Sí, lo que has leído en el título. Un grupo de investigadores pertenecientes al Grupo de Interfaces Futuras en la Universidad Carnegie Mellon lo ha logrado. Sin necesidad de hacer contacto con el rostro de la persona, este grupo ha podido imitar las sensaciones de un beso en los labios del usuario usando un casco de realidad virtual, y la manera de conseguirlo es impresionante.

Según comentan en Gizmodo, los investigadores modificaron una versión base de un casco de realidad virtual. Hasta ahora, aparte de controles con motores de vibración, una pantalla para la visión y audífonos para el sonido; las experiencias de realidad virtual habían estado alejadas de otros sentidos. Sin embargo, con este añadido, el ser humano da un paso adelante en la búsqueda del metaverso y todas las experiencias virtuales afines.

Con la tecnología desarrollada por el grupo de la Universidad Carnegie Mellon, se abre un mundo de posibilidades. Desde sentir el calor de una bebida, hasta besos en el metaverso. Lo anterior podría ser el comienzo de una tecnología de sensaciones para una industria de realidad virtual que continúa en crecimiento.

Cómo funciona esta tecnología de realidad virtual

Los investigadores la han llamado 'Mouth Haptics'. Para recrear esta sensación, han usado lo que parece ser un headset Meta Quest 2 con algunos cambios. Estos últimos llegan en forma de transductores ultrasónicos que concentran su potencia en la boca del usuario en cuestión y, además, funcionan sin necesidad de estar atados a otro accesorio externo.

El resultado impresiona. Según el reporte, los investigadores consiguieron recrear sensaciones alrededor y sobre los labios, los dientes y también en la lengua de la persona cuando este tiene su boca abierta. Esta misma tecnología ha sido usada en otras investigaciones, como aquella que permitía hacer levitar partículas usando ondas de sonido.

Pero esto no es todo lo que pueden hacer los transductores ultrasónicos. Además de dar suaves toques en el área bucal del usuario, también pueden recrear otras sensaciones. Entre ellas, la de objetos deslizándose por los labios e incluso la del agua recorriendo tu boca

Sin embargo, es poco probable que, en caso de comercializarse dicha tecnología, todo quede en una simple sensación. ¿Se acerca un metaverso donde sus usuarios puedan besarse o experimentar otro tipo de situaciones que antes solo estaban ligadas a la realidad? El cielo es el límite con estas herramientas. Por ahora, los investigadores han logrado incluir una de las sensaciones más curiosas de la biología humana.

Por supuesto, todavía falta mucho para que la propuesta vea la luz de forma comercial, en caso de que lo haga. No obstante, sí que es una de las formas más curiosas de usar la realidad virtual que hemos visto en los últimos años.

Casco de Realidad Virtual con transductores ultrasónicos