Steam revolucionó el sector de los videojuegos. Una tienda de juegos con descuentos y ofertas constantes. Una herramienta que organizaba y centralizaba la instalación, configuración y actualización de juegos en PC. Luego vendrían las Steam MachinesSteamOS o el proyecto Proton, que permite ejecutar juegos de Windows en Linux. Y una de las funcionalidades más recientes de Steam es la llamada Remote Play, que permite jugar a un mismo juego de Steam desde diferentes dispositivos. Es más. Con Remote Play Anywhere y Steam Link, tus juegos de Steam se pueden jugar en tu teléfono móvil, tableta o televisor. Y con calidades de 1080p a 60 FPS o, en el mejor de los casos, 4K a 60 FPS.

Con una buena conexión a internet, un teléfono o tableta relativamente recientes, la app adecuada y una cuenta de Steam, podrás jugar a algunos de los juegos del enorme catálogo de Steam. Títulos como Fall Guys, Dead by Deadlight, PUBG, Terraria, GTA IV, Sea of Thieves, Red Dead Redemption 2 o Borderlands 3 están disponibles para jugar desde tu smartphone a través de Remote Play Anywhere.

Te contamos qué requisitos debes cumplir para jugar a juegos de Steam con esta función y los pasos a seguir para ponerte manos a la obra. Una vuelta de tuerca a jugar en remoto aprovechando cualquier dispositivo conectado que tengas en casa.

Requisitos mínimos de Remote Play Anywhere

La función de Remote Play Anywhere tiene letra pequeña. Su principal inconveniente es que necesitas un PC con Steam en el que ejecutar el juego al que vas a jugar. Es decir, el juego no se lanza directamente en tu teléfono, tableta o televisor. Éstos actúan a modo de control remoto que muestran en pantalla lo que estás jugando.

Además de un PC con Steam y una cuenta de Steam, deberás asegurarte que el juego a jugar es compatible con la funcionalidad Remote Play Anywhere. Steam cuenta con un listado de juegos organizados por soporte para teléfonos, para tabletas y para televisores.

Otro requisito importante tiene que ver con internet. Estamos hablando de un servicio de juego remoto, por lo que para enlazar tu PC con Steam y tu dispositivo con Steam Link necesitaremos una tecnología que los una de forma inalámbrica. Y aquí entra en juego internet. Steam no especifica el ancho de banda necesario. Sí recomienda que el PC con Steam esté conectado mediante red de cable. Aunque las conexiones inalámbricas WiFi 4 y WiFi 5 también están admitidas. O sus equivalentes WiFi N y WiFi AC. En este sentido, Steam recomienda emplear el punto WiFi de 5 GHz, más rápido que el de 2,4 GHz.

Junto a esos cuatro requisitos de Remote Play Anywhere, deberemos instalar Steam Link en el dispositivo desde el que jugaremos en remoto. Hay una versión oficial de esta aplicación para las siguientes plataformas:

  • iPhone, iPad y Apple TV (versión 11 o más del sistema operativo)
  • Teléfonos, tabletas o televisores Android (versión 5 o más del sistema operativo)
  • Raspberry Pi 3, 3+ y 4
  • PC/Mac con Windows, Linux o macOS

Primero encendemos nuestro PC de juego y abrimos Steam. Segundo, abrimos la app Steam Link en el dispositivo con el que vamos a jugar. Tu móvil, una tableta, tu televisor… Desde la app vamos a enlazar el dispositivo con el PC de juego. Para que esto sea posible, deberemos tener ambos conectados a la misma red local. Así se reconocerán mutuamente y la conexión será inmediata.

Así, cuando abrimos Steam Link, la app escaneará la red en busca de un PC con Steam. Cuando lo detecte, lo mostrará en pantalla. También indicará si la conexión a internet es buena y si has conectado un mando compatible. Este último punto es interesante, ya que puedes optar por usar tu propio teléfono o tableta a modo de mando o, en su lugar, conectar un mando de juego compatible. Prácticamente cualquier mando que conectes a tu dispositivo de juego vía Bluetooth.

El último paso para disfrutar de Remote Play Anywhere, una vez detectado el PC con Steam, es pulsar en el botón Start Playing. Tendrás acceso a tu biblioteca de Steam mostrando aquellos juegos compatibles con el dispositivo en el que estás jugando. Desde ahí podrás cargar los juegos que te interese jugar en ese momento y que habrás adquirido previamente desde tu propio ordenador.