Después de que Sony expusiera su preocupación en torno a la compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft, los de Redmond acudieron ante el regulador de Brasil para defender su movimiento de manera contundente (vía ResetEra). La compañía matriz de Xbox, de hecho, aprovechó su intervención para criticar el posicionamiento de Sony. No dudaron en lanzarles varios dardos por cada uno de los comentarios que hicieron.

Primeramente, desde Microsoft aclaran que no están sorprendidos por las declaraciones de Sony. "Fue la única empresa tercera que transmitió una opinión pública materialmente diferente a la de Microsoft y los third party en relación al análisis competitivo de la transacción", dijeron. Ciertamente, compañías como Ubisoft, Bandai Namco, Riot Games y Warner Bros. no consideran que la compra de Activision atente contra la competitividad en el sector.

Sony había mencionado que, si Call of Duty llegaba a estar disponible a través de Xbox Game Pass, el resto se servicios estaría en desventaja porque no existe una franquicia al mismo nivel. Ante tal pensamiento, Microsoft contestó que Sony simplemente no quiere que otras propuestas amenacen su liderazgo actual en el mercado digital:

"La protesta pública de Sony por las suscripciones de juegos y la respuesta de la compañía son claras: no quiere que los servicios de suscripción atractivos amenacen su dominio en el mercado de distribución digital de juegos de consola. En otras palabras, Sony critica la introducción de nuevos modelos de monetización capaces de desafiar su modelo de negocio."

¿Quejas injustificadas?

Call of Duty: Modern Warfare 2, Microsoft

Los de Japón igualmente habían comentado que Call of Duty es tan grande e importante que podría considerarse como una "categoría de juegos por sí misma". Según comentan, sería bastante beneficioso para el comprador tener el control total de dicha franquicia. "Call of Duty es tan popular que influye en la elección de consola de los usuarios. De hecho, su red de usuarios leales está tan arraigada que, incluso si un competidor tuviera el presupuesto para desarrollar un producto similar, no sería capaz de crear un rival", dijeron.

Microsoft se defiende de ese argumento señalando que la marca PlayStation también tiene una sólida base de usuarios leales. "Sin embargo, esto no lleva a la conclusión de que PlayStation, o cualquier producto de marca con consumidores leales, sea un mercado separado de todas las demás consolas. La conclusión extrema de que Call of Duty es una 'categoría de juego en sí misma' es simplemente injustificable bajo cualquier análisis cuantitativo o cualitativo"", añadieron.

Asimismo, Microsoft dejó entrever que las quejas de Sony no tienen mucho sentido porque, tras anunciar su intención de comprar Activision Blizzard, prometieron que las próximas entregas de Call Of Duty seguirán llegando a las consolas PlayStation. Incluso mencionan que no tendría sentido, desde un punto de vista de negocio, alejarlo de la plataforma de Sony. Reiteran que ofrecerlo a través de un servicio como Xbox Game Pass sería solo una alternativa más para que los jugadores accedan al juego.

"La afirmación de Sony ignora la 'naturaleza dinámica' de los servicios de suscripción y el hecho de que Sony también tiene los suyos. Hay muchos otros canales de distribución de juegos y servicios de suscripción, muchos de los cuales incluyen contenido que no está disponible en Xbox."

Microsoft no se olvida de los acuerdos exclusivos de Sony

PlayStation, El nuevo PlayStation Plus ya tiene fecha de lanzamiento

Microsoft puso especial énfasis en que Sony igualmente se apoya en estrategias de contenido exclusivo para fortalecer el valor de su catálogo. No solo con juegos desarrollados por sus propios estudios internos, también al cerrar acuerdos de exclusividad con otras empresas de la industria.

Para finalizar, la entidad estadounidense asegura que Sony ha estado evitando el crecimiento de Xbox Game Pass porque, en sus cláusulas con algunos desarrolladores, establecen que sus juegos no pueden aterrizar en el servicio de Microsoft.

Indudablemente, es una postura bastante fuerte de la que Sony difícilmente podrá responder con la misma contundencia. De momento, eso sí, este cruce de declaraciones solo se ha suscitado en el organismo regulador de Brasil. Es muy probable que en otros países veamos replicada esa tensión antes de que den luz verde a la compra.

Participa en la conversación

1 comentario

Deja tu comentario

  1. Solo se que si quiero comprarme una Xbox Series X puedo hacerlo sin problemas pero a día de hoy y casi 2 años después el stock de PlayStation 5 sigue sin solucionarse mientras Sony no deja de poner parches y medidas lejos de solucionar el problema. Se llama competitividad y durante los años de gloria Sony ejerció su poder «nacional» sobre los desarrolladores de software nipones para que sus plataformas fueran las únicas que recibieran sus títulos y Microsoft tuvo que tragar y tirar de billetera (Blue Dragón, Lost Oddyssey…) para intentar equipararse sin éxito. Ahora que las tornas se han igualado Microsoft ha hecho lo que mejor sabe hacer y Sony ha dejado que CoD hiciera su trabajo sin que le importara que se hiciera una bola tan grande que ha sido incontrolable porque le dejaba beneficios.