Uncharted: Colección Legado de los Ladrones es el primer lanzamiento importante para la PlayStation 5 en el 2022. Si bien estamos ante un par de remasterizaciones, el regreso de Nathan Drake siempre será un suceso importante para la marca japonesa. No debemos olvidar, además, que Uncharted 4: El desenlace del ladrón y su expansión, Uncharted: El legado perdido, ambos incluidos en esta colección, fueron de las mejores experiencias que nos dejó la anterior generación.

Si por algo se ha distinguido Naughty Dog durante las dos décadas más recientes, es por su atención minuciosa a la narrativa. Aunque no profundizaré del todo en este apartado, porque eso ya lo hicimos en 2016 y no hay ningún cambio o novedad en este sentido, sí hay algunos puntos que sería interesante destacar. Sobre todo para aquellos que, por uno u otro motivo, no han tenido la oportunidad de disfrutar esta fantástica aventura y están a punto de hacerlo en su PS5 —y más adelante a PC—.

Uncharted 4 es, narrativamente hablando, el plato fuerte de Uncharted: Colección Legado de los Ladrones. Su historia nos pone nuevamente sobre los pies de Nathan Drake, el carismático caza tesoros que, por primera vez en mucho tiempo, se reúne con su hermano —todos lo daban por muerto—. El problema es que Sam Drake está acostumbrado a meterse en problemas y arrastra a todos los que lo rodean.

A pesar de esto, es capaz de convencer a Nate de buscar el tesoro de Henry Avery y emprender una nueva aventura; una que se disfruta casi de principio a fin. Y digo "casi" porque también es cierto que, en momentos puntuales, la historia pierde algo de ritmo. Sin embargo, no es nada grave que comprometa la calidad de la campaña en términos generales. Naughty Dog volvió a mostrar su maestría contando historias que mantienen tu interés la mayor parte del tiempo.

El desenlace del ladrón destaca, al igual que sus predecesores, por las relaciones que se van formando —o fortaleciendo— entre personajes; tanto los ya conocidos (Sully, Elena, Chloe) como los nuevos. Además, los giros narrativos están asegurados, pues en más de una ocasión te sorprenderás por lo que está sucediendo en pantalla. Esos virajes, por supuesto, suelen ir en contra de los protagonistas, pero nadie dijo que encontrar un tesoro tan codiciado iba a ser fácil.

Una vez que concluyas la campaña principal, es momento de explorar nuevos rumbos en El legado perdido. En dicha expansión, sin embargo, no es Nathan Drake el personaje principal, sino Chloe Frazer y Nadine Ross. Los sucesos de esta aventura tienen lugar poco después de Uncharted 4 y nos trasladan hasta la India, donde las protagonistas pretenden encontrar el Colmillo de Ganesh.

Aunque su historia es más corta, mantiene un estándar de calidad idéntico al de la campaña principal. De hecho, algunos consideran que El legado perdido perdido es más divertido que El desenlace del ladrón, quizá porque el ritmo frenético apenas da lugar a los respiros. Además, claro, fue la primera vez que la franquicia nos permite controlar a un personaje diferente a Nathan Drake. Puedes estar seguro que la expansión te va a dar varias horas de diversión adicional.

Es momento, ahora sí, de adentrarnos en las novedades técnicas que ofrece Uncharted: Colección Legado de los Ladrones. En primer lugar, está el apartado visual. Al igual que han hecho otros juegos en la actual generación de consolas, se deja a elección del jugador el rendimiento gráfico. Así pues, tendremos un modo Fidelidad donde la resolución se eleva hasta el 4K nativo, pero manteniendo los 30 FPS del título original.

Ahora bien, si estás dispuesto a darle un giro a tu experiencia, está el modo Rendimiento que eleva la tasa de fotogramas hasta 60 FPS. Eso sí, la resolución es reescalada a 4K desde 1440p. Para finalizar está el modo Rendimiento+, con la que es posible jugar a 1080p y 120 FPS. ¿Mi recomendación? Al ser un juego enfocado en la experiencia narrativa y cinemática, pero con muchísimas escenas de acción, la modalidad Rendimiento a 60 FPS es la ideal. Además, el cambio que notarás respecto a la entrega original es brutal.

Otra mejora que notarás de inmediato es la calidad de las texturas. Aunque Uncharted 4 ya era un referente en este sentido, en Sony han dedicado esfuerzos para que las texturas y otros assets estén a la altura de una remasterización next-gen. En resumen, Uncharted: Colección Legado de los Ladrones cumple con lo que visualmente se puede esperar de este tipo de relanzamientos.

Por último, debes saber que el juego principal y su expansión abrazan la integración con el DualSense. Es un camino que ya han seguido Death Stranding Director's Cut y Ghost of Tsushima Director's Cut en el pasado reciente. ¿Qué significa? Gracias a los gatillos ajustables podrás sentir la tensión al apretar el gatillo de un arma o al usar la cuerda, por mencionar un par de ejemplos. No obstante, el mayor beneficio lo aporta la retroalimentación háptica, ya que sentirás vibraciones precisas, y al mismo tiempo diferentes, en función de la acción desempeñada. Disparar un arma, golpear enemigos, mover objetos o conducir un vehículo; todo está cuidado con un gran nivel de detalle.

Sin lugar a dudas, Uncharted: Colección Legado de los Ladrones es una excelente oportunidad para revisitar la gran aventura de Nathan Drake, pero ahora con un apartado visual mejorado —puedes transferir tu partida de PS4—. Créeme, tan solo los 60 FPS hacen que valga la pena dar el salto. Y si esta será tu primera experiencia con el título y la expansión, quedarás más que satisfecho.

¿Cómo está el tema de precios? Si ya tienes Uncharted 4 o The Lost Legacy, ya sea físico o digital —no cuenta la versión de PlayStation Plus Collection—, puedes desembolsar 10 dólares/euros para obtener su respectiva remasterización. La colección completa, por su parte, estará disponible por 50 dólares/euros a partir del 28 de enero.