Junto con los Galaxy Z Flip 4 y Galaxy Z Fold 4, Samsung también anunció dos nuevos relojes inteligentes. Por un lado, el Galaxy Watch 5, que es una nueva generación del Galaxy Watch 4 que la compañía lanzó el año pasado, y que incluye una serie de mejoras a nivel interno y en cuanto sensores para poder ofrecer más funciones enfocadas a la salud y el estado físico. Por otro, el Galaxy Watch 5 Pro, variante que en Hipertextual hemos podido probar en profundidad.

El Galaxy Watch 5 Pro es una versión vitaminada del Watch 5, su —en cierto modo— hermano pequeño. Incluye, de hecho, una serie de características adicionales respecto al modelo convencional, y no solo a nivel interno, sino también externo. El diseño y los materiales, la correa, los sensores o las funciones de salud y deporte son algo diferentes respecto al Galaxy Watch 5. Esto es, concretamente, lo que cambia.

  • Su caja es de 45 mm. Está construida, además, en titanio, y tiene un cristal frontal de zafiro. Su pantalla, por tanto, también es de mayor tamaño.
  • Tiene una correa diferente a la versión estándar. En este caso, con un mecanismo imantado.
  • Su batería es de 590 mAh. Es compatible, además, con la carga rápida.
  • Tiene funciones para el deporte adicionales, como la función GPX y la posibilidad de realizar indicaciones de ruta mediante la voz.

Nos encontramos, por tanto, con un reloj más grande y, en general, más completo, completo, una opción que puede resultar realmente útil para usuarios que realizan deportes más extremos. Ahora bien, ¿cómo se comporta en el día a día? ¿Son estas características adicionales suficientes para decantarse por este modelo respecto al Galaxy Watch 5?

Diseño: ser más resistente tiene sus sacrificios

Uno de los aspectos que más me ha llamado la atención del Samsung Galaxy Watch 5 Pro es su diseño. Lo ha hecho, además, por varios motivos. En primer lugar, por sus dimensiones. Vengo de un Apple Watch de 40 mm, por lo que los 45mm de este Galaxy se me hicieron, al principio, algo descomunales. Sobre todo, porque el tamaño de mi fina muñeca pide a gritos unas dimensiones más reducidas. Lo cierto es que esa sensación de ser un reloj enorme desapareció a las pocas horas de llevarlo puesto. Es grande, sí, pero no en exceso. Al menos, y en mi experiencia, lo cómodo que resulta en la muñeca ha hecho que sus dimensiones pasen a un segundo plano. Porque antes de grande, es realmente cómodo.

El tacto de la correa, que tiene un mecanismo de cierre imantado —y que al principio cuesta pillarle el truco—, es extremadamente suave. Mientras que la superficie posterior del reloj no molesta en absoluto, incluso cuando la banda está muy ajustada a la muñeca. Sus materiales, además, son muy resistentes y hacen que el dispositivo se vea mucho más elegante. Cuenta, en concreto, con una caja de titanio con un cristal frontal de zafiro. Debajo, se encuentra la pantalla AMOLED de 1,4 pulgadas. Un panel brillante y nítido que permite interactuar con el contenido multimedia fácilmente debido a sus dimensiones y que ofrece, además, una muy buena respuesta táctil.

Adiós al bisel giratorio

La caja de titanio y el cristal frontal de zafiro, además, hace que este sea un reloj muy resistente, por lo que es útil para aquellos usuarios que realizan, por ejemplo, deportes extremos. En mi caso, y durante el día a día, el reloj se ha llevado alguna serie de pequeños golpes prácticamente inevitables (con el pomo de la puerta, al subir por el bordillo de la piscina, etc.), y está intacto.

El Samsung Galaxy Watch 5 Pro, por tanto, no solo gana ese extra de tamaño y pantalla frente al Galaxy Watch 5, sino también ese plus de resistencia y durabilidad que ofrecen sus materiales. Samsung, eso sí, ha sacrificado en la que es, en mi opinión, la mejor característica de sus relojes: el bisel giratorio. Esta versión 'Pro', a diferencia de la normal, no la incluye. Es cierto que las dimensiones de su pantalla permiten navegar por la interfaz fácilmente, pero es algo que he echado en falta desde el primer momento.

El Samsung Galaxy Watch 5 Pro también destaca en su interfaz y autonomía

El Samsung Galaxy Watch 5 Pro cuenta con Wear OS 3.5, el sistema operativo de Google para relojes inteligentes. Tiene, eso sí, una interfaz un tanto modificada por la propia Samsung. Hay elementos, aplicaciones y algunas funciones que recuerdan mucho a One UI, la capa de personalización de los móviles de la compañía, mientras que también encontramos algunas de las prestaciones más importantes de los teléfonos Android, como la posibilidad de descargar apps –en este caso optimizadas para el reloj—, desde Google Play.

Wear OS 3.5 es un sistema completo y muy intuitivo. Navegar por la interfaz es extremadamente fácil una vez nos familiarizamos con los controles, y su gran pantalla, reitero, ayuda a que las pulsaciones en pequeños iconos no sea un problema.

Funciona, además, de manera muy fluida, probablemente gracias al Exynos W920 Dual-Core 1,18 GHz de Samsung, el SoC de este Galaxy Watch 5 Pro. También a esos 1.5 GB de memoria RAM. Por supuesto, la interfaz y algunas funciones del Galaxy Watch 5 Pro, como la posibilidad de descargar esferas o nuevas aplicaciones, se puede gestionar desde la app Galaxy Wearable, disponible en dispositivos Android y que, además, permite configurar el reloj por primera vez.

