Las declaraciones de Twitter sobre el número de bots o cuentas spam presentes en la plataforma han hecho que Elon Musk se replantee su decisión de adquirir la totalidad de la compañía por 44.000 millones de dólares. El magnate, recordemos, ha pausado el acuerdo previamente pactado con la junta directiva de Twitter, al menos, hasta que aclaren cómo ha calculado que apenas el 5 % de los usuarios activos son cuentas falsas, aunque asegura todavía seguir comprometido con la compra. No descarta, eso sí, renegociar el precio, según ha confirmado él mismo en una conferencia tecnológica en Miami, tal y como recoge The Washington Post.

"No está fuera de discusión. Cuantas más preguntas hago, más crecen mis preocupaciones", ha destacado Elon Musk como respuesta a una pregunta de uno de los asistentes a la conferencia, quien quiso saber si "a un precio diferente" el acuerdo de Twitter podría ser "totalmente viable". Lo cierto es que la propia suspensión temporal del acuerdo ya sugería una posible rebaja del precio de la compra. No obstante, es la primera vez que el propio Musk confirma que no descarta presentar una nueva oferta.

El magnate continúa afirmando que las cuentas spam en Twitter representan mucho más de ese 5 % que la compañía aseguró tras presentar los resultados del primer trimestre de 2022. Elon Musk, en concreto, cree que al menos un 20 % de los perfiles de la plataforma son bots. Asegura, además, que el número podría ser considerablemente mayor. Mientras tanto, Parag Agrawal, actual CEO de la compañía, mantiene que apenas hay cuentas falsas activas en la red social, pero no ha mostrado pruebas que demuestren ese bajo porcentaje de cuentas spam. Musk destaca que no avanzará con el acuerdo hasta que Twitter presenten detalles que respalden esa cantidad.

El CEO de Twitter alega que apenas hay cuentas Spam en la plataforma

Twitter Editar Elon Musk

Parag Agrawal, pese a las acusaciones de Musk, ha intentado aclarar la polémica relacionada con los bots en Twitter a través de una publicación en su cuenta oficial. El máximo responsable de la compañía alega que no es posible realizar una estimación específica de las cuentas falsas que circulan por la red social, pero que suspenden "más de medio millón de cuentas de spam todos los días", incluso antes de que estas comiencen a compartir contenido por la plataforma.

Musk, que ha respondido al hilo de Agrawal con un emoji de excremento, destacó en un tweet publicado hace unos días que su equipo iniciará comprobaciones realizando "una muestra aleatoria de 100 cuentas" para ver cuántas de estas son spam. Asegura, además, que es el método que utiliza Twitter. De hecho, Elon Musk volvió a tuitear horas después confirmando que el equipo legal de la compañía le llamó para advertirle que había violado el acuerdo de confidencialidad "al revelar que el tamaño de muestra de verificación de bots" es de 100 cuentas.