Las plataformas de streaming han llegado —con el impulso de la pandemia mediante— para colarse en nuestras casas y restar algo de peso a la televisión convencional y las salas de cine. ¿Cuánto? Solo el tiempo lo dirá. Pero todos los medios han sufrido oleadas de nuevos competidores que los han puesto a prueba, y antes de la disrupción que han supuesto las plataformas OTT, estuvo por ejemplo la TV por cable, de la cual el origen de HBO tiene mucho que contar.

HBO sigue siendo una marca hoy común tanto en el streaming con HBO Max como en la TV por cable, aunque la integración que ha dado luz al grupo Warner Bros. Discovery hará que en los próximos años se diluya algo su marca.

Pero HBO, definitivamente, son y serán unas siglas reconocibles cuando hablamos de televisión. Aunque no siempre fue así.

El origen de Home Box Office, las tres palabras tras las siglas, se encuentran en un pequeño pueblo norteamericano con apenas tres centenares de clientes que estaban siendo sin saberlo parte de una prueba piloto: que la gente pagara por ver en su tele contenido extra cuando lo habitual es que todo fuera gratuito. Y ya veremos que, al menos al inicio, tampoco es que fuera un contenido extra excesivamente brillante.

De ahí hasta que HBO se convirtiera en un canal de referencia tanto con series como Los Soprano, veladas de boxeo y, después, con su propia plataforma, han pasado casi seis décadas que han dado para mucho.

El humilde origen de HBO

YouTube video

El origen de HBO es el origen de la propia televisión por cable. Charles Dolan, quien fuera después su fundador, se interesó por la televisión por cable como solución al problema de caídas de señal que se daban cuando había tormentas o, en el caso de las antenas, que se a veces se complicaba en grandes ciudades como Nueva York donde los rascacielos provocaban zonas oscuras donde las emisiones llegaban con limitaciones.

Dolan fundó Sterling Information Services, un sistema de televisión por cable del que obtuvo los derechos para construir en el Bajo Manhattan de la ciudad de Nueva York. La TV iba, como su nombre indica, por cable subterráneo, lo que funcionaba mejor, pero era extremadamente caro.

La instalación de este sistema de cable subterráneo era tan cara que Sterling perdió dinero durante los primeros años y Dolan accedió a vender su participación en Sterling a Time-Life para mantener la empresa a flote. Ahora veremos por qué esto es importante. Time-Life era entonces la unidad de publicación de libros de Time Inc, la empresa que pasaría a fusionarse con Warner en 1990 para convertirse en Time Warner (ahora WarnerMedia, parte de Warner Bros. Discovery), lo que llevaría a Sterling a cambiar su nombre por el de Time Warner Cable. 

Fin de las vueltas de conglomerado empresarial. Volvamos a la historia.

Tratando de averiguar cómo hacer rentable la empresa, Dolan tuvo la idea, mientras estaba de vacaciones en 1971, de crear una cadena de televisión por cable.

La idea de Dolan, denominada The Green Channel, consistía en crear un canal de televisión que licenciara y emitiera películas y eventos deportivos sin interrumpir con publicidad. ¿Suena de algo?

Para empezar, Dolan acudió a un acuerdo con la empresa gestora del Madison Square Garden para emitir partidos que no salían por TV. En cuanto a las películas, tirar de serie B era lo más sencillo para empezar. Menos era nada.

Esta idea era radical en aquel momento y Time-Life dudó inicialmente en financiarla, sobre todo porque la televisión por cable era todavía un territorio inexplorado a principios de los años setenta y estaba bajo el constante escrutinio de las otras cadenas, como la NBC, la CBS o la ABC, que veían el servicio como una amenaza potencial para la televisión en abierto, pero Dolan convenció a Time-Life para que le diera una oportunidad y le concedieron una inversión de 150.000 dólares para el desarrollo de la red que se conocería oficialmente como Home Box Office.

Había nacido HBO.

Comenzando por apenas 300 clientes

HBO se lanzó por primera vez el 8 de noviembre de 1972, siendo el primer programa retransmitido un partido de hockey de la NHL entre los New York Rangers y los Vancouver Canucks que tenía lugar en el Madison Square Garden, emitido a 325 abonados de en Wilkes-Barre una pequeña ciudad ubicada en Pensilvania a los que había llegado como acuerdo con una televisión local que ya contaba con estos abonados. Al partido le siguió su primera presentación cinematográfica, la película de 1971 Sometimes a Great Notion.

