El mercado global de coches eléctricos se duplicó en 2021, demostrando que la revolución de la movilidad eléctrica está tomando muchísima fuerza. El futuro se está convirtiendo en el presente, pero aunque suele ocurrir en estos casos, no llega de forma equitativa en todos los mercados.

La Agencia Internacional de la Energía (IEA) ha publicado un informe donde detallan cómo la adopción de la movilidad eléctrica ha visto un incremento significativo en 2021. El mercado de vehículos eléctricos saltó de 4,11% hasta el 8,57% a nivel global durante el último año.

Se calculan unos 16 millones de coches eléctricos circulando por todo el mundo, pero no todas las regiones han experimentado una adopción similar. Europa y China lideran el cambio, con cuotas de mercado de 16% y 14%, respectivamente. Pero países importantísimos como Estados Unidos apenas han logrado una cuota del 4,5%.

El impresionante crecimiento de los coches eléctricos en los últimos tres años

El informe de la Agencia Internacional de la Energía explica que el crecimiento en la adopción y compra de coches eléctricos ha sido especialmente impresionante en los últimos tres años. Aún cuando la pandemia ha golpeado la economía y ha reducido el mercado de vehículos tradicionales.

En 2019, la venta de vehículos eléctricos fue de 2,2 millones a nivel global. Representó el 2,5% de la cuota de mercado total. 2020 vio una reducción importante de ventas de coches de gasolina o diésel, pero los eléctricos experimentaron un efecto inverso, aumentando hasta las 3 millones de unidades vendidas.

2021 ha catapultado el interés y la venta de coches eléctricos ha llegado hasta las 6,6 millones de unidades, equivalente a una cuota de mercado de casi 9% a nivel global. De hecho, todo el crecimiento neto en venta de vehículos, en general, ha venido de los eléctricos. De esa cifra, casi 1 millón de unidades son de Tesla.

Matando el mito del 1%

Este informe viene a desmitificar el argumento común de que los coches eléctricos representan apenas el 1% del total de vehículos vendidos o en circulación. Se lo suele utilizar como baza en contra de la movilidad eléctrica y el supuesto nulo crecimiento que tiene en condiciones reales.

La realidad es que la tendencia al alza de la movilidad eléctrica apenas empieza y 2022 veremos números aún más impresionantes. Pero sobre todo, veremos cómo la cuota de mercado de los coches eléctricos crece aún más que el año pasado.

El verdadero problema, explica el informe de la Agencia Internacional de la Energía, es otro. El crecimiento en 2021 de la movilidad eléctrica ha ayudado a reducir significativamente el consumo de petroleo y emisiones de CO2 a la atmósfera. Pero todos estos beneficios fueron cancelados por el incremento paralelo de la venta de SUVs de gasolina o diésel.