Elon Musk no se lo piensa dos veces a la hora de realizar publicaciones en Twitter. Tampoco al responder a usuarios con mensajes con un claro tono de burla o mediante memes, aunque estos puedan llegar a crear controversia entre sus seguidores o, incluso, a ofender a algunas de las personas que leen el tweet. Esto último, de hecho, es lo que ha ocurrido recientemente. El magnate sudafricano ha respondido a una publicación con un meme de Hitler que no hecho más que ofender a sus seguidores.

La publicación, que ya se ha eliminado, era una respuesta a otro tweet que informaba cómo el Gobierno de Trudeau habría ordenado a los bancos a no autorizar movimientos en las carteras criptográficas y congelar las cuentas bancarias de aquellos camioneros o ciudadanos implicados en las protestas relacionadas con las restricciones en Canadá a causa de la pandemia. Elon Musk, en concreto, compartió un meme donde aparecía el rostro de Adolf Hitler con un mensaje que decía lo siguiente. "Deja de compararme con Justin Trudeau, yo tenía un presupuesto".

El meme parece hacer referencia a las similitudes que ve Elon Musk entre las aberraciones de Hitler y las medidas que está tomando el primer ministro de Canadá. Estas, recordemos, con el objetivo de evitar la propagación de contagios entre los ciudadanos del país. Es una clara y reiterada muestra de apoyo por parte del CEO de Tesla y SpaceX a los camioneros que protestan contra estas restricciones. Los internautas, sin embargo, no daban crédito con lo que estaban viendo en la pantalla.

El tweet de Elon Musk no ha gustado nada a sus seguidores

"Hermano. Cálmate. Estás trivializando el asesinato de millones de personas por un golpe bajo a un político con el que no estás de acuerdo", comentaba un usuario en respuesta a la publicación de Musk.

Hasta la cuenta oficial del museo de Auschwitz respondió al tweet de Elon Musk. "Usar la imagen de Adolf Hitler y, por lo tanto, explotar la tragedia de todas las personas que sufrieron, fueron humilladas, torturadas y asesinadas por el régimen totalitario de la Alemania nazi creada por él es triste e inquietante. Falta el respeto a la memoria de todas las víctimas y hiere a muchas personas, publicó. El magnate no tardó en borrar el tweet y no ha vuelto a mencionar el tema, más allá de una reciente publicación que podría hacer referencia a todo el odio que está recibiendo por esa publicación y donde subraya que "las razones para odiar se recuerdan mejor que las razones para amar".

No es la primera vez que Elon Musk realiza una publicación polémica. De hecho, el directivo suele compartir tweets que crean mucha división de opiniones. Y no solo entre sus seguidores. Algunos de los mensajes del magnate tampoco suelen gustar nada a otros empresarios o figuras gubernamentales. Un claro ejemplo son aquellos mensajes publicados en 2018 sobre los sindicatos en Tesla, tweets donde supuestamente amenazaba a sus empleados y que fueron recogidos por la Junta Nacional de Relaciones Laborales de Estados Unidos con el objetivo de tomar medidas contra él.