La mala relación entre Amazon y la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC) ha sumado un nuevo capítulo. Es que la compañía acusa a la agencia gubernamental norteamericana de acosar a su fundador, Jeff Bezos, y a otros directivos de alto perfil en una investigación relacionada con las membresías de Amazon Prime.

La investigación en cuestión no es precisamente nueva, ya que se encuentra en marcha desde marzo de 2021. Pero lo que ha generado un nuevo cortocircuito entre las partes ha sido la decisión de la FTC de emitir citaciones para una veintena de empleados y ejecutivos. Entre estos últimos no solo se encuentra el ya mencionado Bezos, sino también el actual CEO de Amazon, Andy Jassy, y el exvicepresidente de Prime, Greg Greeley, por solo mencionar algunos.

Amazon está pidiendo que las citaciones de Jeff Bezos y demás directivos sean anuladas o limitadas, porque considera que ha presentado documentación en cantidad y que "no ha identificado una razón" para que sus testimonios sean necesarios. Pero la empresa va más allá y asegura que las prácticas de la FTC son "indebidamente onerosas y calculadas para no tener otro propósito que acosar a los ejecutivos de más alto rango de Amazon e interrumpir sus operaciones comerciales".

Sin dudas, esto representa un punto de conflicto más para Amazon y la Comisión Federal de Comercio, cuya relación ha estado lejos de ser la mejor en los últimos tiempos. No olvidemos que, al igual que Facebook, la firma fundada por Jeff Bezos recusó la designación de Lina Khan como presidenta de la FTC y solicitó que se abstuviera de involucrarse en procedimientos ligados con Amazon. ¿Por qué? Porque previo a su llegada a la agencia gubernamental estadounidense, Khan ganó reconocimiento por sus críticas a los modelos de negocios de grandes corporaciones que derivaban en prácticas anticompetitivas, y por sus dichos contra Amazon en particular.

La FTC va tras Jeff Bezos y otros directivos de Amazon

Jeff Bezos / Amazon

La investigación de la discordia, en este caso, se relaciona con Amazon Prime. La FTC está indagando si Amazon utilizó tácticas engañosas como parte del proceso de registro y cancelación de membresías, y si las mismas se han trasladado a otros de sus servicios, tales los casos de Amazon Music, Kindle Unlimited y Audible, por mencionar algunos.

Según reporta Business Insider, la agencia pretende dilucidar si se utilizó "lenguaje ambiguo y diseños confusos" para registrar a los compradores sin su consentimiento, o para impedir que puedan darse de baja fácilmente. Pero eso no sería todo, ya que también pretenden saber si Jeff Bezos y compañía podrían haber utilizado servicios de "mensajería efímera" para discutir cuestiones relacionadas con esta situación.

Ante esta situación, Amazon ha sacado las garras. La compañía dice que desde hace más de un año está colaborando de forma diligente con los pedidos de la FTC, produciendo alrededor de 37.000 páginas de documentos, entre otras solicitudes. Pero asegura que las citaciones enviadas a ejecutivos y empleados de la compañía en los últimos meses, conocidas formalmente como Demandas de Investigación Civil (CID, por sus siglas en inglés) son "injustas e impracticables".

Ya veremos cómo sigue esta historia. Lo cierto es que la Comisión Federal de Comercio parece que va con todo tanto contra Amazon, como contra quien la convirtió en lo que es hoy: Jeff Bezos.

Deja un comentario

Deja tu comentario