Ha pasado un año desde que Apple anunció importantes cambios en las directrices de revisión de la App Store con el objetivo de ofrecer a los usuarios una mayor protección frente a los desarrolladores que intentan realizar estafas a través de apps. Algunos de estos cambios, como la obligación por parte de los desarrolladores de ofrecer datos de contacto precisos y reales, llevan vigentes durante un tiempo. Otros, en cambio, han sufrido múltiples retrasos, pese a ser condiciones que benefician considerablemente a los usuarios de un iPhone. Entre ellos, la posibilidad de eliminar una cuenta de una app de una forma mucho más rápida y sencilla. Afortunadamente, Apple ya está trabajando en implementarlos y serán obligatorios a partir del próximos mes de junio.

A partir del 30 de junio, la App Store obligará a los desarrolladores a ofrecer en sus apps una opción de eliminación de cuenta "fácil de encontrar". Esta, además, deberá incluir la posibilidad de eliminar todos los datos personales, y no solo una opción para "desactivar o desactivar temporalmente la cuenta" según indica Apple en un nuevo artículo disponible en su página para desarrolladores. Aquellos desarrolladores que utilicen la función de "Iniciar sesión con Apple" tendrán la obligación de utilizar la API Rest. Esta, en concreto, revoca los tokens de acceso del usuario cuando se elimina una cuenta.

Este nuevo cambio puede resultar útil, sobre todo, en aquellas apps disponibles en la App Store que incluyen servicios de pago y que, por ende, dificultan mucho el proceso de cancelación. Ahora bien, no es la única medida que Apple activará próximamente.

Las apps de eventos grupales en línea disponibles en App Store deberán incluir compras dentro de la propia aplicación

App Store

El próximo 30 de junio, Apple también obligará a las aplicaciones de "eventos grupales en línea" que incluían métodos de pago fuera de la propia aplicación, a activar las compras dentro de la app. Esto hará que la excepción que realizó la compañía durante la pandemia con el objetivo de ayudar a los desarrolladores a adaptar sus servicios presenciales a digitales, llegue a su fin. También permitirá a Apple beneficiarse un porcentaje por la comisión de cada compra, del mismo modo que lo hace con el resto de aplicaciones de la App Store.

Los desarrolladores, por tanto, tienen hasta el próximo 30 de junio para aplicar ambos cambios. Los usuarios deberán notas estas modificaciones a partir de ese mismo día.