Sí, el titular puede parecer un tanto ridículo, pero eso es exactamente lo que sucedió. En una entrevista con The Hollywood Reporter, Dan Trachtenberg, director de Predator: La Presa, confesó que su película está basada en una escena de la Predator original (con Arnold Schwarzenegger) que ni siquiera existe. Te lo vamos a explicar para que tenga sentido.

Según cuenta el cineasta, cuando Predator vio la luz en el lejano 1987, él no tenía la edad adecuada para ver un filme clasificado para adultos. Seguramente recordarás que la cinta creada por Jim y John Thomas tiene bastantes escenas violetas.

Ahora bien, lo anterior no evitó que Trachtenberg supiera lo que acontece en la película. ¿Cómo lo hizo? Escuchando a sus colegas hablar sobre la misma. "Estaba en tercer grado cuando salió Predator y no se me permitía ver películas con clasificación R. Entonces, cuando estaba en la parte trasera de un vehículo camino a un torneo de karate con todos los alumnos de sexto grado que acababan de ver Predator, se pasaron todo el viaje contándome la película completa", comentó.

Predator: La Presa se estrena en exclusiva en Disney+ y Star+

Incluido con tu suscripción. Suscríbete ahora y ahórrate dos meses

El problema, sin embargo, es que sus compañeros le contaron una verdad a medias. "Recordé vívidamente que dijeron que había una escena en la que Billy, el nativo americano, estaba parado en un puente sobre una cascada y luchaba contra Predator."

Si tienes buena memoria, seguramente ya te saltaron las alarmas. Aunque es cierto que existe una escena donde Billy (Sonny Landham) se encuentra parado sobre un puente —tronco— listo para confrontar a la criatura alienígena, jamás se ve el enfrentamiento. Eso sí, intuimos que puso alguna resistencia y después fue asesinado. De hecho, sus colegas escuchan su espeluznante grito de dolor a lo lejos. Puedes revivir el momento en el siguiente vídeo:

YouTube video

Más tarde, cuando Trachtenberg tuvo la oportunidad de ver Predator, se dio cuenta que la escena que contaron sus compañeros no existe como tal. Esto no evitó que la escena que imaginó cuando era pequeño sirviera como base para crear Predator: La Presa.

"Cuando finalmente vi la película, esa escena no estaba. El comienzo sí, pero luego se corta. Entonces se plantó la semilla y pensé: '¿No sería increíble tener una película que se centre en la historia de ese personaje?'. Prey no es exactamente eso, pero lo es espiritualmente."

Sin duda, una anécdota muy curiosa que vale la pena contar ahora que Predator: La Presa está en boca de tantas personas. Ciertamente, la franquicia había perdido fuelle tras las entregas que se estrenaron después de la original; sin olvidar los crossover con Alien que tampoco funcionaron.

No obstante, y contra todo pronóstico, Predator: La Presa resultó ser una muy buena película. La idea de volver a enfrentar a la criatura en un ambiente rodeado de naturaleza, y con personajes cuyas herramientas no tienen nada que hacer —aparentemente— contra la tecnología alienígena, permitió que la franquicia retomara las bases que le permitieron triunfar en la década de los ochenta.

Deja un comentario

Deja tu comentario