El hombre del Norte se ha convertido en uno de los grandes sucesos cinematográficos del año. Uno que enlaza el género histórico con el interés renovado por la cultura nórdica. La película es una monumental mirada a la leyenda del príncipe Amleth y una exploración cuidadosa a la cultura vikinga. También, un recorrido por costumbres religiosas y sociales que gracias al esmero de Eggers, llegan a la pantalla grande en todo su esplendor. Al final, el film medita sobre la venganza, el dolor, el sufrimiento y la predestinación con una elegancia asombrosa y una puesta en escena impecable.

Pero más allá de eso, El hombre del Norte ha revitalizado el interés por la cultura nórdica y vikinga. En especial, la forma en que los diversos pueblos y tribus comprendían el tiempo, su relación con los dioses y su percepción sobre el futuro. El guion de la película, escritor por el mismo Eggers y el escritor Sjon, elabora una hipótesis acerca de la trascendencia. Y lo hace, convirtiendo a la cultura vikinga en espejo y medida del bien y el mal. Resulta intrigante, la forma en cómo ambos autores lograron crear un recorrido por la salvaje y a menudo brutal sociedad nórdica.

Pero sin duda, no es la primera producción que hace algo semejante. Durante los últimos diez años, el interés por los vikingos, su mitología y su modo de vida se reavivó de forma considerable. Ya fuera por la exploración histórica de diversas series y películas, como su nueva relevancia en la cultura pop. Te dejamos una lista de contenido que puedes disfrutar ahora mismo y que de una u otra manera, narran la vida y la cultura nórdica desde varios puntos de vista. 

Las series de Netflix que te reconciliarán con la cultura nórdica

Vikingos en Netflix 

La épica historia de Ragnar Lothbrok se convirtió en uno de los primeros intentos convincentes de recrear el modo de estilo nórdico. La serie basada en lo mas famosos de la cultura nórdica comenzó su trayecto al fenómeno que se convirtió en History Channel, profundizó en la sociedad y cultura vikinga con ojo sofisticado. Para cuando se convirtió en éxito mundial gracias a Netflix, deslumbró por su salvaje energía. 

Pero la producción hizo algo más que mostrar la brutalidad y poder de un pueblo conocido por su mítico espíritu de conquista. Vikingos logró convertir sucesos históricos nórdicos, en una trama densa, bien estructurada y brillante. Con seis temporadas, el programa estableció una identidad que se extendió desde sus ya famosas escenas de batalla, hasta sus personajes. Y aunque para sus últimos capítulos, la serie acusó la inevitable erosión del tiempo, siguió siendo un recorrido feroz por la cultura nórdica. Una que asombró y entusiasmó a los fanáticos tanto de la historia como del pueblo más aguerrido y salvaje de la historia europea. 

Vikingos: Valhalla en Netflix 

Finalizada Vikingos, su spin off Vikingos: Valhalla toma la correcta decisión de alejarse de la alta edad media escandinava. Por lo que el argumento de la serie adelanta cien años de la historia original. Lo cual permite a la estructura del programa depender en cierto grado de su antecesora, pero tener personalidad propia. Uno de los puntos altos de su estructura narrativa, es su capacidad para ensalzar el argumento de Vikingos, protagonistas de la cultura nórdica. Tanto, como para crear la sensación que el tiempo transcurrido y convirtió en leyendas a los personajes conocidos.

Pero como si eso no fuera suficiente, la serie de Netflix también elabora una idea original sobre el transcurrir del tiempo. Aunque no utiliza el conocido tropo de seguir a los parientes o la herencia directa de sus personajes más reconocidos, si deja entrever cómo se relacionan. Y esa versión sobre el tiempo fluido (el recuerdo y el poder) lo que brinda a la serie un sentido del todo que asombra por su precisión respecto a la cultura nórdica.

