientes. A esto se le sumó una agresiva campaña publicitaria por buena parte de Europa.

Las perspectivas de recuperar el dinero no parecen ser demasiado alentadoras para los inversores timados. En la web de Juicy Fields se ha publicado un listado de requisitos a cumplir para acceder a un reembolso, que incluye el envío de vídeos por parte de los damnificados indicando cuánto dinero han perdido, así como documentos certificando casos de discapacidad o de falta de empleo, entre otros. Eso sí, también mencionan que los reembolsos se harán solo con criptomonedas, a través de la blockchain de Ethereum.

Los autores del "timo de la marihuana" aseguran que en un año obtendrán beneficios por 5,5 millones de euros por la venta de una plantación en Sudáfrica, y que ese dinero se usará para pagar a los afectados. Aunque también han dejado un mensaje no muy diplomático para quienes confiaron en Juicy Fields:

"Todos tienen una opción:

  • Humillarnos.
  • Aplicar a uno de los muchos abogados y esperar un milagro…
  • Comunicarse con Ivan y con nosotros, que tenemos un plan real y podemos ayudarlos a recuperar los fondos".

Deja un comentario

Deja tu comentario