La colonización de Marte es el próximo gran desafío de la humanidad y, más allá de algunas promesas grandilocuentes, se trabaja a destajo para superar los obstáculos y lograr que los astronautas puedan pisar la superficie del planeta rojo. El más importante es la capacidad de generar oxígeno in situ, pero es un punto sobre el que también se están gestando importantes avances.

Según recoge NewScientist, investigadores de la Universidad de Lisboa, Portugal, liderados por Vasco Guerra, aseguran que el plasma puede usarse para generar oxígeno en Marte. Tengamos en cuenta que el plasma es el cuarto estado de agregación de la materia y destaca por ser similar a un gas, pero con una parte de sus partículas ionizadas; es decir, eléctricamente cargadas.

Los especialistas han probado que el plasma puede vibrar de un modo que permite separar el oxígeno y el carbono que componen el dióxido de carbono. Sumándole un sistema de filtrado, los astronautas podrían generar su propia provisión de oxígeno, lo cual resultaría clave para el establecimiento de bases y el sostenimiento de un proyecto de colonización de Marte.

Claramente, es más fácil decirlo que hacerlo. El citado medio indica que el equipo portugués liderado por Guerra espera construir un prototipo "en los próximos años". Si logran demostrar que la tecnología es factible de funcionar en el planeta rojo, recién allí podría llegar a probarse en una misión espacial.

El plasma podría ser clave para la colonización de Marte, más allá de la generación de oxígeno

Con ayuda del plasma, Matt Damon podría haber usado un método menos asqueroso para fertilizar sus papas en 'The Martian'.

Más allá de la investigación original que contempla el uso del plasma para la generación de oxígeno en Marte, existen posibles usos secundarios que también serían cruciales para los futuros planes de colonización.

Mike Hecht, investigador del MIT, explicó que el plasma podría ser calibrado para vibrar en diferentes frecuencias moleculares. Esto le permitiría separar otras moléculas, en lugar de las de oxígeno y carbono, y se podría utilizar para producir nitrógeno u óxido de nitrógeno. El experto asegura que el plasma es más versátil para producir componentes que podrían derivar en productos como fertilizantes.

Pero si es posible desarrollar un método para que los astronautas generen oxígeno con plasma, ¿por qué utilizarlo para otros fines? Porque ya existe una herramienta para extraer oxígeno en el planeta rojo y, de hecho, actualmente está siendo utilizado por el rover Perseverance. Se trata de un pequeño instrumento llamado MOXIE, crucial para el éxito de la colonización de Marte.

Como ya hemos explicado anteriormente, MOXIE es una herramienta del tamaño de una tostadora que se encarga de extraer oxígeno del dióxido de carbono marciano. Para ello combina altas temperaturas y presiones, lo que permite separar el carbono y el oxígeno, y filtrar este último utilizando una membrana de circonio estabilizado.

En abril de 2021, durante su primera prueba, el instrumento del rover Perseverance fue capaz de generar 5,4 gramos de oxígeno en solo una hora. Esto permitiría mantener con vida a un astronauta por unos 10 minutos, aproximadamente.

Además, según explicó Hecht, quien forma parte del proyecto, reemplazarlo con un sistema basado en el uso de plasma no garantiza que sea más eficiente. Esto se debe a que MOXIE ya trabajar prácticamente a los límites teóricos de la producción de oxígeno. No obstante, no descarta su utilidad para generar recursos complementarios para sostener la vida humana en el planeta rojo.

Deja un comentario

Deja tu comentario