Conozcas o no sobre criptomonedas, seguramente en los últimos días has visto al menos una publicación sobre UST, Luna o Terra. Es inevitable que así sea, pues por estas horas estamos viviendo el desmoronamiento de un proyecto que en los últimos años tomó por asalto al mercado cripto, en base a un meteórico crecimiento y un sinfín de polémicas.

Si hasta aquí no entiendes demasiado por dónde va la historia, no te preocupes; trataremos de explicarlo de la mejor manera posible. Lo primero que debes saber es que UST es una stablecoin o criptomoneda estable; es decir, un activo digital que mantiene su valor atado al del dólar estadounidense. Por ende, 1 UST equivale a 1 dólar.

Esta semana, UST perdió su paridad (peg) con el dólar y su precio ha caído estrepitosamente. Al momento de escribir este artículo, se encuentra en $0,69. Sin embargo, apenas horas atrás cotizó por debajo de $0,30, lo que significa que llegó a perder el 70% de su valor. Desde entonces, sus desarrolladores están tratando de recuperar la paridad con la divisa estadounidense, cosa que hasta aquí no han logrado, y está a la vista.

UST es la stablecoin de la blockchain Terra, desarrollada por una compañía llamada Terraform Labs. Además de dicha criptomoneda estable, Terra cuenta con un token nativo llamado Luna, cuyo valor es inestable como el de otros activos como Bitcoin, Ethereum, etc.

Luna no nació con la finalidad de ser un respaldo de UST, sino parte del método que se utiliza para estabilizar su valor. Sin embargo, dicho token también ha sufrido un colapso brutal en su cotización (algo sobre lo que ampliaremos más adelante), perdiendo alrededor del 90% de su valor hasta el momento de la redacción de este artículo.

Para que tomen dimensión de la caída, Luna alcanzó su cotización máxima histórica —ATH, All time high— el 5 de abril pasado, cuando llegó a valer prácticamente 120 dólares. Hasta el pasado 5 de mayo mantenía su precio alrededor de los 80 dólares, pero una vez que comenzó a caer fue impactante. Esta mañana, incluso, tocó un piso de $0,83 y rebotó hasta los 5 dólares para luego volver a caer debajo de $2, al menos mientras escribimos estas líneas. La situación cambia minuto a minuto.

Esta es la visión más superficial de una situación realmente alarmante, en especial porque muchísimas personas (ahorristas e inversores, principalmente) están perdiendo dinero a raudales.

UST, la stablecoin que quiso romper el molde

Así perdió UST su paridad con el dólar | Imagen: CoinMarketCap

Al leer estas líneas, seguramente muchos de ustedes se están preguntando lo siguiente: ¿No se supone que las stablecoins están respaldadas con otros activos para que no pierdan la paridad con el dólar? La respuesta es sí y no. A diferencia de USDT, USDC y Dai, entre otras, UST no está colateralizada con dólares físicos, documentos, u otras criptomonedas. Esto se debe a que se trata de lo que se conoce como una "stablecoin algorítmica".

Y aquí nos volvemos a encontrar con Luna, el token nativo de la blockchain de Terra, como una pieza fundamental de este rompecabezas. Para mantener el valor de UST pegado al del dólar, la oferta de Luna aumenta o disminuye según necesidad y se utiliza un sistema de "quemado" para sacar tokens de circulación. Si el precio de UST cae por debajo de $1, se quema la moneda y se la elimina permanentemente, a cambio del equivalente a un dólar en Luna. Si el precio de UST se va por encima de $1, se quema Luna para generar un nuevo UST.

A medida que la demanda de UST aumentaba, había menos Luna en circulación. Esto hacía subir el precio de ese token, que a su vez comenzó a ser cada vez más buscado por los inversores; por ello dio el salto en su cotización hasta llegar a los casi 120 dólares, como mencionamos en párrafos anteriores.

La gran incógnita era qué ocurriría en caso de que la demanda de UST cayera. Los usuarios que quisieran salirse de la stablecoin tendrían que intercambiarla por Luna, aumentando la oferta de ese token volátil en un contexto de desconfianza. La receta atentaba claramente contra el peg con el dólar.

Aquí es donde otra figura entra al juego: Bitcoin. Si bien UST como tal no se encuentra colateralizada, los encargados de la blockchain Terra crearon un organismo llamado Luna Foundation Guard (LFG) y lo utilizaron para comprar miles de millones de dólares en BTC —con Luna, obviamente— para tenerlo disponible en emergencias. Así, en caso de que el precio de Luna bajara, podrían vender ese Bitcoin para recuperarlo.

Pero lo que no tuvieron en cuenta fue el impacto que la política monetaria estadounidense tendría sobre el mercado de las criptomonedas. En el último tiempo, los precios de la gran mayoría de los criptoactivos han estado mayormente a la baja debido a las subas en la tasa de interés determinadas por la Reserva Federal de Estados Unidos ante el aumento de la inflación en ese país. Esto ha afectado a todos los activos de mayor riesgo, incluidas las criptomonedas por su habitual volatilidad.

Luna no fue inmune a la caída general de las cotizaciones, lo que provocó que muchos inversionistas se deshicieran del token. Esto aumentó la oferta y profundizó el impacto en su precio, pero la situación empeoró cuando UST perdió ligeramente su paridad con el dólar el último sábado. La stablecoin cotizó a $0,987 y el domingo volvió a $1, lo que encendió la alarma de muchos ahorristas, quienes optaron por deshacerse de UST e inclinarse por otros activos.