Ragnarok en Netflix 

Basada de manera libre en el tronco principal de la mitología y la cultura nórdica, Ragnarok muestra una versión actual del panteón. Lo hace con tanta inteligencia y buen hacer, que elabora un escenario imprevisible en que lo sobrenatural colinda con lo corriente. A la vez, termina por reconstruir todas las andanzas de Thor, Loki y otros tantos dioses, a través de un elenco adolescente. El resultado, es una aventura con varios niveles de interpretación, en la que se exalta y se celebra el espíritu de los misterios nórdicos.

Quizás, uno de los puntos que más se agradecen de Ragnarok, es que asume la mitología y cultura nórdica como un todo. Así que sus personajes son a la vez jóvenes comunes, que esconden un secreto extraordinario que la serie se toma un tiempo para revelar. Pero cuando lo hace, vincula la historia entera con un trasfondo más misterioso que resulta emocionante en su sencillez elocuente y bien narrada. En la serie, todos los elementos funcionan de manera coordinada, para mostrar la evolución tanto del escenario mitológico, como el de sus personajes. Un acierto que brindó a la producción sus mejores momentos durante la segunda temporada. 

Tres películas que se basan en la cultura nórdica

Valhalla Rising

La historia del legendario guerrero del siglo X, One-Eye, llega al cine en todo su raro esplendor. No solo se trata de una recreación de una épica a un nivel de asombrosa calidad sobe la cultura nórdica. Es también una aventura épica y brillante que se desarrolla a través un viaje de autodescubrimiento narrado de manera sutil. 

Para One-Eye, el viaje comenzará con una huida, para acabar con una redención muy cercana a otros grandes héroes de la mitología nórdica. La película también utiliza el recurso del tiempo fluido — todo ocurre a la vez — para narrar la vida del héroe, su caída y pesares. Hay una percepción profunda sobre el asombro y el sentido de la predestinación, que el argumento eleva a la convicción de un futuro glorioso. Pero entre tanto, habrá que luchar. El director crea algunas notables escenas de batalla pero también, se toma el tiempo de comprender el sentido del honor vikingo. Toda una mirada cuidadosa al bien, el mal y la connotación sobre el poder, en su versión nórdica. 

Birkebeinerne

Con la Noruega del año 1206 arrasada por una guerra civil, la película plantea la conexión con lo sobrenatural de manera impecable. De la misma manera que El Hombre del Norte, la película está basada en la vieja leyenda nórdica de un príncipe perdido. Pero en esta ocasión, el director Nils Gaup está mucho más interesado en la forma en que la cultura nórdica comprende la política y lo misterioso como un todo unificado. El resultado es un film misterioso, claustrofóbico y bien construido que narra la historia sobre la raíz del poder en tiempos salvajes. 

No obstante, el argumento va más allá. Poco a poco, el guion incorpora dioses, creencias y percepciones acerca del recorrido de sus personajes a través del mapa de su historia. Noruega y sus regiones son retratadas desde una brillante concepción acerca de lo asombroso y lo tenebroso, todo entretejido por la sangre derramada. 

Thor: Ragnarok

Lo sabemos: no es la versión más exacta — ni pretende serlo — de la mitología y la cultura nórdica. En las fuentes originales, Odin no muere volviéndose polvo brillante. Tampoco Hela es la hermana de Thor y Loki (es la hija de este último, en realidad). Pero aún así, tiene algo que alimenta su capacidad para recrear de un forma extrañísima e inesperada, el espíritu nórdico. En Thor: Ragnarok, se rinde homenaje al pueblo de Asgard, raíz y sentido de toda lucha de sus dioses. Una herencia directa del pueblo vikingo. 

También, es la versión mitológica más fiel sobre los dioses nórdicos en la saga cinematográfica de Marvel. Según la EDDA poética, Loki, el dios de la mentira era incorregible, invencible en su elocuencia y también, dado a los chistes y burlas. Por otro lado, Thor era fanfarrón y vanidoso, pero a la vez, un héroe de buen corazón. En toda su astucia burlona y trepidante, la película de Waititi muestra a sus personajes en docenas de facetas distintas. Pero en especial, pone énfasis en sus paralelismos con sus versiones legendarias. Y por supuesto, su enfrentamiento final contra lo inevitable, es un elemento de la mitología nórdica que hereda la película e