Tras la denuncia hecha a Neuralink por maltrato animal, realizada por el Comité de Médicos por una Medicina Responsable, han surgido más detalles de cómo la startup de Elon Musk mutiló algunos de los animales con los que experimentaron. El objetivo era probar los implantes en el cerebro que quieren comercializar en el futuro.

De acuerdo a una entrevista realizada por Teslarati a Jeremy Beckham, portavoz de la organización sin fines de lucro, empleados de Neuralink violaron la Ley de Bienestar Animal Federal de Estados Unidos. El Comité de Médicos por una Medicina Responsable fueron los encargados de realizar la investigación.

La nota de prensa publicada por la organización sin fines de lucro, detalla cómo Neuralink y la Universidad de California Davis fracasaron en ofrecer cuidado veterinario adecuado a los monos a punto de morir. También han explicado que administraron a los animales con una sustancia no aprobada llamada "bioglue" que matón a los monos destruyendo parte de sus cerebros. Además, fallaron en ofrecer cuidados a favor de la salud mental de los monos con los que experimentaban.

En la entrevista, Jeremy Beckham ha explicado que los monos con los que la empresa fundada por Elon Musk experimentó, tenían los cerebros mutilados. De acuerdo a documentos veterinarios a los que Teslarati tuvo acceso, empleados de Neuralink hicieron procedimientos médicos que mató a los animales. El objetivo era determinar la efectividad del dispositivo implantado.

Por ejemplo, uno de los monos con los que experimentaron, llamado "Animal 6", era un macaco de seis años que murió el 16 de enero de 2019. En los documentos se explica que Neuralink implantó electrodos con un robot experimental que sujetó el dispositivo en el cerebro usando tornillos de titanio.

Foto: Katharine Crompton

La zona donde estaban los tornillos empezó a infectarse, de acuerdo a documentos. Tras dos días en que el mono se frotaba la zona, por las molestias ocasionadas, decidieron sacrificar al animal.

De acuerdo al portavoz del Comité de Médicos por una Medicina Responsable el objetivo principal de la demanda cursada es que la Universidad de California Davis entregue fotos y videos. Estos demostrarían el tratamiento inhumano que recibieron los animales con los que se experimentó. "Hay monos que con convulsiones, vomitando y muriendo en estos laboratorios", explicó. Los materiales gráficos no fueron entregados bajo la excusa que pertenecen a Neuralink.

"La gente haciendo cola para ser los primeros humanos con los que Neuralink experimente. Deberían ver lo que sucede con estos animales, antes de ofrecerse y comprometerse".

Neuralink, la compañía de Elon Musk quería iniciar pruebas con humanos en 2020, pero decidieron retrasarlo a 2022. Durante los últimos años han mostrado algunas pruebas exitosas de los implantes cerebrales que planean comercializar.

La carta del Comité de Médicos por una Medicina Responsable enviada al Departamento de Agricultura de EEUU