Borja Escalona, el streamer que ha perdido su canal de YouTube y Twitch después de coaccionar a una camarera por no regalarle una empanada, recibió una condena hace meses por amenazar de muerte a un influencer a través de WhatsApp, según ha revelado El Confidencial, quien ha tenido acceso a la sentencia dictada el pasado 10 de junio por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Arganda del Rey, en Madrid. Escalona, en concreto, envío mensajes alegando que le iba a "romper la cara" y a robarle dinero, después de que el usuario se negara a promocionar su contenido.

El ya censurado youtuber, en concreto, solicitó a la víctima promocionar su canal a través de sus diferentes cuentas con el objetivo de aumentar su número de seguidores. El influencer, Dany Alpe, que actualmente cuenta con más de 150 mil seguidores en Instagram, aceptó la propuesta. Comenzó a compartir el canal de Borja Escalona desde sus respectivas redes sociales. Lo hizo hasta que se dio cuenta del tipo de contenido que compartía Escalona: vídeos en los que amenazaba a empleados, arremetía contra sus seguidores y molestar a personas por la calle.

Borja Escalona, al darse cuenta de que el influencer dejó de promocionar su contenido, inició una campaña de amenazas contra él a través de WhatsApp. Llegó, incluso, a llamarle de madrugada para amenazarle de muerte. "Si no es esta noche, antes o después te voy a coger", dijo Escalona, según detalló la víctima tras presentar una denuncia ante la Guardia Civil. Entre los mensajes, Borja Escalona también detallaba que le iba a "pegar dos bofetones", "romperle la cara". Y que, antes de eso, iba a "sacarle 100 talegos".

Tras presentar las pruebas, la magistrada del mencionado Juzgado de Primera Instancia impuso a Escalona una multa de ocho euros diarios durante dos meses. Es decir, 480 euros. Alpe, sin embargo, ha confirmado a El Condidencial que continúa recibiendo amenazas. Y es que el polémico youtuber llegó a compartir su número de teléfono durante una retransmisión en directo.

Forocoches tumbó el canal de YouTube de Borja Escalona tras amenazar a una empleada

Borja Escalona

Los acontecimientos con el influencer sucedieron meses después de que el youtuber amenazara a una trabajadora del restaurante gallego A tapa do Barril. Borja Escalona, en este caso, quiso que la camarera le regalara una empanada (cuyo precio se situaba entorno a los 3 euros) por decir el nombre y la ubicación del local durante una retransmisión en directo. La empleada se negó, y posteriromente Escalona le amenazó alegando que iba a enviar una factura de 2.500 euros por "promocionar el negocio".

El clip en el que Borja Escalona amenazaba a la camarera se hizo viral en redes sociales, y causó una oleada de críticas al youtuber. Los usuarios de Foroches, finalmente, consiguieron hacer que tanto YouTube como Twitch cerrara sus canales.

Deja un comentario

Deja tu comentario