¿Crees que hay demasiados portales de empleo y poca oferta? Pueden parecer muchos en realidad. De aquí a un tiempo, muchos han sido los que han intentado quitarle el trono a un incombustible Infojobs, al cambiante Jobandtalent y, por supuesto, a un millonario LinkedIn propiedad de Microsoft. Con la duda de si los postales de empleo aún sirven para algo o no, algunos quieren probar suerte en el ecosistema del talento –el mismo que sigue dando muchos dolores de cabeza a más de una tecnológica. Es el caso de Aurorajobs, recientemente elegida entre las startups a formar parte del selecto grupo de la Lanzadera de Juan Roig. No es la única en cualquier caso: el interés de Roig por el sector del empleo está en alza. Junto a Aurorajobs, también LaborFox, otro sistema de selección de candidatos en un momento en el que el talento pasa por un punto crítico.

En el caso de Aurorajobs, nació con una forma similar a la que Jobandtalent se presentaba al mundo hace ya más de una década: centrarse en el empleo joven. En su momento muy enfocado en unas startups que comenzaban a dar sus primeros pasos en un ecosistema naciente, en el caso de Aurorajobs quieren centrarse en esas primeras experiencias laborales del talento joven nacional. Comenzando con una suerte de blog de orientación profesional, pronto se dieron cuenta de que el modelo de negocio estaba en otro puerto. “Cuando empezamos a hablar de empresas y puestos de trabajo, nos dimos cuenta de que la mayoría del tráfico se iba a las ofertas”, explica Juan Fernández a Hipertextual, fundador de la compañía. 

Allá por 2021, y viniendo de la pandemia, se dieron cuenta de otro punto importante: el lenguaje de las empresas no era el mismo que el de los jóvenes. Las empresas explican las ofertas de tal manera que muchos jóvenes no las identifican como de su sector, por lo “que encuentran oportunidades que no sabían que existían”, apunta. 

Cómo diferenciarse de la masa en un sector masificado

buqueda de trabajo aurorajobs

De momento, Aurorajobs usa la misma técnica que muchos otros portales de empleo: buscar las ofertas y subirlas a su sistema. Ya sea por ellos analizando los momentos de más contratación de empresas y sectores, o por las propias compañías que suben las ofertas concretas. Muchas, al igual que ocurre en otras plataformas, piden salir del sistema para lanzar la candidatura. Desde Aurorajobs trabajan en ello para que todo sea dentro del universo de la plataforma. Algunas ya lo están integrando, otras mantienen su propio sistemas de selección.

Es la gran problemática de muchos portales, no solo de empleo, en los que se pierden cientos de interacciones. Porque si algo está claro en este mundo tecnológico es que somos más exigentes y también más vagos.

Aun así, la plataforma sigue detectando el mismo problema que el resto de compañías del sector: la cantidad de CV que llegan a un buzón de empleo. Aurorajobs, en este caso, hace una selección previa: salario, tipo de organización que se busca, modelos de trabajo que buscan. Todo filtros que al empleador se le muestran para seleccionar a los candidatos que mejor se puedan a justar a su búsqueda. 

Aurorajobs también en el segmento de los cambios laborales 

Si bien es cierto que el sector de los jóvenes que buscan su primer empleo es el foco de Aurorajobs, de aquí a un tiempo se han centrado en otro segmento significativamente numeroso: los que cambian de sector y buscan empleo en otro completamente diferente. “Aquellos que por edad o transición están cambiando”, apuntan. 

Ya sea por la crisis económica, la pandemia o que la vida en una misma empresa y sector es algo del pasado, este grupo ha ido en aumento durante la última década. Uno en el que, normalmente, no se ha centrado ningún portal de empleo. Con sus problemas específicos, quieren resolver la problemática con una empresa de nicho. 

El problema del talento, que es solo para algunos sectores

fundador de Aurorajobs

¿Hay talento o no? Esa es la pregunta del millón. La respuesta es que sí, pero para aquellos que estén dispuestos a pagarlo. Con la apertura de puertas al mercado internacional con la llegada del teletrabajo –excepto para los que quieran trabajar en alguna de las empresas de Elon Musk– abre la oportunidad de trabajar para cualquier empresa. Con estos datos, la búsqueda de trabajadores es, ahora mismo, una tarea ardua. 

Al otro lado, la cuestión de si hay empleo o no. En esto, desde Aurorajobs son muy claros: “No es que no haya empleo, es que hay mucha diferencia entre sectores”, explica. Y el problema es que la gente joven no está debidamente orientada y que no entiende hacia dónde va el mercado laboral. No es una sorpresa. La oferta y demanda de los centros de estudio y el trabajo llevan años sin estar alineadas. Es más, la pérdida de foco ha crecido con el paso de los años. Mientras que las carreras de letras siguen siendo muy populares, pero con pocas salidas, son las ingenierías las que más talento necesitan y siguen sin cumplir las cuotas.

¿La culpa de esta diferencia? Como suele pasar, todos los ojos miran al universo de la educación –y ya no solo a la formación en sí misma–. El problema entre los diferentes ritmos que soportan las instituciones educativas –ya sean privadas o públicas– y el mercado laboral sigue sobre la mesa. 

“No todos tenemos que ser programadores”, apunta Juan, “pero en términos formativos las universidades tienen que enfocarse a la digitalización”. ¿Se está haciendo? En esto también son claros desde Aurorajobs: “Las universidades privadas se están adaptando mucho mejor que las públicas; estas, al no tener la misma presión competitiva, hace que sean mucho mas lentas”.