El próximo estreno de la serie Tokyo Vice de HBO Max , que marca el regreso de Michael Mann a la dirección, se ha convertido en un fenómeno. Se trata de la primera obra firmada por el director luego de una prolongada ausencia. También, su retorno y revisión a varios de sus temas favoritos.

El argumento, que gira en torno a un periodista occidental que entrará en contacto con el crimen organizado japonés, despertó una gran curiosidad. En especial, porque en manos de Mann, podría convertirse en una exploración a toda regla del submundo más violento de la cultura nipona. 

No obstante, más allá de sus evidentes bondades como argumento televisivo, el show también incorpora un elemento de considerable interés. Su guion no es obra de la imaginación del grupo de guionistas encabezados por Jake Adelstein, J.T. Rogers, Jessica Brickman y Karl Taro Greenfeld. En realidad, está basado en la experiencia real — cruenta y casi mortal — que vivió el periodista Jake Adelstein, cuyo libro fue publicado en el 2009. 

“Tokyo Vice: An American Reporter on the Police Beat in Japan” se convirtió en la década siguiente en un éxito de ventas. A la vez, en un testimonio de primera mano sobre la violencia que sorprendió por su crudeza. La experiencia de Adelstein, no sólo es una visión a primera mano de la violencia en Japón. También es un relato de enorme interés para comprender las relaciones de poder ilícitas entre la Yakuza y otras organizaciones criminales.

Una historia de violencia

Para Adelstein se trató de un bautizo de fuego. Con apenas 24 años, el periodista comenzó su prolongada investigación en 1993 y la continuó a lo largo de doce años. Poco a poco, lo que comenzó como un análisis a distancia sobre el mundo criminal asiático, se convirtió en algo más complejo. 

El periodista entró en contacto directo con el Japón más corrompido y también, diversas organizaciones criminales y sus cabecillas. Además, estuvo involucrado en una detallada investigación acerca del yakuza Tadamasa Goto, lo que le acarreó amenazas de muerte. Finalmente, descubrió que la prefectura de Saitama alteraba datos científicos sobre casos específicos. El caso le obligó a huir de Japón. 

Tokyo Vice: An American Reporter on the Police Beat in Japan

Jake Adelstein es el único periodista estadounidense que ha sido admitido en el Club de Prensa de la Policía Metropolitana de Tokio. Durante doce años cubrió el lado oscuro de Japón: extorsión, asesinato, trata de personas, corrupción fiscal y, por supuesto, la yakuza.

Adelstein, un judío-estadounidense que creció en Japón, tenía además la posibilidad de comprender mejor las sutilezas de la cultura japonesa. La eventualidad le permitió no sólo superar la barrera del idioma, sino tener contacto y acceso privilegiado a informantes. Por extraño que parezca, el periodista se hizo famoso en Japón gracias a su habilidad para penetrar círculos criminales en apariencia herméticos.

El largo recorrido quedó plasmado a detalle en “Tokyo Vice: An American Reporter on the Police Beat in Japan”. La obra es considerada en la actualidad fundacional para comprender el submundo criminal japonés. 

Del papel a la multipantalla 

Desde sus comienzos en 1990, en los que participaba en redadas específicas, la aventura de Adelstein, se convirtió en un hito del periodismo norteamericano. Su tono inmersivo, la capacidad de su percepción sobre la necesidad de informar con precisión, incluso por encima de su seguridad personal, sorprendió a los lectores. 

Date de alta en HBO Max y tendrás acceso a las mejores series y películas exclusivas como The Wire, Los Soprano o Juego de Tronos. Incluye todo el catálogo de Warner, los clásicos de Cartoon Network y los grandes estrenos como Matrix y Dune.

Para su versión televisiva, Michael Mann adaptará no sólo varios de sus casos más complejos. También, mostrará la lenta transformación del periodista novato en un experto en el estrato ilícito de Tokyo. Se espera que la serie de HBO Max sea una mirada tanto al ámbito criminal como al periodístico. 

Tokyo Vice de Michael Mann se estrenará en HBO Max con capítulos semanales.