Que los principales ejecutivos de las compañías más importantes del mundo tengan un importante operativo de seguridad a su alrededor, no es ilógico. Al fin y al cabo, hablamos de personas que tienen un nivel de exposición pública muy importante y fortunas valuadas en varias decenas de miles de millones de dólares; por ende, es factible que su seguridad —y la de sus familias— se encuentre bajo un riesgo mayor al habitual. Y montar operativos de esta magnitud no es económico, claramente. Según recoge Bloomberg, Meta destina casi 27 millones de dólares al año a la protección de Mark Zuckerberg, monto que supera ampliamente lo que otras compañías destinan para cuidar a sus directivos top.

El dato se desprende de un documento presentado por la casa matriz de Facebook, Instagram y WhatsApp ante la Comisión de Bolsa y Valores estadounidense. Según el mismo, la compañía destinó 15.2 millones de dólares en 2021 para la seguridad de Zuckerberg en sus propiedades y viajes personales. Otros $10 millones fueron para la protección de su familia durante el mismo período, además de 1.6 millones adicionales para cubrir los traslados del empresario en avión privado.

Meta asegura que el programa de seguridad alrededor de Mark Zuckerberg está a tono con los riesgos de seguridad que atañen a su rol como figura central de la compañía. "Creemos que el papel del Sr. Zuckerberg lo coloca en una posición única: es sinónimo de Meta y, como resultado, el sentimiento negativo con respecto a nuestra empresa está directamente asociado con el Sr. Zuckerberg y, a menudo, se transfiere a él", dice el documento presentado a la SEC.

Otro dato notorio es que los casi 27 millones de dólares anuales destinados a su seguridad es la única compensación adicional que percibe el fundador de Facebook. Recordemos que Zuckerberg recibe un salario simbólico de un dólar al año y tiene una fortuna valuada en casi 79 mil millones de dólares como accionista mayoritario de su empresa.

La seguridad de Mark Zuckerberg cuesta mucho más que la de otros empresarios 'top'

Si consideramos que en 2021 Meta tuvo ingresos por 118 mil millones de dólares, 27 millones para la seguridad de Mark Zuckerberg son una migaja. Así y todo, resulta una cantidad mucho más abultada que la que destinan otras grandes corporaciones estadounidenses para proteger a sus directivos más visibles.

Google, por ejemplo, gastó 4.3 millones de dólares durante el último año para la protección de Sundar Pichai, su CEO. En tanto que el operativo detrás de Larry Ellison le costó 2.2 millones a Oracle en el mismo período; y Amazon apenas destinó 1.6 millones para cuidar de Jeff Bezos, su fundador y exdirector ejecutivo.

Y la brecha se hace aún más grande cuando comparamos el monto en seguridad de Mark Zuckerberg con el de Warren Buffett. El inversor, de 91 años y con una fortuna superior a los $127 mil millones, dedicó solo 273.000 dólares para su protección en 2021. Mientras que mantener a salvo a Parag Agrawal le costó a Twitter unos módicos $63.000 anuales.

No obstante, Meta no dedica solamente altas sumas de dinero a la protección de Mark Zuckerberg. La compañía también destina un muy importante monto para Sheryl Sandberg, su jefa de operaciones; el año pasado, las medidas de seguridad en torno a la ejecutiva costaron unos 9 millones de dólares.

Queda claro que estamos hablando de cifras astronómicas que, muy posiblemente, muchos nunca veamos en toda nuestra vida. Sin embargo, la exposición internacional de los ejecutivos de más alto perfil tiene un precio, y no es necesariamente monetario.

Uno ejemplo reciente de ello involucra a Tim Cook, el CEO de Apple. En febrero se conoció que su casa no se muestra en Apple Maps y Google Maps, sino que está "censurada" con pixeles. Esto se debe a una denuncia contra una acosadora que enviaba fotos amenazantes al empresario y fue encontrada invadiendo su propiedad; situación que obligó al directivo de la firma californiana a solicitar una orden de restricción.