Scream 5 sorprendió a la audiencia y al público. La quinta entrega de la franquicia parecía destinada a ser una secuela con aires de reboot sin demasiados puntos a su favor. Pero el fin de semana de su estreno demostró que la saga tiene mucho que decir. La más reciente adición a la saga que comenzó con el clásico de Wes Craven en el ’96, conquistó a un público escéptico. Como si eso no fuera suficiente, destronó a Spider - Man: No Way Home, hasta ahora imbatible del primer lugar de la taquilla. 

Por supuesto, puede parecer que se trata de un logro menor. En especial, después de que Spider-Man: No Way Home reinase sin oposición por cuatro semanas. La película que cierra la trilogía del héroe de Nueva York dirigida por Jon Watts se convirtió en un suceso a todo nivel. Para el momento del estreno de Scream 5, el film se había convertido en el quinto más taquillero de la historia. Además, estaba a punto de rebasar el récord doméstico de Infinity War (2018) y también el de Black Panther del mismo año. Pero la más reciente entrega de una de las sagas de terror más queridas, impuso su considerable peso como hito pop. 

¿Qué hace que una secuela de una saga venida a menos haya cosechado semejante triunfo? Sin duda, se debe a una amplia combinación de motivos. Pero el más interesante es que en medio de una oferta cinematográfica que hace hincapié en la nostalgia, Scream 5 usó recursos novedosos. No solo reconstruyó la mitología interna de la franquicia para una nueva generación. A la vez, logró contar una historia metaficcional (ese término tan de moda) de una forma fluida e inteligente que superó las expectativas. El resultado fue un éxito de taquilla que sobrepasó cualquier cálculo y demostró que la saga todavía tiene mucho que decir.

'Scream 5', un prodigio entre propuestas más ambiciosas y de considerable envergadura 

La más reciente reinvención de la franquicia Scream obtuvo 30,6 millones de dólares de viernes a domingo. Y para el lunes se esperaba que superara (y lo hizo) la barrera de los 35 millones del fin de semana de asueto de Martin Luther King Jr. Se trata de una noticia que estimula al mercado del cine en salas en medio de los temores por el auge de la variante ómicron. 

Los niveles de contagio han superado los números más pesimistas y varios estudios como Sony comienzan a tomar medidas sobre sus estrenos. La primera víctima: Morbius, protagonizada por Jared Leto. El film retrasó por sexta vez su estreno debido a temores relacionados con el aumento de casos y posibles cuarentenas debido a la pandemia. 

Además, Scream 5 debía luchar contra Spider -Man: No Way Home, el éxito de temporada de Marvel y el mayor estreno en cines del año. Uno de tal éxito que se convirtió casi de inmediato en fenómeno pop.

Para Navidad, también llegó a la pantalla grande The Matrix Resurrections de Lana Wachowsky. La cuarta entrega de la célebre saga de ciencia ficción parecía destinada a convertirse en el otro gran éxito del año. Pero con su ritmo irregular, exceso de autorreferencia e historia poco profunda, la película terminó por ser una decepción en taquilla. Aún así, Scream 5 todavía tendría que luchar contra Spider-Man: No Way Home, incombustible en lo más alto del ranking de preferencia. La gran pregunta para finales de diciembre y la primera semana de enero era si la nueva entrega de la franquicia de terror podría hacerlo. Después de todo, se trataba de una franquicia venida a menos, con problemas en su filmación y una dudosa capacidad para la taquilla.

Sin embargo, la completa reinvención del concepto de Scream, aunado a un guion inteligente y guiños a la nostalgia bien concebido, obraron el milagro. Para su primer fin de semana no solo destronó a Spider-Man: No Way Home. También se convirtió en un buen comienzo para un probable nuevo capítulo de la franquicia. Paramount ya ha logrado recuperar su presupuesto relativamente modesto de 25 millones de dólares.

Un año de buenas expectativas para el cine 

Spider-Man: No Way Home cayó al segundo lugar, detrás de Scream 5, recaudando 20,8 millones de dólares, 26 millones de dólares para el lunes. Todavía se trata de una suma considerable teniendo en cuenta que fue estrenada hace un mes. Hasta ahora, ha obtenido 704 millones a nivel doméstico y 926 millones a nivel internacional.

En tercer lugar quedó Sing 2, con 8,3 millones de dólares, que alcanzó 10 millones de dólares para el lunes. El elenco de voces del musical animado incluye a Reese Witherspoon, Scarlett Johansson, Matthew McConaughey, Bobby Cannavale, Pharrell Williams y Bono.

Date de alta en HBO Max y tendrás acceso a las mejores series y películas exclusivas como The Wire, Los Soprano o Juego de Tronos. Incluye todo el catálogo de Warner, los clásicos de Cartoon Network y los grandes estrenos como Matrix y Dune.

El cuarto puesto fue para el thriller de espías The 355, con 2,3 millones de dólares, que alcanzó los 3 millones de dólares. Está protagonizada por Jessica Chastain, Penélope Cruz y Lupita Nyong’o.

Y en quinto lugar quedó The King’s Man de 20th Century, con 2,3 millones de dólares, 3 millones de dólares para el lunes.