Hace menos de un año, los streamers más populares de YouTube dieron el salto a Twitch. ¿El motivo? Las facilidades que ofrece ser streamer en Twitch frente a YouTube. Facilidades en cuanto al contenido que puedes emitir sin vértelas con la censura de Google y, no menos importante, las facilidades para monetizar tu contenido a través de suscripciones, donaciones y exclusividades de pago como emoticonos y emblemas.

Así pues, hoy en día Twitch se ha convertido en la plataforma de moda para emitir en directo. Incluso programas de televisión tienen emisiones por Twitch en paralelo o directamente de su contenido televisivo, comentado o tal cual se emite. Sea como fuere, Twitch gusta a streamers y a quienes ven sus streamings.

Un detalle a tener en cuenta como streamer en Twitch es que hay varias categorías. Esto tiene sus ventajas de cara a ofrecer contenido personalizado a tus seguidores y a obtener más y mejores recompensas por tu trabajo realizado. Tal vez te suene el programa de socios de Twitch. ¿Sabes cómo hacerte socio? ¿Conoces la diferencia entre socio y afiliado? Veamos las diferencias entre uno y otro.

Primero, hazte streamer

En Twitch puedes hacer dos cosas. Hacer streaming o ver el streaming de otros. Si eres de los primeros, con el tiempo querrás ir a más, a medida que ganes seguidores. Tarde o temprano, querrás ascender y así obtener ganancias por tu contenido. Y por el tiempo que le has dedicado. Así que lo primero es darte de alta en Twitch y empezar a emitir. El proceso es rápido, gratuito y puedes hacerlo desde tu ordenador o desde la app para móviles.

No vamos a entrar aquí en trucos y consejos para ser un buen streamer. Sólo decirte que los inicios no son fáciles y que la parte más difícil del streaming es mantenerte en el tiempo. Muchos abandonan a los pocos días o semanas porque se rinden. Aguantar es una de las claves para crecer en views o reproducciones y en seguidores.

Como complemento para tus primeros días como streamer de Twitch, no está de más conocer los ingredientes que necesitas para tus directos. En este artículo encontrarás una selección de los elementos y dispositivos para retransmitir en directo, bien como amateur o, más adelante, como profesional. También importa el software elegido para gestionar tus directos.

La vida del streamer de Twitch no siempre es fácil

Segundo, hazte afiliado

Si fueras un Pokémon, la primera evolución del streamer de Twitch es hacerte afiliado. El afiliado puede recibir ingresos a medida que va incorporando seguidores y audiencia a su canal. Para llegar a ser afiliado has tenido que empezar como streamer raso. No es un proceso fácil, pero si lo haces bien, puedes obtener tu recompensa.

¿Qué necesitas para ser afiliado en Twitch?

  • Tener 50 o más seguidores.
  • Emitir, al menos, 8 horas.
  • Emitir durante, al menos, 7 días distintos. Vamos, que esas 8 horas no sean en un solo día.
  • Tener una media de 3 espectadores en cada emisión.
  • Cumplir con estos requisitos durante, al menos, 30 días seguidos.

Otro requisito, a nivel legal, es que seas mayor de 18 años o que, siendo menor, tu madre, padre o tutor legal acepten las condiciones del acuerdo de afiliado. Un mero trámite pero necesario.

Cuando cumplas con estos requisitos, podrás solicitar formar parte del programa de afiliados yendo al gestor de streaming, y en Preferencias > Afiliados, hacer los trámites necesarios. Básicamente, aportar información fiscal para recibir los pagos cuando obtengas beneficios. Puede ser un ingreso en una cuenta bancaria, una transferencia, un cheque o un ingreso en PayPal. Los pagos se suelen realizar “15 días después de que acabe el mes en el que se obtienen los ingresos”.

¿Qué ventajas tiene ser afiliado en Twitch? Además de la obvia, obtener dinero gracias a tu contenido, para hacer esto posible necesitarás herramientas que solo estarán activas si eres afiliado en Twitch. Para empezar, anuncios en las retransmisiones. Pero hay más: transmisiones exclusivas para suscriptores, almacenamiento de los vídeos durante 14 días, repeticiones y estrenos, encuestas y otras exclusividades para tus seguidores como emoticonos.

Ser socio de Twitch tiene sus privilegios

Tercero, hazte socio

El streamer se hace afiliado y el afiliado puede hacerse socio. No es obligatorio, puedes vivir siendo afiliado sin problemas. Ser socio en Twitch es el último paso para monetizar tu contenido, en directo o en diferido, pero no es para todo el mundo. No es fácil llegar ahí pero tampoco es imposible. Lo más difícil ya lo hiciste al convertirte en afiliado.

¿Qué requisitos deben cumplir los socios de Twitch? En principio, debes completar el logro “Hazte socio”. Es decir, que cuando veas aparecer ese logro, sabrás que lo has completado. Para cumplir con ello, tendrás que alcanzar una cifra de horas de directo, audiencia, etc. Tras cumplir el logro, verás un botón en el panel de control para “solicitar el estatus de socio”.

Requisitos del logro “Hazte socio”:

  • Transmitir, al menos, 25 horas.
  • Transmitir durante, al menos, 12 días distintos. Es decir, esas 25 horas deben ser repartidas.
  • Cada directo debe tener una audiencia media de 75 espectadores.

Junto a completar el logro “Hazte socio”, deberás cumplir con las Directrices de la comunidad, los Términos del servicio y las Directrices de la DMCA. Cumplir con ello “de forma constante”, precisa Twitch. Puedes leer esos documentos en los enlaces correspondientes. Aviso. Lleva tiempo. Mucho tiempo.

Ventajas de ser socio de Twitch:

  • Crear cheermotes personalizados.
  • Hasta 60 emoticonos desbloqueables. El afiliado, solamente, 5 emoticonos.
  • Al ingresar, no hay tasas. A los afiliados sí se les descuentan de sus ingresos.
  • Almacenamiento de los vídeos durante 60 días.
  • Retraso del streaming en directo de hasta 15 minutos para controlar mejor la emisión.
  • Atención al cliente.
  • Posibilidad de añadir un emblema de canal verificado.
  • Stream grupal.
  • Puedes crear un equipo de transmisión en vez de hacerlo en solitario.

En definitiva, el camino del streamer de Twitch no es sencillo. Tras dar tus primeros pasos, si quieres monetizar tu contenido deberás lograr audiencia, contenido y seguidores suficientes para poder hacerte afiliado. A partir de ahí, si quieres ir más allá y “profesionalizarte”, deberás lograr los requisitos para hacerte socio. Así obtendrás más herramientas y exclusividades para ofrecer más y mejor contenido a más gente. Y, de paso, obtener unos ingresos a cambio.