Los Anillos de Poder estrenó sus dos primeros capítulos en Prime Video y se convirtió en un éxito resonante. Pero, a la vez, en una incógnita. Con críticas especializadas divididas, fanáticos desconcertados y muchas preguntas a cuestas, el gran experimento narrativo de Prime Video tiene un largo camino que recorrer. En particular, porque los productores decidieron relatar una historia ambientada — que no adaptada — en un punto histórico complicado de la saga literaria. 

Después de que la trilogía cinematográfica de Peter Jackson brindara una detallada mirada de la Tercera Edad, la producción en streaming decidió retroceder en el tiempo. Tanto como para llegar a los orígenes mismos de algunos de los relatos mayores de J.R.R. Tolkien.

A consecuencia de eso, el argumento de Los Anillos de Poder debió tomar algunas decisiones mayores sobre lo que muestra. Los acontecimientos que precedieron a la historia del Anillo Único apenas se esbozan en la obra del escritor británico. La mayoría solo pueden leerse en el célebre libro El Silmarillion. Aunque también en relatos inconclusos, ensayos y menciones indirectas sobre sucesos trágicos, épicos o dolorosos que impactan en la obra principal.

En el caso de que tengas problemas para comprender en su totalidad la complejidad de la historia que la serie intentará contar, te dejamos una guía básica. Una que incluye desde la época, lugares y personajes que podría incluir la producción hasta sus puntos más resaltantes. 

La historia de la Tierra Media y sus peculiaridades

La obra de Tolkien se divide temporalmente en Cuatro Edades, que equivalen a Eras separadas por situaciones de enorme complejidad e importancia. La llamada Primera Edad comprende la creación de todo lo relacionado con la realidad y el mundo en la mitología del escritor. Acaba con un evento catastrófico llamado la Guerra de la Ira, en la que Morgoth (el mal absoluto) fue vencido. Conocido hasta entonces como Melkor, era un Valar, o dios menor, vinculado al dios Ilúvatar. 

La conflagración contra un ser semejante unió a hombres, Elfos y a Los Valar para protegerse de Melkor y, al final, arrojarlo a un vacío sin tiempo. Lo cual no solamente evitó que atacara de nuevo, sino que permitió poner fin al prolongado enfrentamiento con sus huestes. Otra consecuencia fue la reconfiguración de la Tierra Media, que alcanzó la geografía que después sería definitiva. Además de la creación de nuevas civilizaciones a través de Arda, como se denomina al mundo en los versos de Tolkien dedicados al suceso. 

Anillos de Poder

La Segunda Edad comienza con la fundación de los Puertos Grises por Círdan, un Elfo Teleri. Al mismo tiempo, en la región al oeste de las Montañas Azules, se fundó Lindon, esta vez de la mano de Gil-galad, un importante líder élfico. No obstante, La Segunda Edad se define por lo acontecido en la isla de Númenor. Un territorio cedido por Los Valar a los hombres, denominados Dúnedain. 

Los Númenóreanos/Dúnedain fueron bendecidos por los dioses con inteligencia, una vida mucho más larga que el resto de sus congéneres y una compleja cultura. Los Valar les permitieron viajar a la Tierra Media, con una sola condición. No podrían tocar ni tampoco jamás alcanzar las Tierras Imperecederas, el continente al filo del Mundo, al otro lado del gran océano Belegaer. Como su nombre indica, era un lugar solo habitado por seres eternos, por lo que los mortales no eran aceptados en sus tierras. La prohibición llegó a despertar la ambición de los hombres. Tanto como para, eventualmente, desobedecer a Los Valar. 

Los orígenes de un monstruo llamado Sauron 

Al mismo tiempo, en Mordor, al este de Gondor, una criatura conspiraba para traer de vuelta Morgoth. Se trataba de Sauron, un Maia (entidad creada por Ilúvatar para ayudar a Los Valar a dar forma a Arda) que entró en rebelión. Tanto es así que terminó por volverse una criatura peligrosa y con el mismo impulso destructivo de su amo. 

Disfrazado como el espléndido Annatar, Sauron se hizo cercano a Celebrimbor, el herrero de los elfos. Lo manipuló hasta convencerle de forjar Los Anillos de Poder como un “obsequio” para los Altos elfos y los hombres. En secreto, hizo lo propio con otra joya mágica, que le permitiría controlar al resto. Pero los Elfos descubrieron el plan a tiempo para evitar el dominio de Sauron. No obstante, la criatura dio el resto de los anillos a los Enanos y hombres. Los primeros resistieron su influencia maligna. Los reyes humanos, al contrario, fueron transformados en Nazgûl.

El señor de los anillos: Los anillos del poder

A pesar del relativo fracaso de su estrategia, Sauron ganó poder y se enfrentó a los habitantes de la Tierra Media en la llamada Guerra de los Elfos. Los acontecimientos se precipitaron y el vigésimo quinto rey de Númenor, Ar-Pharazôn, intervino en el conflicto para contener al mal encarnado. Pero se trató de otro truco de Sauron. Capturado, y una vez en Númenor, sedujo a los habitantes de la isla y les prometió la vida eterna. 

Con el apoyo de la sofisticada población de espléndidos hombres e influenciado por la maldad, Ar-Pharazôn intentó llevar a su ejército numenóreano a las Tierras Imperecederas. Entonces, intervino Ilúvatar. Cambió Arda de forma plana a redonda para evitar que alguien pudiera navegar a los lugares sagrados y hundió la isla de Númenor. Sauron huyó de la tragedia hacia Mordor y se ocultó de nuevo en medio de las sombras. 

El fin de La Segunda Edad y el adiós al poder élfico

La Segunda Edad acaba con el declive de la influencia de los elfos en la Tierra Media. De hecho, varios sucesos se mezclaron, entre ellos que un significativo habitante de Númenor lograra escapar a su hundimiento. Se trataba de Elendil, que permaneció leal a la voluntad de Los Valar. Fue este líder, junto a su familia, el que navegó a la Tierra Media para fundar Gondor y Arnor. 

Sauron, de nuevo fortalecido, enfrentó a ambos reinos. Elendil, junto a sus hijos Isildur y Anárion, ofrecieron resistencia. También se unieron al poderoso elfo Gil-galad para formar una alianza entre pueblos y enfrentarse al mal de una vez por todas. 

Prueba Amazon Prime Video totalmente gratis durante 30 días y disfruta del catálogo completo de la plataforma sin límites. Solo con darte de alta tendrás acceso instantáneo a las mejores películas y series, además de envíos gratis en Amazon y otras ventajas.

La guerra se alargó durante décadas y culminó con el asedio de Barad-dûr. Con su padre y hermano muerto, Isildur fue entonces el héroe trágico que cortó el Anillo Único de la mano de Sauron. Ese único hecho concreto devastó la forma física de la criatura y puso fin a La Segunda Edad. No obstante, el hijo de Elendil falló al intentar destruir el artefacto mágico, lo que abriría las puertas a La Tercera Edad. 

Deja un comentario

Deja tu comentario