Esto derivó en la emisión de más Luna en la blockchain de Terra, lo cual hundió aún más el precio del token. Ante esta marcada debilidad, el lunes UST perdió nuevamente el peg y todo se desmoronó.

Anchor Protocol y una tasa de interés irreal

Anchor Protocol

Otro instrumento clave en esta historia se llama Anchor Protocol y también pertenece a Terra. Se trata de un protocolo DeFi (Finanzas Descentralizadas) que ofrece al público distintas posibilidades, entre ellas hacer staking de sus UST. Para ello paga una tasa de interés del 20% anual en dólares, la cual supera ampliamente a la de cualquier otra stablecoin, a quienes depositan sus activos y los dejan "bloqueados" en su bóveda por largos períodos de tiempo.

La intención de este modelo es contar con un instrumento de estabilidad al limitar la venta de UST en grandes cantidades. Sin embargo, la metodología ha sido motivo de polémica y críticas, con muchos en el ambiente cripto acusando a Terra de establecer un sistema inviable y condenado a implosionar. Y no estaban equivocados, según parece.

Al fin y al cabo, Anchor Protocol paga 20% de tasa de interés anual a quienes depositan sus UST para generar rendimientos, pero cobra menos del 12% a quienes toman préstamos de la plataforma.

¿De dónde sale el dinero para sostener la tasa de interés, entonces? En pocas palabras, se subvenciona emitiendo un tercer token llamado ANC, perteneciente a Anchor Protocol. Como se podrán imaginar, su precio también se desplomó y hoy cotiza en $0,31, aunque llegó a estar en apenas $0,11. En su máximo histórico, en marzo de 2021, valía más de 8 dólares.

Muchos especialistas denunciaron durante meses que el sistema era insostenible e incapaz de escalar. No obstante, eso no amedrentó a Do Kwon, CEO de Terraform Labs y principal cara visible detrás de UST, Luna, Terra y Anchor, quien optó por confrontar a sus críticos del modo menos políticamente correcto posible.

En el punto más alto de la popularidad de UST y Luna, utilizó asiduamente su cuenta en Twitter para insultar abiertamente a sus detractores, incluso tratándolos de "pobres". Y también ha mencionado su intención de destruir otras stablecoins en el mercado. "Por mi mano, Dai morirá", publicó en marzo.

El plan de rescate de UST: emitir más Luna

Una vez que comenzó a desmoronarse la estructura de UST y Luna, todas las miradas se posaron sobre el perfil de Do Kwon en Twitter, a la espera de novedades. Sus tuits fueron escasos, aunque trataron principalmente de llevar tranquilidad a los usuarios. Finalmente, en la mañana de hoy publicó un extenso hilo en el que detalló el plan de rescate para su stablecoin algorítmica.

https://twitter.com/stablekwon/status/1524331172859236353

El mismo consiste en llevar a cabo una de las propuestas introducidas por la comunidad de Terra. "El único camino a seguir será absorber la oferta de la stablecoin que quiere salir antes de que UST recupere la paridad. No hay manera de evitarlo", indicó. El dato peculiar es que para ello se aumentará la capacidad de emisión de Luna, de 293 millones a 1.200 millones de dólares.

Desde Terra consideran que generando y vendiendo más Luna serán capaces de recuperar el peg de UST con el dólar. Esto ya ha provocado más críticas, como era de esperar. "Este es un error absolutamente épico. Realmente no tienen idea de cómo funciona su propio mecanismo", publicó Scott Lewis, cofundador de DefiPulse.

Pero aún más llamativa es la afirmación de que la reconstrucción de UST se dará con un mecanismo colateralizado. Esto quiere decir que Do Kwon y Terra se volcarán por el mismo sistema de respaldo que le han criticado a USDT, USDC o Dai por no ser descentralizados.

El impacto en los ahorristas

Photo by Towfiqu barbhuiya on Unsplash

Más allá de quienes apostaron por UST para el corto plazo, muchos ahorristas de todo el mundo se inclinaron por la stablecoin pensando en generar rendimientos en el mediano y largo plazo. Algunos lo hicieron directamente a través de Anchor Protocol y otros por intermedio de exchanges centralizados que listaron la criptomoneda estable por su creciente popularidad.

Un rápido vistazo por las redes sociales y grupos de WhatsApp o Telegram nos permite encontrar infinidad de publicaciones de personas que han perdido muchísimo dinero. El mercado cripto es volátil y todos saben el riesgo de ciertos activos como Luna, pero que una de las stablecoins más usadas en el mundo se despegue de su cotización es un golpe terrible para quienes la usaban como instrumento de ahorro.

Algunos han optado por desprenderse de UST para tratar de no perder tanto. Otros se aferran a la criptomoneda citando que "solo pierde el que vende". Plataformas de intercambio en todas partes del mundo suspendieron los retiros por la red de Terra (algunos temporalmente, otros permanentemente), y en ciertos casos se decidió frenar todas las operatorias con la stablecoin para evitar la especulación, como usuarios que compran barato a la espera de que recupere el peg.

El subreddit de Terra, en tanto, ya no solo tiene memes y opiniones cruzadas. En las últimas horas los posteos más populares incluyen testimonios y líneas de ayuda para suicidas. Ya veremos cómo avanza esta historia.