Si hay una serie que ha determinado el rumbo de la animación televisiva para que nos olvidemos de esa bobada de que “los dibujos” son solo para niños, los espectadores saben muy bien que se trata de la veterana Los Simpson (Matt Groening, James L. Brooks y Sam Simon, desde 1989). Sin ella, otras propuestas como South Park (Trey Parker, Matt Stone y Brian Graden, desde 1997) y Padre de familia (Seth MacFarlane y David Zuckerman, desde 1999) no habrían existido. Y, tras, Futurama (1999-2013), su principal creador hizo (Des)encanto (esde 2018).

La primera, con David S. Cohen, y la segunda, con Josh Weinstein. Pero el estilo de Matt Groening es lo más evidente de ambas como en la ficción sobre la familia Simpson. No obstante, mientras que sus aventuras y las de Philip J. Fry, Turanga Leela, Bender y compañía, al menos en sus primeros tiempos, resultan más ingeniosas en su sentido del humor que las de la princesa Tiabeanie Mariabeanie de la Rochambeau Grunkwitz o Bean, el elfo Elfo, el demonio Luci, el rey Zøg y los demás personajes en el reino de Utopía de esta sátira de la fantasía medieval.

Un vistazo a la temporada 4 de ‘(Des)encanto’ en Netflix

Netflix

Pese a que la de Netflix es una obra menor de Matt Groening, se disfruta bastante, y nos ofrece golpes dignos de una buena carcajada de vez en cuando. Tras tres entregas decentes, el próximo 9 de febrero llegará a la plataforma la cuarta temporada. Su sinopsis es la siguiente:

“El misterio de los orígenes de Utopía —y lo que está en juego en su futuro— se va aclarando cuando el trío protagonista —y el rey Zøg— se embarca en varios viajes de autodescubrimiento que guardan relación con el destino del reino. Estos héroes, separados al final de la tercera parte, corren ahora a reencontrarse en esta arrolladora serie de diez episodios. Y verán de todo, desde las profundidades del infierno a las nubes del cielo, pasando por cualquier cosa: Fuerte Ogro, Vaporalia, mundos subacuáticos y oníricos, monasterios, manicomios, el Bosque Encantado y muchos sitios más. Entretanto, se irán revelando a los entusiastas fans las piezas del rompecabezas, tanto canónicas como personales”.

Y aquí está el tráiler definitivo de la misma, que nos devuelve su colorido, su espíritu aventurero, los disparates fantásticos con los que buscan hacernos reír muy a gusto y, por lo que vemos en sus imágenes, tal vez una mayor seriedad dramática de la que esperábamos. Pronto comprobaremos si es así.