Si pensamos en un gran lanzamiento, este no lo fue. Primero, porque el Madison Square Garden ponía limitaciones para que, aunque HBO creciera, no pudiera emitir sus eventos a abonados que estuvieran en un radio cercano al estadio para no perjudicar su venta de entradas. Ym, en segundo lugar, porque las películas no parecían de ningún tipo de nivel.

Aquello no marchaba del todo bien. Tanto, que el fundador de HBO, Charles Dolan, dimitió de la empresa en 1973, cediendo el control total a Time-Life, que puso al director de finanzas de HBO, Gerald Levin, como nuevo presidente y director general.

TV por cable… Pero vía satélite

Las cosas no pintaban bien para HBO a principios de los setenta, ya que mucha gente cancelaba sus suscripciones debido a la programación repetitiva de HBO, aunque empezó a crecer y a obtener beneficios en 1975 tras la decisión de Time-Life de ampliar el alcance del canal en todo el país utilizando la transmisión por satélite, algo que otras redes de cable eran reacias a adoptar pero que Gerald Levin vio como la única opción viable para ampliar el alcance de HBO

El 30 de septiembre de 1975, HBO se convirtió en la primera cadena de televisión en emitir regularmente a través de la señal de satélite, siendo su primera transmisión el combate de boxeo por el campeonato de los pesos pesados entre Muhammad Ali y Joe Frazier, celebrado en Filipinas y conocido como Thrilla in Manila. Un evento que solo pudieron llevar a cabo gracias a esta tecnología, y que marcaría un antes y un después para ellos.

Date de alta en HBO Max y tendrás acceso a las mejores series y películas exclusivas como The Wire, Los Soprano o Juego de Tronos. Incluye todo el catálogo de Warner, los clásicos de Cartoon Network y los grandes estrenos como Matrix y Dune.

El servicio de cable transmitido por satélite se convirtió en la norma a finales de los años setenta, y en 1980 HBO era transmitido por los proveedores de cable de todo Estados Unidos con unos 15 millones de abonados.

En 1983, HBO empezó a emitir su primer programa infantil Jim Henson's Fraggle Rock, que fue tan popular que empezó a emitir programación infantil con regularidad, y emitió la primera película para televisión producida en exclusiva para HBO o cualquier canal de televisión de pago The Terry Fox Story

Las cosas ya iban bien. En 1988, durante la huelga del Sindicato de Guionistas de América, se produjo un gran aumento de abonadosdebido a que las cadenas de televisión se vieron obligadas a emitir reposiciones, mientras que HBO disponía de un inventario constante de programación de estreno.

HBO empezó a prosperar en los años noventa con muchos programas populares que eran artísticamente superiores a los de las cadenas de televisión. 

Ahí empiezan los títulos que ya todos conocemos. Entre estos programas se encontraban la antología de terror Tales from the Crypt(1989-1996) o The Larry Sanders Show (1992-1998), una serie de comedia protagonizada por Garry Shandling que sigue los entresijos de la vida de un presentador de programas de entrevistas. 

Muchos atribuyen el éxito artístico de estos programas a la libertad de HBO para emitir contenidos que serían arriesgados en una cadena con publicidad tradicional, lo que dio a los realizadores de estos programas libertad creativa.

La época dorada: de Los Soprano a Juego de Tronos

Y, entonces, empezó el terreno de las series. Los Soprano (1999-2007) está considerada por muchos críticos como la mejor serie de televisión de la historia (el que escribe, opina igual). El inicio de la televisión de una televisión de prestigio que acabó dando lugar a programas como The Wire, Mad Men, Breaking Bad o House of Cardscomenzó con Los Soprano, que fue la primera serie de HBO y el primer programa de cable de la historia en ganar el Emmy al mejor drama.

HBO de hecho llegó entonces a hacer más honor que nunca a su eslogan: “No es televisión, es HBO”.

Después llegarían producciones más modernas como Big Little Lies, Boardwalk Empire, Succession, True Blood, True Detective, Westworld y, por supuesto, Juego de Tronos

A partir de 2010, se lanzó el servicio de vídeo bajo demanda HBO Go, que permitía a los suscriptores de HBO ver contenidos seleccionados de HBO a través de la web y su app. Otro servicio de streaming llamado HBO Now permitía a los no suscriptores de HBO acceder a la biblioteca de contenidos de HBO por 15 dólares al mes. Su primera plataforma OTT propiamente dicha desligada del canal privado y que en 2020 cambiaría su nombre al actual de HBO Max, que en 2023 volverá a cambiar a raíz de la unión empresarial de Warner y Discovery.

Deja un comentario

Deja tu comentario