Pam & Tommy, la primera serie original para el público más adulto Disney+, está a punto de llegar a la plataforma. Y no se trata de una casualidad que sea para narrar uno de los grandes escándalos mediáticos de la década de los noventa. La plataforma mostrará a toda una nueva generación el peso y la importancia de un suceso mediático de consecuencias imprevisibles. La serie de tres capítulos Pam & Tommy, protagonizada por Sebastian Stan y Lily James, recordará uno de sus momentos más sórdidos de la televisión. También su importancia en la forma en que comprendemos internet en la actualidad. 

En 1995, la televisión reinaba como el gran medio de difusión por excelencia. Internet era todavía territorio entre el ensayo y el error, además de encontrarse a disposición de un grupo selecto de usuarios. Justo en esa breve brecha, en la que la celebridad comenzaba en escándalos perseguidos por paparazzis y medios amarillistas, ocurrió uno de los grandes hechos de la cultura pop. Uno que cambió para siempre las relaciones entre las celebridades, el mundo online, los derechos de autor y privacidad. Sin saberlo, la pareja formada por Pamela Anderson y Tommy Lee dieron un paso definitivo para cambiar la historia de la virtualidad. Que es precisamente uno de los objetivos de Disney+ con su nueva serie Pam & Tommy.

Lo hicieron a través de un accidente del que perdieron el control casi de inmediato. Cuando el electricista Rand Gauthier robó la caja de seguridad de Lee, no solo puso en marcha un sórdido mecanismo de compra y venta. También demostró que los recién descubiertos límites de internet eran todavía muy difusos y complicados como para ser comprendidos en su totalidad. Los derechos de autor sobre la imagen y el material en delicado se pusieron a prueba mientras internet estallaba por el escándalo. Gauthier, sin que ninguna ley estadounidense pudiera impedirlo, vendió el material sensible de la pareja y obtuvo ganancias al hacerlo. 

Como si eso no fuera suficiente, abrió la puerta hacia la posibilidad de sucesos parecidos en las décadas siguientes. Pero en especial, fue la reacción del mundo alrededor del video lo que dejó claro que una nueva época había llegado. Se trató de una sacudida sobre lo que hasta se comprendía como privacidad e intimidad y la capacidad para proteger material sensible. Pamela Anderson y Tommy Lee protagonizaron una circunstancia sórdida que dejó claro el poder y los peligros de internet. 

Ahora, Disney+ toma el riesgo de narrar la historia de Pam & Tommy para una generación educada por internet y la multipantalla. Se trata de uno de los proyectos más ambiciosos de la plataforma, que además analiza la forma en la que nos relacionamos con el espacio online. El primer gran escándalo de Internet — y también de propiedad intelectual y derechos sobre la propia imagen —  es un enfoque novedoso sobre un tema complejo. Disney+ intenta relatar una circunstancia que abre la posibilidad del debate para llegar a un público más adulto.

Pam & Tommy: la primera serie para adultos en Disney+ 

Para cuando el video de Anderson y Lee se convirtió en el material pornográfico más vendido de la historia, cambió internet. Hasta entonces, habían ocurrido situaciones diversas. La más recordada fue la filtración de un video sexual de la estrella Rob Lowe, en 1989. En el metraje, podía verse al actor junto a dos mujeres jóvenes (después se sabría que una de ella era menor de edad) en situaciones sexuales. El escándalo arrasó con la carrera del actor y también, estuvo a punto de llevarle a la cárcel. 

No obstante, todavía se trató de una versión del escándalo que estuvo en manos del ámbito legal y que no llegó a convertirse en parte la cultura pop. Algo que sí ocurrió con Pamela Anderson y Tommy Lee, misma historia que contará Pam & Tommy. La pareja, que contrajo matrimonio en el ’95, apenas noventa horas después de conocerse, se convirtió en un símbolo de la celebridad escandalosa. Sus habituales peleas, disputas, incluso denuncias, desencuentros y reconciliaciones crearon el terreno idóneo para la fama inmediata. Disney+ ha decidido no sólo contar la historia de la pareja, sino la repercusión de esa ruptura de la idea del reconocimiento frívolo.

Se trata de un movimiento arriesgado que, de una forma u otra, contextualiza a sucesos como los videos sexuales de Paris Hilton y Kim Kardashian. De hecho, esta primera serie adulta estará enfocada en la idea de construir una versión sobre un hecho del que hay muchas versiones. En especial, una vez que Anderson y Lee terminaron por divorciarse. La separación provocó que el debate legal sobre la tenencia y el derecho a la imagen fuera todavía más complicado de probar. 

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Por supuesto, también está el hecho que Disney+ mostrará en Pam & Tommy una historia cuyo principal componente es un video sexual. Uno que cambió la forma en el que se percibe la tenencia y distribución de material privado, además de la noción de la fama.