La versatilidad es uno de los puntos más importantes del apartado fotográfico de un móvil. Esta se puede conseguir a través de la inclusión de diferentes sensores en el propio dispositivo, los cuales permiten capturar tanto imágenes como vídeo en diferentes formatos o ángulos. Por ejemplo, una cámara de un smartphone puede incluir un sensor gran angular, y otro ultra gran angular, para tomar fotografías en una relación de aspecto más panorámica, y así obtener, por tanto, mayor información en la imagen. También puede incluir un sensor teleobjetivo, para acercarnos de una forma más precisa a aquellos elementos que están a una distancia a menudo considerable, así como otras lentes que sirvan para complementar las diferentes cámaras.

Esto, precisamente, es algo que vivo ha añadido en su vivo X80 Pro. El nuevo smartphone insignia de la compañía. De hecho, cuenta con un total de cuatro cámaras. Una de ellas, la principal, tiene un sensor de 50 megapíxeles que dispone, además, de una apertura focal f/1,57. A esta le acompaña un sensor ultra gran angular de 48 megapíxeles, mientras que también cuenta con una cámara retrato de 12 megapíxeles capaz de capturar fotografías con un zoom óptico de 2 aumentos, así como un sensor periscopio de 8 megapíxeles con un zoom óptico de 5 aumentos. Pero la cámara del vivo X80 Pro incluye mucho más aparte de una gran cantidad de sensores. 

vivo se ha asociado con ZEISS para mejorar todavía más el apartado fotográfico a través de diferentes avances, tanto en términos de hardware, como de software. Las cámaras del vivo X80 Pro, por ejemplo, cuentan con un revestimiento antirreflejante de ZEISS que recubre las lentes del gran módulo ubicado en la parte posterior. Con respecto al software, ZEISS y vivo han colaborado estrechamente para mejorar el procesado de imagen e incluir diferentes modos y filtros que, además de hacer la cámara del vivo X80 Pro una de las más versátiles del mercado, también hacen que sea una de las que mejores resultados ofrece.

Potenciando el modo retrato con filtros inspirados en los objetivos más icónicos de ZEISS

El modo retrato es una de las opciones más interesantes de la cámara del vivo X80 Pro. No solo porque permite tomar fotografías más artísticas, con un fondo desenfocado y, por tanto, la posibilidad de marcar al sujeto como personaje principal de la imagen, sino también por disponer de diferentes filtros desarrollados por ZEISS. Estos, además de pretender simular a las cámaras más tradicionales del fabricante alemán de lentes, también ofrece la posibilidad de seleccionar un tipo de enfoque diferente para cada situación.  

En imágenes donde en el fondo hay luces, el estilo Distagon que ofrece la cámara del vivo X80 Pro es, probablemente, el más ideal. Este, inspirado en el objetivo Contax 2.0/28 T’’, y crea un efecto de difuminado muy preciso y detallado. El modo Planar hace algo similar. Está inspirado en el objetivo Hasselblad Planar 2.8/80, y ofrece una apertura considerablemente más alta que cualquier otro objetivo para así obtener un retrato mucho más potente.

vivo también incluye un efecto retrato cinemático. Este no solo recrea ese efecto desenfocado en el fondo, sino que también añade la relación de aspecto de 2.39:1, como el que se consigue en las películas. 

Los estilos Sonnar y Biotar son, también, muy interesantes. El primero, inspirado en la lente Olympia Sonnar T de 180 mm f/2.0, crea un diseño de desenfoque ideal para condiciones de baja luminosidad. El segundo, en cambio, consigue ese efecto de desenfoque circular tan característico del objetivo Contax Biotar 1.5/75; uno de los más icónicos de ZEISS. 

Un detalle a tener en cuenta es que todos estos estilos pueden aplicarse en diferentes situaciones, por lo que el usuario puede experimentar con ellos en cualquier momento. La app, además, permite acceder a ellos de forma sencilla, no es necesario ajustarlos manualmente, a excepción del nivel de apertura, para conseguir un desenfoque más o menos intenso.

vivo y ZEISS también han colaborado en el procesado de imágenes

ZEISS también está presente en otras áreas del apartado fotográfico. Entre ellas, el procesado. vivo ha incluido un modo llamado ZEISS Natural Color, que permite capturar imágenes con tonos similares a los que obtendríamos con las ópticas de ZEISS. Es decir, con colores más cercanos a la realidad. Esto, al igual que los diferentes estilos de retratos, es totalmente opcional para el usuario. Es él quien decide si aplicar unos tonos más naturales gracias al modo ZEISS Natural Color o, en cambio, ajustar los colores automáticamente.

En cualquier caso, los resultados fotográficos son increíbles con ambos modos. Pues debemos tener en cuenta, además, los avances en cuanto a inteligencia artificial que vivo incluye, como las mejoras automáticas en cuanto a exposición o contraste. Sin duda se trata de un teléfono diseñado para potenciar al máximo la creatividad y asegurar unas fotografías como nunca antes habías hecho.

Deja un comentario

Deja tu comentario