Desde hace unos años, cada vez está más extendida la figura del trabajador móvil, que no cuenta con un puesto de trabajo fijo y que puede atender sus asuntos en cualquier lugar. La tecnología está obligada a dar respuesta a las nuevas necesidades que surgen entre los usuarios, adaptándose a los cambios que suceden. El nuevo trabajador móvil, cada vez más presente en prácticamente todas las áreas, necesita un equipo que poder llevar a cualquier sitio pero que ofrezca toda la potencia y versatilidad. Uno de los equipos que mejor cumplía hasta ahora esta función era el ordenador portátil. Desde hace unas semanas, también las tablets.

Hasta hace poco, las tablets eran dispositivos que, si bien eran perfectos para llevar a cualquier parte y con la que trabajar con herramientas básicas, eran un poco limitadas en cuanto a potencia. Eso era hasta hace poco porque Samsung, uno de los fabricantes líderes a nivel mundial, presentó hace unas semanas su nueva familia de tablets: Samsung Galaxy Tab S8, compuesta por los modelos Samsung Galaxy Tab S8, Samsung Galaxy Tab S8+ y Samsung Galaxy Tab S8 Ultra. 

Aquí te dejamos los motivos por los cuales, si estás buscando un equipo fácil de transportar pero que te aporte la misma versatilidad y potencia que un PC, consideres cualquiera de estas tablets como equipo principal. Además, gracias a su ecosistema abierto, podemos completar aún más la experiencia con los mejores periféricos.

La pantalla más grande del mercado

El primer aspecto es el más obvio: la pantalla. Para muchas personas, un tamaño de pantalla de en torno a 10 pulgadas puede ser suficiente. Sin embargo, todos estaremos de acuerdo en que si vamos a utilizarlo varias horas al día, cuanto mayor sea la pantalla, mejor. Y si se puede aumentar el tamaño sin que ello repercuta en un aumento de las dimensiones del dispositivo, mejor todavía. 

En el caso de la nueva familia Samsung Galaxy Tab S8 hay tres tamaños diferentes. Empezando por el modelo más sencillo, Samsung Galaxy Tab S8 con sus 11 pulgadas, pasando por el modelo Samsung Galaxy Tab S8+ que llega a las 12,4 pulgadas y llegando a la versión Samsung Galaxy Tab S8 Ultra, con la pantalla más grande del mercado y que alcanza las 14,6 pulgadas. Como decimos, todo ello sin perder el formato de equipo portátil y fácil de manejar. 

Pero el tamaño no lo es todo. Samsung también ha equipado a su nueva generación de tablets con la mejor tecnología posible en una pantalla. Por ejemplo, en el caso del modelo más sencillo, tiene una pantalla LCD mientras que en el modelo Samsung Galaxy Tab S8+ y Samsung Galaxy Tab S8 Ultra, es una Super AMOLED. Los tres modelos tienen una tasa de refresco de hasta 120 Hz que ayudan a movernos por el contenido de una manera mucho más fluida, por ejemplo mientras hacemos scroll leyendo una noticia.

Diseño ultra resistente gracias al aluminio

Un dispositivo pensado para llevarlo de un lugar a otro tiene que tener un grado extra de resistencia. Saber que si por ejemplo se nos cae al sacarlo de la mochila, aguante mejor los golpes. 

En el caso de los tres modelos de la gama Samsung Galaxy Tab S8, vemos un cuerpo que, además de fino y ligero, es súper resistente. Está construido con una variación del aluminio que la hace un 30% más resistente a arañazos y un 40% menos propenso a doblarse que el modelo anterior, Samsung Galaxy Tab S7. 

Además de los materiales en los que ha sido construido, Samsung comercializa una nueva funda, que además es teclado que nos da un plus en tranquilidad para evitar los golpes al mismo tiempo que mejora su usabilidad, con teclas más anchas.

