La gestión de apps en Android no es muy complicada que digamos. Cualquiera que tenga acceso a un smartphone o tablet con el SO móvil de Google lo puede constatar; instalar y desinstalar aplicaciones es muy sencillo, y lo único medianamente molesto es lidiar con sus actualizaciones.

A nadie le gusta ver el ícono de la Play Store que te informa que tienes una insoportable cantidad de actualizaciones de apps pendientes de instalar. Pero por suerte existe un modo muy sencillo de evitarnos ese problema, pues podemos elegir que esos updates se instalen de forma automática en nuestro dispositivo con Android.

Estamos hablando de un método muy sencillo y que existe desde hace muchos años. Sin embargo, como Google suele cambiar el diseño de la Play Store y reordenar algunas secciones sin previo aviso, te lo mostramos a continuación.

Activar las actualizaciones automáticas para las apps de Android

Antes de activar las actualizaciones automáticas para las apps de Android, vamos a realizar un breve recorrido por algunos apartados importantes de la Play Store. Desde la última actualización que recibió la interfaz de la tienda de aplicaciones de Google, el control de las apps se realiza desde nuestro perfil.

Para ello, una vez que estamos en la portada de la tienda tenemos que tocar sobre nuestra foto (en la esquina superior derecha de la pantalla) para desplegar el menú. Allí veremos la sección Gestionar apps y dispositivo.

Al ingresar podremos ver las apps instaladas, el espacio disponible en el almacenamiento interno, y las actualizaciones que tenemos pendientes. Si lo deseamos podemos elegir manualmente qué updates instalar.

Pero si lo que queremos es configurar la actualización automática de las apps de Android, debemos cumplir con muy simples pasos. El primero es volver al menú que aparece en nuestra foto de perfil e ingresar en Ajustes.

Allí elegiremos la sección Preferencias de red > Actualizar aplicaciones automáticamente. Como verán, existen tres posibilidades: hacerlo solo por WiFi, utilizar cualquier tipo de red, o mantener esta opción desactivada.

La recomendación más frecuente es activar la actualización de las apps de Android solo a través de WiFi. Al fin y al cabo, esto impedirá que el proceso se realice cuando solamente tenemos datos móviles a disposición; tengan en cuenta que, según el tamaño de cada app, esto puede traerles inconvenientes, especialmente si cuentan con planes limitados a una determinada cantidad de GB de datos por mes.

¿Es conveniente activar la actualización automática?

Photo by Adrien on Unsplash

Esta pregunta será más fácil de responder viendo cada caso en particular. Si tienes un teléfono con mucho espacio de almacenamiento, es probable que lo mejor sea tener las actualizaciones automáticas activadas. Así, una vez que se lance una nueva versión la tendrás disponible en un dispositivo sin hacer nada.

Si, por el contrario, utilizas un smartphone o tablet Android con una capacidad de almacenamiento limitada —ya sea porque se trata de un gadget de gama media-baja o porque tiene algunos años de uso—, es preferible tomarse la molestia de actualizar las apps manualmente. Ten en cuenta que algunas aplicaciones como Facebook, WhatsApp, Instagram, y demás, tienen updates cada vez más pesados.

Y también hay que analizar qué tipo de apps tienes instaladas en el dispositivo en cuestión y qué uso les das. Si las utilizas para trabajar o estudiar, lo mejor es siempre tenerlas actualizadas. Lo mismo con los juegos o las apps de entretenimiento.

Si tienes aplicaciones de bancos, billeteras virtuales o exchanges de criptomonedas, la cuestión pasa por qué tan seguro se sienta cada usuario con su dispositivo Android. En el caso de que las actualizaciones incluyan nuevas funciones, es posible que nos topemos con algún bug; y eso no es bueno en aplicaciones con acceso a nuestra información personal o actividad financiera.

Cualquiera que sea el caso, lo mejor es analizarlo con tranquilidad. Y si decides activar la actualización automática de apps en Android, al menos ya sabes cómo hacerlo.