"Thor: Love and Thunder es la película que haría un niño de 7 años", fuertes declaraciones hechas por Chris Hemsworth. Pero antes de asumir que es una crítica al nuevo largometraje del Universo Cinematográfico de Marvel, el actor lo dice como una justificación positiva al tono general de la producción. Sobre todo al estilo de dirección —además del guion— de Taika Waititi.

"Esta película es Taika desbocado. Es como si le hubiesen dado las llaves del reino y alguien pensó: ¿qué sucedería si dejamos que un niño de siete años haga una película? Bueno, pongamos esto por aquí, hagamos esto por acá. Recibió una respuesta positiva a todo o que sugirió. Es por eso que ahora tenemos una producción demente frente a nosotros".

Waititi dijo algo similar en otra entrevista. Explicó que Thor: Love and Thunder es el equivalente a una película dirigida a partir del resultado de grupos focales hechos a niños de seis años. Además, explicó que la edición original de la película de cuatro horas era significativamente loca. Hemsworth también la mencionó como algo absolutamente demencial. "Después de seis meses en el set de grabación, te das cuenta que fue divertido cuando se grabó pero no necesariamente tiene sentido incluirlo todo en la versión final del largometraje".

Thor: Love and Thunder: una declaración de amor al rock de los 80s

Además de la aproximación como si se tratara de un niño de siete años, Taika Waititi ha explicado que Thor: Love and Thunder es una declaración de amor al rock de los 80s. "Toda la estética de la producción, queríamos que sea exagerada, ruidosa y colorida, recordando a las portadas de discos de rock de la década de los 80. Incluso el arte del título de la película es algo que yo hubiese dibujado en un cuaderno en el colegio". No es casualidad que en los tráilers de la película se escuche Sweet Child O' Mine de Guns n' Roses.

Seguramente no será la única canción ochentera de la banda sonora de la película. Pero tocará esperar hasta el 8 de julio cuando Thor: Love and Thunder se estrene en cines de todo el mundo.