Potencia para trabajar, jugar o lo que necesitemos

Para que un equipo rinda al máximo ejecutando cualquier aplicación, la elección del procesador es clave. En este caso, Samsung ha decido incorporar el procesador más potente jamás visto en una tablet Galaxy. En concreto, estamos hablando del primer chip octa core fabricado con tecnología de 4nm y que se comercializa con tres versiones de RAM: 8GB y 12GB en los modelos Samsung Galaxy Tab S8 y S8+; y hasta 16GB en el modelo Ultra. En cuanto a almacenamiento, llega hasta los 512 GB de memoria interna pero con la posibilidad de ampliarlo hasta 1TB a través de una tarjeta microSD.

La elección de estos componentes hace que tengamos una tablet perfecta tanto para trabajar, utilizando aplicaciones que consuman muchos recursos del equipo, o si queremos también descansar un poco jugando a nuestros juegos preferidos. Poder jugar largas horas a títulos como PUGB o CoD Mobile en una tablet, era algo impensable hace pocos años. 

Si a un procesador como este, le añadimos las funciones de compatibilidad con las redes 5G y Wi-Fi 6E, nos aseguramos en todo momento la mayor velocidad nunca vista antes, tanto para navegar como para compartir archivos o incluso para disfrutar de contenido en streaming.

Batería con una larguísima duración

Estar fuera de casa y sin acceso a un enchufe tampoco será un problema. Las tablets de la familia Samsung Galaxy Tab S8 incorporan una batería inteligente capaz de dosificar el consumo en función de la tarea que estemos haciendo. 

En función del modelo, tenemos tres tipos de baterías. El modelo Samsung Galaxy Tab S8 cuenta con una batería de 8.000 mAh. El modelo Tab S8+ sube hasta los 10.090 y el modelo más alto, el Ultra, llega hasta los 11.200 mAh. Independientemente de su capacidad, las tres versiones cuentan con tecnología Super Fast Charging 2.0 con carga de hasta 45W. Si lo pasamos a unidades de tiempo, tenemos el 100% de la carga realizada en sólo 80 minutos.

Videoconferencias y streaming usando un ultra gran angular

Durante el confinamiento, los programas y aplicaciones destinados a realizar videollamadas o reuniones estuvieron a la orden del día. Y todo apunta a que esta forma de conectar ha llegado para quedarse. Por eso, las nuevas tablets de Samsung incorporan unas cámaras frontales increíbles de hasta 12 megapíxeles, con un ultra gran angular incluido y capaz de grabar en 4K. 

Pero no es sólo hardware. La utilización del sistema de encuadre inteligente de Samsung mantiene a la persona enfocada en todo momento, cambiando si por ejemplo se unen nuevas personas a la llamada.

S Pen, un viejo conocido pero mejorado aún más

Si hay un periférico mundialmente conocido y asociado a Samsung es el S Pen, que se extiende también al mundo de las tablets para mejorar la productividad. Tras varias generaciones con grandes innovaciones, haciendo un lápiz cada vez más preciso y fácil de utilizar, la nueva familia Samsung Galaxy Tab S8 es aún mucho mejor que ediciones anteriores. Para empezar, utiliza un algoritmo de predicción para una latencia ultrabaja[15], ofreciendo una increíble experiencia de escritura que imita el deslizamiento de un lápiz sobre el papel. 

Además, Samsung ha hecho que podamos sacarle más partido todavía gracias a la integración en aplicaciones de dibujo con el que podremos convertir nuestra tablet en un lienzo y el S Pen en un pincel. De esta manera, todavía es más sencillo dibujar y crear, algo clave en creadores de contenido que necesitan tener las mejores herramientas a su disposición cuando se sientan inspirados. 

Después de todas características, parece que cada vez nos encaminamos más hacia un dispositivo todo en uno, capaz de ofrecer lo mejor de los dos mundos: portabilidad y potencia. Además, si estás pensando en dar el salto a las tablets, tanto si buscas una única herramienta para trabajar o un dispositivo complementario, puedes elegir entre los tres modelos de la nueva Samsung Galaxy Tab S8. Si el futuro cada vez apunta más a un puesto de trabajo móvil, contar con los mejores equipos es indispensable para seguir siendo productivos, en cualquier lugar.