La industria cinematográfica es de las más afectadas durante esta pandemia por la COVID-19 y sus distintas variantes. Para principios de 2020, se estimaba que la industria del cine perdería un total de 5 mil millones de dólares. Por otro lado, había cifras aún más preocupantes: la cifras ascendían a 20.ooo millones y 30.000 millones de dólares. Tiempo después, en España se calculó una cifra local: el cine perdió 446 millones de euros durante ese año. El ejemplo, aunque particular, sirve para dimensionar las pérdidas. En ese contexto, películas como Spider-Man: No Way Home y The Matrix Resurrections, con Keanu Reeves como principal referente, surgieron como una suerte de salvavidas.

Aunque estas películas sirvieron para reactivar un poco el sector, en especial Spider-Man: No way home, el caso de The Matrix Resurrections aún se está estudiando. La película, encabezada por Keanu Reeves, trajo de vuelta a una de las historias de ciencia ficción más importantes del Siglo XXI. El relato reúne a una inmensa cantidad de seguidores en distintas partes del mundo. Sin embargo, su impacto en la cartelera cinematográfica no ha sido el esperado. Esto no solo se entiende como un golpe a la industria sino también, en particular, a la historia desarrollada por Lana Wachowski.

Uno de los países en los que más ha sorprendido el poco impacto económico que tuvo el estreno de The Matrix Resurrections es China. La película, que contó con varias de las figuras clave que dieron vida a la trilogía de base, no recaudó lo esperado. Durante el primer fin de semana de estreno, solo alcanzó los 7,5 millones de dólares, no muy lejos de la también baja cifra de 12 millones en el mercado estadounidense. ¿Cómo se explica esto? Hay al menos dos razones.

El porqué The Matrix Resurrections
no funcionó en China

El periodista Mike Reyes mencionó dos causas que explican este presente desafortunado para la película protagonizada por Keanu Reeves, Carrie-Anne Moss y Jessica Henwick. En su artículo, Reyes explica que la piratería y las malas críticas de los espectadores dinamitaron el potencial de la película. La primera de las razones hizo que la película estuviera disponible en distintos espacios de poco o nulo costo. 

Por otro lado, se anunció que la película llegaría en algún momento a la plataforma de HBO Max. Es decir, el espectador, si esperaba un poco más, tendría la opción de disfrutar la película a un costo más económico en relación con la entrada de cine (y cuanto puede implicar). ¿Fue un error estratégico? Podría entenderse como tal. En el caso de Spider-Man: No way home, no se especificó desde un primer momento cuándo estaría disponible en Disney Plus.

En un contexto aún extraño para este tipo de producciones, a la vez que las audiencias siguen creciendo en servicios de uso particular, las productoras se encuentran descifrando cuál es la mejor estrategia al momento de estrenos de este estilo. Se entiende que la meta es que la experiencia cinematográfica siga siendo la primera opción, a la vez que se desea aumentar los suscriptores en espacios particulares, como parte de la guerra del streaming.