Si ya de por sí El hombre del norte (2022), recientemente estrenada en los cines de gran parte del mundo, es una película brutal por las características de la sociedad medieval nórdica que nos muestran Robert Eggers y su coguionista Sigurjón Birgir Sigurðsson o Sjón, contiene secuencias específicas que se superan en ese sentido. Por ejemplo, el tremendo clímax dramático con los pies en un volcán.

En el propio tráiler final del filme se puede ver el choque de espadas que se produce en semejante lugar. “Si no fue una incursión vikinga en un pueblo con cientos de extras de especialistas, caballos, vacas, pollos, gansos y niños, entonces fue una tormenta en el mar por la noche en un barco vikingo o una pelea de espadas desnudos en un volcán”, explica Robert Eggers a The Hollywood Reporter.

“Quiero decir, no fue nada fácil hacer esta película. Solo fue difícil…”, prosigue el director norteamericano. “De hecho, tuvimos que agregar cosas digitalmente porque llevaban tangas y nadie quería que les cortaran sus partes. Entonces, en realidad tuvimos que agregar algunos genitales generados por ordenador para ciertas tomas y que no se vieran demasiado como un muñeco de Ken”.

Vikingos en pelotas

Focus Features

El actor sueco Alexander Skarsgård, primer impulsor de El hombre del norte y del que Robert Eggers asegura que se llevaron a cabo “escaneos de cuerpo completo” para que la escena del volcán fuese lo más realista posible, también ha proporcionado detalles sobre ella en otra entrevista con Kate Erbland para IndieWire. “Bueno, era esencial estar desnudo”, dice sobre la situación.

“Hay muchas historias sobre los vikingos que se quitan la ropa antes de una pelea por muchas razones diferentes. Una de ellas, para intimidar al oponente”, continúa quien da vida al príncipe Amleth. “Cuando estás totalmente desnudo, eres completamente vulnerable. Es una forma de mostrar valentía y también de sorprender potencialmente a tu oponente. Así que ese siempre fue el plan”.

Por otro lado, Alexander Skarsgård, el hijo de Stellan ídem que logró la fama mundial por calzarse los zapatos de Eric Northman (¡oh!) en True Blood (2008-2014), afirma que, “en nuestra sociedad puritana, es más fácil retratar la violencia en la pantalla que la desnudez, lo cual le resulta bastante extraño” porque “puedes matar y cortar cabezas de izquierda a derecha, pero no puedes mostrar desnudez”.

La dificultad del clímax de ‘El hombre del norte’

Focus Features

Robert Eggers y su equipo tuvieron que “encontrar una manera de hacer esta larga escena de pelea y, en cierto momento, hubo conversaciones” en las que se preguntaron: “¿Deberíamos hacerlo sin camisa?”. Y el actor sueco, como el cineasta norteamericano, sintió “que era imperativo que se quitaran la ropa” para estar “completamente desnudos en la cima de esta montaña”.

Así, en los guiones gráficos de El hombre del norte “estaba esta imagen” de “vikingos desnudos peleando en la cima de un volcán en erupción, y así tenían que ser”. Y pensaba: “¿A qué debemos aspirar? No podemos fastidiarla con esto. No podemos censurarlo porque somos demasiado mojigatos o estamos preocupados. Solo tenemos que encontrar una forma de llegar ahí creativamente”.

Conque, según Alexander Skarsgård, “tuvieron que ser inteligentes sobre el modo en que coreografiarían esa secuencia y la relación entre ellos y la cámara”. Entonces, hubo una preparación concienzuda del asunto “durante muchas, muchas semanas antes de filmarlo”, con planes meticulosos, ensayos insistentes y revisiones para “encontrar esa fluidez, el fluir de la escena”.

“Había muchos componentes que eran difíciles, técnicamente difíciles, en esa última escena”, reconoce el artista. “Además, es el clímax emocional de la película, así que también tienes que encontrar esa intensidad en la secuencia. Tenía dolor y estaba cansado, pero al pensar en esa imagen en el guion gráfico, pensé: «Si podemos acercarnos a eso, entonces valdrá la pena». Tenían que estar desnudos”.