El Batman de Michael Keaton llevaba un traje ajustado con el clásico símbolo amarillo en el pecho. Apenas podía volver la cabeza y tenía serias dificultades de movimiento en general. Más tarde, el traje de Batman recibió unas cuentas modificaciones en la versión Joel Schumacher: más color y pezones. Además de una especial interés en la musculatura del héroe. De hecho, la versión del Shumacher convirtió a todo el legendario equipo de Batman en una especie de confusa declaración de intenciones. Con su aire camp y estrafalario, restó mucho del aire sobrio y tenebroso al personaje. 

Con Christopher Nolan, el traje de Batman volvió a su versión inquietante y temible. El traje se hizo una armadura con un diseño ergonómico que mejoró a través de la trilogía. Con el aspecto de una armadura llegó a resolver el problema de la movilidad en las articulaciones y para Batman: El caballero oscuro, las mejoras fueron evidentes. El atuendo que Lucius Fox describe como un “traje de supervivencia Nomex” es en realidad parte un prototipo de traje armadura. Rechazado por el ejército, Bruce Wayne terminó por pintar de negro y añadir el símbolo del murciélago. 

Por su parte, Zack Snyder agregó peso y volumen al traje de Batman hasta convertirlo en una especie de armamento por sí mismo. Con una protección completa de torso, piernas y brazos, la máscara además es parte de un complejo sistema de defensa. De hecho, todo el diseño tiene un parecido relativo con la versión de Nolan, solo que a un nivel mucho más agresivo y con aire militar. Hay una connotación sobre el poder relacionada directamente con la capacidad de Batman de usar el traje como una forma de sustituir su carencia de poderes. Para Snyder era evidente que no se trataba solo una forma de ocultar la identidad del héroe. También era una forma de mostrar su poder, capacidad y habilidad casi sobrehumana para el manejo de armas sofisticadas. 

Matt Reeves ha tomado un camino por completo contrario al dotar a Batman de una indumentaria por completo artesanal. Pero en especial, de crear la connotación que este Batman — mucho más joven que sus antecesores — está creando su propio armamento a partir de sus errores. Uno de los puntos más llamativos, es que además, se trata de equipo modificado y combinado para además, causar temor. Para el Bruce Wayne interpretado por Robert Pattinson, el miedo es una herramienta. Y su traje oscuro, con un chaleco antibalas, varias capas de plástico y metal reforzado, es también una manera de utilizar esa connotación del poder. 

El Batman de Matt Reeves, que ya está disponible en HBO Max, carece del armamento sofisticado de las otras versiones del personaje. También de la complicada tecnología que siempre se asoció a la variedad de recursos del antihéroe. El director utiliza el recurso de su envergadura y aspecto inquietante, para analizar la idea sobre cómo conceptualiza Batman lo que considera su misión. En otras palabras, el traje y la percepción del antihéroe su poder no radica tanto en lo que puede hacer. En realidad, está más relacionado con la idea sobre su impacto como figura inquietante e inclasificable. Como la presencia que recorre Gotham desde hace dos años en busca de hacer justicia entre los criminales de la ciudad. 

Matt Reeves y su versión de Batman

Warner Bros.

Para el director Matt Reeves, el aspecto de Batman tiene una considerable importancia con respecto a la idea del personaje como justiciero. No solo se trata de un hombre que intenta tomar la justicia por su mano — y aún carece de límites — sino uno dispuesto a morir. De hecho, en una entrevista que se realizó a Robert Pattinson en The New York Times, el actor explicó el curioso aspecto del atuendo del héroe. “Es una diferencia que verás en el traje de murciélago, que parece haber pasado por todo tipo de percances. Ha estado fuera todas las noches durante dos años. Ha sido golpeado. Le han disparado. Lo han apuñalado y quemado. Y se nota”, comentó el actor.

Uno de los puntos que más ha sorprendido a los fanáticos es el hecho que todo el aspecto del traje es artesanal

Por supuesto, uno de los puntos que más ha sorprendido a los fanáticos es el hecho que todo el aspecto del traje es artesanal. Desde la máscara de hule hasta las botas y complementos con el aspecto de distintas partes funcionales de atuendos militares, Batman tiene un aspecto realista y poderoso. Tal vez por eso, el director Matt Reeves descartó teorías acerca de la vestimenta del personaje. En especial, el símbolo en el pecho, que se aseguraba era parte del arma con que fueron asesinados sus padres. 

La versión provenía del extraño aspecto del símbolo muy similar al visto en el cómic Detective Comics #1000, publicado en honor al 80 aniversario de Batman. La historia corta, escrita por Kevin Smith e Ilustrado por el coeditor de DC Comics Jim Lee, hace hincapié en los símbolos del héroe. Y en especial, en el ya clásico símbolo del murciélago. 

Date de alta en HBO Max y tendrás acceso a las mejores series y películas exclusivas como The Wire, Los Soprano o Juego de Tronos. Incluye todo el catálogo de Warner, los clásicos de Cartoon Network y los grandes estrenos como Matrix y Dune.

En las viñetas era forjado después de que Bruce encontrara y fundiera el arma con que Joe Chill asesinó a sus padres. Pero Reeves dejó claro que la conocida insignia de Batman no tiene ningún origen misterioso. “Lo que querían es que no fuera tan solo un emblema, sino que, además, fuera algo táctico y funcional… En realidad, es un cuchillo de combate que llega a utilizar un par de veces en la película”, explicó Reed. Algo que ha podido comprobarse luego de su estreno.