Los comandos de “Ok Google” son muy prácticos para obtener información en tiempo real, saber qué tienes que hacer durante el día, encontrar una dirección o, simplemente, escuchar música o controlar otros dispositivos de la casa. Así que si son útiles por separado, imagina todo lo que darán de sí si juntas dos o más comandos. Es lo que se conoce como rutinas y funciona con un comando del estilo “Ok Google, buenos días”.

Por defecto, el Asistente de Google ya cuenta con varias rutinas. Seis, para más señas. Las encontrarás en los Ajustes del Asistente de Google, en la sección Rutinas. Si les echas un vistazo verás en qué consisten. Básicamente se trata de unir dos o más comandos de Ok Google para que se ejecuten uno detrás de otro. Pero en vez de ordenar cada uno, una simple orden vale para lanzar las acciones.

Por ejemplo, la rutina conocida como Buenos días. Si le dices a tu Asistente algo así como “Ok Google, buenos días”, pasarán varias cosas, como que se desactiva el modo silencio del teléfono, se puede encender la luz de tu habitación si la tienes configurada para ello, el Asistente te dará el parte meteorológico, te recordará citas que tengas apuntadas en el calendario, recordatorios, etc. También pondrá música, si así lo tienes configurado, o en su defecto te explicará las noticias del día. Y lo mejor es que tú mismo puedes personalizar las rutinas y crear tus propias rutinas desde cero.

Las rutinas de Ok Google te harán la vida más fácil

Cómo se usan las rutinas con Ok Google

Al igual que los comandos, las rutinas del Asistente de Google se activan mediante un comando del tipo Ok Google. Vamos, que dices Ok Google y el nombre de la rutina y se pondrá en marcha. Para conocer sus nombres sólo tienes que mirar en el Asistente, en Ajustes > Rutinas. Dentro de cada rutina verás qué comando de voz activa la rutina y qué acciones hará.

Otra manera de lanzar una rutina es sin decir Ok Google. En su lugar, puedes crear un botón a modo de atajo que activará la rutina cuando la necesites y sin que tengas que decir nada. Para hacer esto tendrás que ir a Ajustes > Rutinas, entrar en la rutina en cuestión y pulsar en el icono de la parte superior de la pantalla, el que tiene forma de teléfono con una flecha.

Al pulsarlo, tendrás la oportunidad de trasladar la rutina del Asistente a la pantalla de inicio. Así, desde la pantalla de inicio, podrás activar esa rutina pulsando el botón correspondiente. Es más, puedes combinar los comandos de Ok Google con el atajo según te convenga más uno u otro en un momento concreto.

Puedes editar las rutinas de Ok Google para añadir o quitar acciones

Personalizar las rutinas por defecto

Las rutinas que vienen por defecto con el Asistente de Google se pueden cambiar quitando acciones, cambiando su orden o añadiendo nuevas acciones. Es más, el propio Asistente te ofrece sugerencias de acciones. Para hacerlo tendrás que acudir a Ajustes > Rutinas y entrar en la rutina que quieres editar o personalizar.

Una vez dentro, puedes cambiarlo todo. Para empezar, el comando activador de la rutina. En la lista de acciones, puedes reordenarlas pulsando en los iconos con dos líneas horizontales. Y si vas abajo de la pantalla, verás un botón para añadir nuevas acciones así como sugerencias de acciones disponibles.

Puedes ir añadiendo y quitando acciones y luego probar las rutinas de Ok Google lanzando la rutina con el activador que hayas elegido. Como hay muchas posibilidades, necesitarás tiempo para encontrar la combinación ganadora que te haga levantarte por la mañana con buena cara, acostarte cómodamente con la mente despejada o volver a casa con una sonrisa de oreja a oreja. Recuerda que los comandos de Ok Google incluyen desde fuentes de información, música, podcasts a controlar dispositivos para reproducir vídeo, encender luces, activar un termostato o enchufes inteligentes, etc.

Crea tus propias rutinas de Ok Google desde cero

Crear una rutina personalizada

Aunque con las rutinas por defecto de Ok Google deberías tener más que suficiente, es posible que quieras crear una rutina desde cero. A la carta. El proceso no tiene ningún secreto una vez hayas trasteado con las rutinas ya creadas. De nuevo, deberemos abrir el Asistente de Google e ir a Ajustes > Rutinas y pulsar en Nueva.

Para crear la nueva rutina tendremos tres partes a cumplimentar. Un nombre para la rutina, un activador, por ejemplo “Ok Google, que empiece la fiesta” y, finalmente, las acciones de la rutina. En el ejemplo, podríamos cambiar el color de nuestras luces inteligentes o bajar su potencia, poner en marcha nuestra lista de reproducción favorita de Spotify o YouTube Music, que suene un aviso a determinada hora para recordarnos qué hora es y así no molestar a los vecinos, bajar el volumen de la música a esa hora… Hay muchas posibilidades.

Cuando esté lista la rutina, pulsamos en Guardar y se mostrará junto a las demás rutinas de Ok Google. Cuando quieras, podrás editarla pulsando en Editar y añadirla a la pantalla de inicio como vimos antes.