Samsung podría dejar de lado sus procesadores Exynos en sus futuros buques insignia y apostar por chips MediaTek, según un reciente rumor procedente de BusinessKorea. Este movimiento permitiría a la compañía surcoreana poder competir frente a los procesadores más potentes de Qualcomm y Apple, dado a que sus SoCs propios no ofrecen el mismo nivel de rendimiento, pese a los esfuerzos de la firma por mejorar, junto a AMD, la GPU de su último modelo. También abaratar costes en la producción de sus smartphones.

Samsung lleva un tiempo incluyendo procesadores MediaTek en algunos de smartphones de gama de entrada y gama media. No obstante, la gama alta siempre ha estado equipada con chips de la americana Qualcomm o con los procesadores Exynos, dependiendo del mercado en el que se comercialice el dispositivo. En este caso, se espera que solo una parte de los Galaxy S23 —probablemente, aquellos destinados al mercado asiático— se vendan con SoC MediaTek. El resto, en cambio, podrían llegar con el último chip de Qualcomm. Esta misma estrategia también se aplicaría al Galaxy S22 FE.

Por el momento, se desconoce qué procesadores llegarán a los dos smartphones que Samsung podría anunciar a finales de este año o inicios de 2023. No obstante, todo apunta a que la compañía podría apostar por los Dimensityy 8100 y Dimensity 9000 (o versiones posteriores). Ambos SoCs, de hecho, han demostrado ofrecer excelentes resultados. Superan, incluso, al chip más potente de Samsung, y en algunos escenarios, al Snapdragon 8 Gen 1 de Qualcomm.

Samsung podría dotar a los Galaxy S23 con procesadores MediaTek por su alta eficiencia

Los MediaTek Dimensityy 8100 y Dimensity 9000, además, ofrecen una excelente eficiencia energética. Mayor, incluso, que sus tres principales competidores: el Snapdragon 8 Gen 1, el Exynos 2220 y el chip A15 Bionic de Apple. Según la puntuación de prueba prueba de rendimiento de 3DMark, el Dimensityy 8100 está 59 escalones por encima del SoC de Apple en cuanto a rendimiento por vatio, 124 puntos por encima del chip de Qualcomm y 146 por encima del Eynos 2200.

El Dimensity 9000, por otro lado, supera al chip A15 Bionic en la puntuación de rendimiento por vatio de las pruebas de 3DMark, situándose 79 puntos por encima. Lo mismo con el Snapdragon 8 gen 1, que está 144 puntos por debajo del mencionado SoC de MediaTek. Por último, el Dimensty 9000 supera al Exynos 2200 con 166 puntos más.

Samsung, por otro lado, también está trabajando en el desarrollo de chips exclusivos para sus smartphones. Estos, a diferencia de los Exynos, que están disponibles para cualquier fabricante, solo llegarían equipados en algunos modelos Galaxy, del mismo modo que hace Apple y Google con sus SoCs propios.