El sexo en la versión televisiva del mundo imaginado por George R.R. Martin suele ser un punto polémico. Es probable que, por eso, Matt Smith, quien interpretará a Daemon Targaryen en La casa del dragón, la precuela de Juego de Tronos, esté preocupado. Tanto, como para dar su punto de vista sobre las escenas de este tipo en la futura producción y cómo afectarán al argumento en su conjunto. En declaraciones a Rolling Stone, el actor explicó que las escenas que involucran lo erótico tendrán un lugar preponderante en la producción. 

“Uno se pregunta: '¿Necesitamos otra escena de sexo?', y responden: 'Sí, la necesitamos'. Supongo que tienes que preguntarte: '¿Qué estás haciendo? ¿Estás representando los libros, o los estás diluyendo para representar el tiempo [en el que vivimos?]'” Se trata de una interrogante compleja que no se plantea por primera vez en relación con las producciones de HBO Max vinculadas con el universo de Martin. 

De hecho, durante sus ocho temporadas, Juego de Tronos fue objeto de controversia y críticas. En específico, por cómo las secuencias de desnudos, violaciones y sexo semi explicito se usaron para apuntalar giros de guion. En otros casos, para acelerar el crecimiento psicológico y moral de sus personajes. Una polémica que La casa del dragón parece haber heredado. En particular, cuando algunas publicaciones, entre ellas Entertainment Weekly, han dejado traslucir que desde el primer episodio, las escenas sexuales ocupan un lugar importante en la trama.

La casa del dragón en el centro de una incómoda discusión 

House of Dragon

En medio de los debates públicos, el showrunner Miguel Sapochnik dio su punto de vista sobre el enfoque de la producción. No negó que haya una buena cantidad de escenas de dormitorio y algunas directamente violentas, pero sí dejó en claro que el tratamiento será cuidadoso en La casa del dragón. En una entrevista al Hollywood Reporter explicó que lo que cambiará por completo es la interpretación que se haga sobre ellas. De hecho, puntualizó que la violencia sexual sería tratada con una puntual consciencia de su trascendencia.

Sapochnik no es ajeno a la incomodidad que provocó el uso del recurso argumental en Juego de Tronos. Tanto como para acarrear discusiones que analizaban el fenómeno y su nocivo efecto sobre la conciencia actual. Para el showrunner y guionista, el elemento diferenciador en La casa del dragón es el contexto que rodea a las escenas. “[Nosotros] no nos asustamos. En todo caso, vamos a arrojar luz sobre ese aspecto. No se puede ignorar la violencia que los hombres perpetraron contra las mujeres en ese momento. No debe minimizarse y no debe glorificarse”, explica.

House of the Dragon

Por otro lado, la productora Sara Hess también salió en defensa de algunas de las decisiones dramáticas del programa. En una extensa entrevista a Vanity Fair, la directiva explicó que las lecciones que dejó a su paso Juego de Tronos son de especial importancia en su spin-off. “No representamos la violencia sexual en el programa. Manejamos una instancia fuera de la pantalla. En cambio, mostramos las consecuencias y el impacto en la víctima y la madre del perpetrador. Lo que hace la serie, y ​​de lo que estoy orgullosa, es que elegimos centrarnos en la violencia contra las mujeres, inherente a un sistema patriarcal”, analiza.

La violencia sexual en La casa del dragón

Pero las preocupaciones alrededor de La Casa del dragón son mucho más complicadas que las posibles escenas sexualmente violentas en su argumento. A la vez, se trata del hecho de que la historia se enfoca en un enfrentamiento entre dos facciones de la casa Targaryen. Y el conflicto ocurrirá por el hecho que la heredera del trono es una mujer. Una decisión que divide a la casa real y funciona como el punto esencial de la trama. De hecho, una de las escenas promocionales incluye una dura frase: “Los hombres preferirán quemar al Reino, que ser gobernados por una mujer”.

juego de tronos episodios la casa del dragón targaryen hbo max
Juego de Tronos

El papel femenino y la violencia sexual en el mundo de Martin es complicado de analizar. A pesar de que muchas veces se insistió en que el argumento empoderaba a sus reinas, princesas y guerreras, al final la idea es más enrevesada. La fórmula utilizada por guionistas a menudo incluía la violencia —sexual y de otros tipos— para brindar nuevas dimensiones a los personajes. Y aunque incluso Martin llegó a insistir que en el violento Westeros la brutalidad y la crueldad no distinguía género, parecía ser peor contra las mujeres. 

Un punto duro para el recuerdo del mundo de Juego de Tronos

Para el incómodo recuerdo del mundo del espectáculo, queda la violación del personaje Sansa Stark (Sophie Turner), agredida en su noche de bodas por Ramsay Bolton (Iwan Rheon). La escena, que ignoró a la víctima y se enfocó en un horrorizado Theon Greyjoy (Alfie Allen), levantó protestas airadas.

Aun así, Bryan Cogman, quien fue uno de los responsables del guion de la escena, insistió en que se trató de necesaria para comprender el mundo violento del argumento. “Tomamos la decisión de no rehuir lo que sucedería de manera realista en esa noche de bodas con estos dos personajes. Y la realidad de la situación de este mundo en particular”.

Date de alta en HBO Max y tendrás acceso a las mejores series y películas exclusivas como The Wire, Los Soprano o Juego de Tronos. Incluye todo el catálogo de Warner, los clásicos de Cartoon Network y los grandes estrenos como Matrix y Dune.

A lo largo de ocho temporadas, Martin también defendió a los guionistas de la serie e insistió que su libro está basado en el medievo. Una época en la cual la violencia machista era parte de una idea general sobre la lucha de valores. La casa del dragón parece llevar a cuestas la misma premisa. Y, lo que parece más preocupante, la forma de interpretar la violencia sexual en un contexto histórico. 

Deja un comentario

Deja tu comentario