¿Cómo será el final de Peaky Blinders? Es la gran pregunta que la mayoría de la audiencia se hace sobre la serie. La serie, convertida en fenómeno de culto, ha comenzado su trayecto hacia su conclusión. Con una venganza en puertas y un poderoso enemigo al que enfrentarse, la familia Shelby está medio de una situación complicada. 

Pero a diferencia de otras ocasiones, esta vez los grandes rostros criminales de la serie están en un meollo complicado. No sólo se encuentran en medio de un durísimo escenario político, también son víctimas de costumbres muy arraigadas. La singular combinación, le brinda un nuevo sentido al final de Peaky Blinders, pero también a la forma de entender hacia dónde podría dirigirse su argumento. Con personajes analizando “un nuevo orden mundial” y los Shelby en medio de una tormenta de influencias, la conclusión es cada vez más confusa.

Para el final de Peaky Blinders, todo parece complicarse. Y si el escenario de la violencia se trasladó de la calle a la arena política, la mirada hacia la violencia sigue siendo la misma. Lo que provoca que la serie se enlace con una percepción mucho más amplia y ambiciosa de lo que había tenido hasta ahora. ¿La antesala de lo que podemos esperar de una futura película?

Una pandilla convertida en un forma de influencia 

Hasta la temporada número cuatro, Peaky Blinders estuvo enfocada en la capacidad de Tommy Shelby para solucionar situaciones imposibles. El personaje, encarnado por un sólido Cillian Murphy, siempre tuvo un plan. También la suficiente ferocidad para enfrentar enemigo que le doblaban en fuerza, número y, en algunas oportunidades, en poder. 

La serie, que por entonces narraba la historia de una pandilla de gangsters en Birmingham, era un análisis agresivo desde la incertidumbre. Con su discurso violento (tantas veces debatido y analizado), hasta su mirada sobre el mal. La serie reinventó conceptos tortuosos desde una óptica inteligente y contemporánea.

Pero a partir de su quinta temporada y ya encaminando el final de Peaky Blinders, la serie ha dado un viraje complicado. No solo ha especulado sobre una posible venganza de Michael Gray. También se estableció un tortuoso escenario político.

BBC Studios

De modo que buena parte de las preguntas sobre el posible final todavía no tienen respuestas. Pero también indican que habrá al menos una muerte significativa. ¿Finalmente Tommy Shelby caerá abatido después de una larga carrera criminal? ¿La víctima de la temporada será Michael, empeñado en obtener poder y dejar de ser un peón en manos de su familia? Mucho más tortuoso aún, ¿podría ocurrir una fractura entre los Shelby?

El final de Peaky Blinders: un broche a sangre y fuego 

Lo cierto es que el final Peaky Blinders apunta a ser sangriento. Tommy, cada vez más presionado por los factores políticos y criminales que le rodean se acerca al abismo. Por otro lado, sus enemigos parecen cada vez más poderosos e imbatibles. ¿El gran final de la serie será la ruptura total entre los Shelby?

A tres capítulos del final, la serie llegó a una encrucijada complicada. Una que rompe por completo la idea de que el mal y la violencia en el final de Peaky Blinders solo está en las calles. ¿Qué hay más allá de la gran batalla que se avecina entre parientes y quizás rivales políticos?