El proyecto Adam sigue encabezando varias listas de tendencias dentro de Netflix. La película, un homenaje a parte de la obra de Steven Spielberg, cuenta la historia de Adam y dos de sus versiones en el tiempo. Se trata de su etapa adulta, que viene del futuro, y de su variante más joven, que vive en el año 2014. Ambas se encuentran para intentar resolver algunos problemas que condicionarán parte de su futuro. El mayor es interpretado por Ryan Reynolds, mientras que el menor es representado por Walker Scobell.

Aunque el grueso de El proyecto Adam está liderado por Ryan Reynolds, el trabajo de Walker Scobell ha resultado en un puñado de críticas positivas. El joven no desentona en ningún momento, y cuando le tocó la mayor carga dentro del relato estuvo a la altura de los distintos momentos; hasta el punto de responder de buena manera ante el registro del otro actor. ¿El detalle? Es la primera vez que Scobell participa en una producción de este estilo.

Ambos se complementan de buena manera en El proyecto Adam. Mientras Reynolds se encarga de las secuencias de acción y de aportar un punto de humor, Scobell carga con buena parte del factor emotivo sin dejar a un lado el humor: al fin y al cabo, uno es la versión del otro. El contraste facilita descubrir las cuestiones que el ser pierde a medida que crece; así como gana en otros sentidos.

A propósito del éxito de Walker Scobell en El proyecto Adam, compartimos parte de su historia.

¿Quién es Walker Scobell, el coprotagonista de El proyecto Adam?

Puede que la relación entre Ryan Reynolds y Walker Scobell vaya más allá de El proyecto Adam. El 4 de enero de este año, Reynolds compartió un video en su perfil de Instagram en el que se ve a Scobell recitando una extenso fragmento de Deadpool, el antihéroe interpretado por Reynolds. La particularidad en este caso es que Scobell es un confeso seguidor de las historias y, en contraparte, también de las películas de superhéroes. Esa película es una de sus favoritas. Su fascinación no llega hasta ese punto.

Fotografía de Doane Gregory para Netflix.

Mucho antes de El proyecto Adam y durante un viaje escolar, Walker Scobell llegó al autobús vestido de Spider-Man. Además de su interés por este personaje, el actor también es seguidor de la saga de Los Vengadores. Así lo comentó su padre, Peter W. Scobell, en una breve biografía escrita en IMDB. Scobell podría entenderse como una rareza dentro de su familia. Parte de ella está conformada por militares, mientras que él es el único dedicado a la actuación. Las primeras lecciones las aprendió durante las clases de teatro que tuvo en la escuela primaria. Había nacido un idilio con el oficio que se materializó con El proyecto Adam.

Esta relación se ha sostenido hasta la actualidad, llegando a El proyecto Adam, la producción que podría servir para lanzar su carrera hasta proyectos aún más ambiciosas. Durante la película, Walker Scobell sostiene durante la mayoría de las escenas el pulso con Ryan Reynolds. No desentona, aunque el actor no tenga la experiencia de Reynolds. Por el contrario, complementa muy bien el rol del otro. Resulta carismático, elocuente y convincente a través de su actuación en El proyecto Adam.

Walker Scobell nació en California y en la actualidad se encuentra viviendo en Colorado. Parte de esa diversidad en la que ha vivido puede que haya incentivado su interés por distintos deportes. Cuando no está actuando, o viendo clases en la Escuela Intermedia Fairview, este chico de 13 años podría estar haciendo snowboard, parkour o skateboarding.