El E3 volverá con un evento presencial que busca recuperar la gloria de otros años. Tras conocerse que los organizadores planeaban un formato híbrido para la edición del próximo año, nuevos detalles se han revelado. De acuerdo con GamesIndustry.biz, el E3 2023 se llevará a cabo del 13 al 16 de junio de 2023 en el Centro de Convenciones de Los Ángeles.

Los organizadores han enviado el plan general del evento que consiste en cuatro días enfocados a negocios y consumidores. A diferencia de otros años, el E3 2023 será estricto con esta división. Los primeros dos días se usarán para hacer negocios, el tercero será una mezcla de negocio/consumidor, mientras que el cuarto y último día será exclusivo para los fanáticos.

En la próxima edición, los organizadores buscarán satisfacer a ambos públicos. Por un lado, quieren ofrecer un lugar tranquilo donde las personas de la industria de videojuegos puedan sentarse a charlar y cerrar acuerdos. Por otro, los consumidores podrán acceder a una experiencia similar a la de años anteriores, visitar los booths y jugar lo último en títulos AAA y juegos indie.

Un evento para hacer negocios y jugar

E3 Expo
Foto: The Conmunity - Pop Culture Geek

La división por días es interesante y necesaria para quienes trabajan en la industria de juegos o medios de comunicación. Para ello, el Centro de Convenciones se dividirá en dos: una mitad será enfocada a negocios con cabinas tranquilas y áreas para tomar un café y conversar. La segunda será el majestuoso South Hall al que estamos acostumbrados, con stands de compañías que muestran sus juegos próximos a lanzar.

Contrario a la última edición presencial, el E3 2023 abrirá sus puertas a los usuarios durante el tercer y cuarto día. Los organizadores planean realizar eventos alrededor del Centro de Convenciones, así como presentaciones de juegos que podrán disfrutarse en persona o en línea. ReedPop busca ofrecer cosas que de verdad interesen a los consumidores.

El E3 2023 vuelve, ¿a alguien le interesa?

El regreso del E3 como evento presencial puede interesar a aquellos que asistimos en una o más ocasiones al Centro de Convenciones de Los Ángeles. La emoción de hacer fila para una keynote, jugar lo más nuevo tras bastidores o entrevistar a los desarrolladores era notable. Para el consumidor final que conseguía un boleto, la feria significaba horas de hacer fila para jugar menos 4 minutos, comida a precios estratosféricos y unos baños tan insalubres que podías contraer una infección.

La partida de compañías como Nintendo, Sony o EA minó el interés general y la pandemia de la COVID-19 vino a dar la estocada a un evento que ahora parece innecesario. En tiempos donde la atención se centra en videos de TikTok, los Nintendo Direct y eventos como el Summer Game Fest o The Game Awards, los organizadores del E3 2023 tendrán que trabajar el doble si quieren recuperar parte de la gloria.

Etiquetado:

Deja un comentario

Deja tu comentario