Apple quiere que la publicidad también sea una área importante de su negocio, tal y como es el hardware, a través de la fabricación y venta de dispositivos como el iPhone, o como son los servicios, entre ellos Apple Music o iCloud. La compañía, tal y como detalla Financial Times, está realizando diferentes estrategias que le permitirán, según analistas de la industria, hacer crecer su negocio de anuncios y pasar de obtener unos ingresos de 4.000 millones de dólares actuales, a 30.000 millones de dólares en los próximos cuatro años.

Según el citado medio, la firma de Cupertino está buscando nuevos talentos para su división de plataformas publicitarias. Esta, actualmente, consta de un equipo de 250 personas, y podría ascender hasta las 466 personas una vez la compañía complete las 216 vacantes disponibles. Es, en concreto, cuatro veces más que el personal que formaba parte de esta división en 2020, donde en aquel entonces apenas había 56 personas.

El incremento del equipo en el área de plataformas publicitarias, coincide con los planes de la compañía revelados hace unas semanas por Bloomberg. El medio aseguró que Apple tenía intención de mostrar anuncios en varios de sus servicios y plataformas. Apple, en concreto, podría mostrar anuncios en la App Store, y estos podrían expandirse a aplicaciones como Maps, Books o Podcast.

Como resultado, la compañía podría notar un muy importante incremento en su negocio de publicidad respecto a lo que generaban a finales de 2020. Según datos de Evercore ISI, Apple apenas generaba mil millones de dólares en su negocio de publicidad en 2020,. durante este año, la cifra casi alcanza los 5.000 millones de dólares. La citada firma de investigación prevé que en 2023 el negocio de publicidad de Apple genere unos 7.300 millones de dólares; en 2024, unos 12.000 millones de dólares; en 2025, casi 20.000 millones de dólares; y en 2026, superen los 30.000 millones de dólares en ingresos procedentes de la publicidad.

Apple juega con sus medidas de privacidad como ventaja

Apple

Apple, además, puede aprovechar una de sus características de privacidad más importantes para hacer crecer su negocio de publicidad. Característica de privacidad que, de hecho, ha perjudicado considerablemente a otras compañías que también basan gran parte de su negocio en los anuncios. Entre ellas, Meta, empresa matriz de Facebook e Instagram, y quien asume sus malos resultados trimestrales, en parte, a las medidas de Apple en cuanto a privacidad.

Hablamos, por supuesto, de App Tracking Transparency, la opción que permite escoger a los usuarios si quieren que una app rastree y recopile sus movimientos con fines publicitarios. El hecho de que empresas como Meta no puedan mostrar anuncios con base a los intereses de los usuarios, puede hacer que aquellas empresas que deseen publicitarse prefieran hacerlo a través de Apple.

La firma dirigida por Tim Cook, sin embargo, siempre –o al menos, hasta ahora— se ha mostrado reacia a hacer de la publicidad su negocio. Alegando en 2018, incluso (y según cita Financial Times), que podrían ganar "una tonelada de dinero" si los clientes fueran sus productos. Pero que en Apple habían escogido "no hacer eso". En cualquier caso, y pese a las contradicciones de Cook, el negocio de publicidad de Apple será considerablemente inferior al de Google ( 209.000 millones de dólares). También al de Meta (115.000 millones de dólares).

Deja un comentario

Deja tu comentario