Grande en tamaño: también en batería

Hablemos de una de las características más importantes de este dispositivo: su autonomía. El Samsung Galaxy Watch 5 Pro cuenta con una batería de 590 mAh, una capacidad bastante considerable si la comparamos, por ejemplo, con los 410 mAh del Galaxy Watch 5. Ahora bien, ¿cómo se comporta en el día a día?

Lo cierto es que la batería del Galaxy Watch 5 Pro es, sin bien no de las mejores en un reloj inteligente, muy buena. Es fácil llegar a los dos o tres días de uso sin ningún problema, incluso activando algunas de las funciones de medición y deporte que incluye y sin limitar, por ejemplo, el brillo. Esto permite, además, poder utilizar el reloj durante las noches para realizar las respectivas mediciones del sueño.

Debemos tener en cuenta, por otro lado, que el Galaxy Watch 5 Pro cuenta con carga rápida, por lo que, si se usa el adaptador adecuado, es posible tener la batería al 100 % en poco menos de una hora.

Funciones para la salud y el deporte

Galaxy Watch

Además de su diseño, su sistema operativo y su autonomía, el Galaxy Watch 5 Pro también destaca por las funciones relacionadas para la salud y el deporte. Samsung, en concreto, ha añadido nuevos sensores y opciones de medición que pueden resultar especialmente útiles para algunos usuarios. El Watch 5 Pro, por ejemplo, tiene un sensor de temperatura corporal. Está, eso sí, inactivo, pues Samsung no tiene una app para medir este parámetro, sino que la idea es que desarrolladores de terceros puedan utilizarlo para sus respectivas aplicaciones.

Incluye, por otro lado, un tensiómetro. Esta característica ofrece la posibilidad de medir la tensión arterial sin necesidad de un tensiómetro tradicional. Bueno, en realidad, sí es necesario un tensiómetro tradicional, pues la primera vez que se configura esta función, la app nos pide calibrar el reloj mediante un tensiómetro para obtener unos resultados más precisos. No es un dispositivo caro, pero debes tener en cuenta que es necesario.

Otra función interesante es la medición de la composición corporal, que permite conocer al detalle algunos parámetros importantes de la salud, como el IMC, la grasa corporal, la masa muscular, etc. El Galaxy Watch 5 Pro también es capaz de medir el sueño, incluyendo no solo las horas en las que hemos realizado las diferentes fases, sino también registrando —y grabando— los ronquidos o midiendo el nivel de oxígeno en sangre durante la noche.

Funciones exclusivas pensadas para los más deportistas

Respecto a las funciones relacionadas con el deporte, el Galaxy Watch 5 Pro incluye los clásicos modos que encontramos en otros relojes inteligentes, añadiendo, además, la posibilidad de iniciar una actividad de manera automática, cuando el reloj, por ejemplo, detecta que estamos corriendo. Incluye, como he comentado al inicio de esta review, algunas características adicionales y diferenciales respecto a su hermano pequeño.

Una de ellas es la opción para importar archivos de rutas (GPX) al propio reloj. Esto es útil, por ejemplo, si los deportistas registraban la ruta desde otro dispositivo. De este modo, pueden tener exactamente el mismo recorrido en la muñeca. El Galaxy Watch 5 Pro, además, también ofrece la posibilidad de realizar las indicaciones mediante la voz o a través de vibraciones, y cuenta con un modo capaz de realizar una ruta de retroceso —es decir, volver por donde habíamos ido—.

¿Para quién es el Samsung Galaxy Watch 5 Pro?

Samsung Galaxy Watch 5 Pro

El Samsung Galaxy Watch 5 Pro, cuyo precio es de 469 euros en su versión estándar, es, probablemente, el reloj para Android más completo de la actualidad. También uno de los mejores. Su resistencia, la buena calidad de su pantalla, su enorme batería, las opciones para la salud y el deporte y su software hacen un genial trabajo. Ahora bien, el Galaxy Watch 5 Pro no es para todo el mundo.

El reloj está destinado a usuarios que realizan deportes de manera muy constante, o para aquellas personas que realicen deportes extremos o avanzados. De ahí su extra de resistencia frente al Galaxy Watch 5, y la posibilidad de importar rutas GPS de otro dispositivo. Para usuarios convencionales, el Galaxy Watch 5 (a partir de 299 euros) es, sin duda, la mejor opción, pues mantiene algunas de las características más importantes de Samsung, como la medición de sueño, la de la presión arterial o la de la composición corporal. Por no mencionar que el modelo base sí tiene un bisel giratorio y un diseño que, si bien es menos resistente, es mucho más delgado y elegante.

Por tanto, si eres un usuario que realiza actividad física de forma intensiva o crees que le vas a sacar provecho a las funciones adicionales para el deporte y la salud; no hay duda, el Galaxy Watch 5 Pro es la opción ideal. Aunque debes tener en cuenta que únicamente es compatible con dispositivos Android. Si, por el contrario, quieres un reloj para medir algunos parámetros básicos de la salud y deporte, y utilizarlo como un dispositivo adicional a tu smartphone, ve a por el Samsung Galaxy Watch 5.

Deja un comentario

Deja tu comentario