Encontrar alienígenas es una idea casi tan aterradora como la de no encontrarlos jamás. Desde hace varias décadas, el ser humano se ha puesto como meta el descubrir la vida más allá de la Tierra, aunque hasta ahora sin demasiados frutos.

Sin embargo, un nuevo estudio parece arrojar un poco de luz al respecto. Publicado en la Royal Society, se trata de un giro de tuerca a la famosa Paradoja de Fermi; y pretende descubrir los motivos por los que la humanidad no ha encontrado civilizaciones avanzadas.

"La creencia común de que el universo posee numerosas civilizaciones avanzadas tecnológicamente, combinada con nuestras observaciones que sugieren todo lo contrario, es paradójica; sugiriendo así que nuestro conocimiento o nuestras observaciones son defectuosas o incompletas."

Paradoja de Fermi

Como explica la teoría de Fermi, existe un conflicto: la existencia de los alienígenas, frente a la aparente ausencia de los mismos en un espacio tan amplio. El nuevo estudio ataca exactamente este punto, y propone que no existe una ausencia de alienígenas, sino más bien la ausencia de interés por parte de estos últimos en contactar con otras civilizaciones. Ya vamos a explicarte el motivo.

A qué se refiere la teoría del agotamiento asintótico

La nueva teoría ha sido desarrollada por el Dr. Michael Wong, del Instituto Carnegie para la Ciencia, junto al Dr. Stuart Bartlett, del Instituto de Tecnología de California. En ella, explican cómo, tras un punto de no retorno en una civilización interplanetaria, dicha sociedad decide tomar la decisión de "priorizar la homeostasis", describen los investigadores.

"Las civilizaciones se colapsan por el agotamiento o se reorientan para priorizar la homeostasis, un estado en el que la expansión cósmica ya no es un objetivo, lo que las hace difíciles de detectar a distancia."

Dr. Michael Wong y Dr. Stuart Bartlett

¿Qué quiere decir? Pues que, en caso de existir civilizaciones alienígenas de gran dimensión, el agotamiento de los recursos en su región y la cada vez más alta demanda que supone una sociedad avanzada, podría haber causado que vuelvan nuevamente a una etapa primitiva, o menos avanzada. Esto les permitiría seguir subsistiendo como especie, limitando el consumo de recursos, pero también volviéndose cada vez más indetectables en el oscuro vacío del espacio.

La luz al final del tunel

Sociedades alienígenas

Sin embargo, aunque las noticias que arrojan los investigadores parecieran indicar que nunca vamos a encontrar una civilización de alto nivel; existe otro punto importante que nos permite tener esperanza. Según comentan en su estudio, aquellas civilizaciones que se encontrasen a punto de llegar al agotamiento podrían ser más fáciles de detectar que cualquier otra.

El motivo es claro, y es que antes de un punto de quiebre, siempre hay una razón. Si estas sociedades alienígenas están a punto de llegar al agotamiento descrito, significa que en este momento se encuentran en procesos de alterar su medioambiente, disipando energía de formas poco saludables para el entorno, produciendo fluctuaciones a un nivel tan alto, que producirían ruido fácil de detectar por los científicos en la Tierra.

"Esto presenta la posibilidad de que una buena parte de las primeras detecciones de vida extraterrestre por parte de la humanidad sean del tipo inteligente, aunque todavía no sabia."

Por supuesto, esta no es más que una teoría entre muchas. Aunque nos encante el tema, recuerda tomarlo como lo que es. De momento, no existe ninguna prueba que avale las palabras del Dr. Wong y del Dr. Barlett.

Además, existen otras variables en juego. ¿Y si la experiencia humana no fuese aplicable al resto de especies inteligentes? Con un universo tan basto como en el que vivimos, es posible que los alienígenas posean formas de actuar un tanto diferentes, y basadas en sus propios criterios y variables.