Volodymyr Zelensky, presidente de Ucrania, mantuvo este fin de semana una conversación con el multimillonario Elon Musk. El político, poco después, reveló en su perfil de Twitter algunos de los temas sobre los que hablaron, entre los que se incluye un refuerzo del sistema Starlink e incluso posibles proyectos espaciales de la mano de SpaceX.

Concretamente, Zelensky indicó en su perfil de Twitter que Elon Musk enviará un nuevo paquete de “sistemas Starlink para ciudades destruidas”. Este llegará, en principio, esta semana. El objetivo es que los civiles y militares ucranios puedan seguir comunicándose incluso en las ciudades que la guerra con Rusia ha dejado devastadas.

Eso, no obstante, no es lo único sobre lo que conversaron. Elon Musk expresó su apoyo a Ucrania, algo que Volodymyr Zelensky agradeció también públicamente. Ambas partes, además, conversaron sobre posibles proyectos espaciales, aunque el presidente reconoció que hablará más detenidamente sobre ello cuando la guerra con Rusia haya terminado.

Starlink, recordemos, es un sistema de conexión a internet satelital que no requiere de infraestructura sobre la superficie terrestre, a diferencia del 5G o las redes de fibra óptica. Los usuarios que quieran hacer uso de Starlink solo tienen que instalar una antena específica en el lugar en el que quieran tener conexión. 

En el caso de Ucrania, estos atributos son una evidente ventaja, pues la guerra con Rusia ha causado un deterioro notable de las infraestructuras terrestres. Eso no quiere decir, no obstante, que su uso no tenga ciertos obstáculos, como el propio Elon Musk ha reconocido.

El primero de ellos es contar con un suministro eléctrico estable. Dada la situación de Ucrania, esto no resulta fácil, pues el suministro se ha visto interrumpido en varias partes del país a causa de la guerra. El vice primer ministro de Ucrania, de hecho, pidió públicamente a empresas como Honda que contribuyeran con el envío de generadores energéticos.

Elon Musk, por su parte, anunció una actualización de software que reduciría significativamente el consumo energético de Starlink. De hecho, indicó en su perfil de Twitter que incluso podrá funcionar conectada al mechero de un coche.

El otro reto, como el propio Elon Musk indicó, es que Starlink es el único servicio de comunicaciones no controlado por los rusos que actualmente sigue disponible en varias partes de Ucrania. Es probable, por lo tanto, que el ejército ruso quiera derribar las antenas o incluso ciberatacar los sistemas de Starlink para interrumpir las comunicaciones.

Para proteger las antenas, Elon Musk recomendó usar Starlink solo cuando sea necesario, colocar las antenas tan lejos como sea posible de personas e incluso usar camuflaje ligero para dificultar su detección visual.