En abril del año pasado saltaba la noticia: se había encontrado la primera momia egipcia embarazada de la historia, tal y como anunció el Ministerio de Educación y Ciencia de Polonia. Este increíble descubrimiento, además, era un enigma ya que el feto se había momificado también. Ahora, gracias a un nuevo estudio de la Universidad de Varsovia (Polonia) sobre esta momia embarazada del Antiguo Egipto, sabemos cómo fue el proceso natural por el que se momificó el feto también.

La madre es conocida como la Dama Misteriosa, ya que apenas se sabe nada de ella. La momia debía tener entre 20 y 30 años y estaba embarazada de entre 26 y 30 semanas; además nada hace indicar que muriera en el parto. De hecho, no se sabe ni cómo murió ni quién era, las incógnitas todavía flotan en el aire alrededor de esta antigua momia embarazada de unos 2.000 años.

Sin embargo, sí se sabe que fue momificada de la manera tradicional en el Antiguo Egipto, según la investigación del Proyecto Momias de Varsovia. Pero ¿cómo consiguió conservarse el feto? La respuesta no es nueva; pero sí cuanto menos curiosa.

Así se conservó el feto encontrado en Egipto

La Dama Misteriosa se sabe que se momificó de forma tradicional, pero su feto se conservó de manera natural similar a la de otras momias como el hombre de Lindow

Fue la acidificación del cuerpo de la mujer al descomponerse la que se encargó de conservar el feto dentro de su madre ya fallecida (y momificada). En realidad, el proceso es similar al de otras momias que se han encontrado en turberas, como sucedió con el Hombre de Lindow.

"El feto permaneció en el útero intacto y comenzó a, digamos, encurtirse. No es la comparación más estética, pero transmite la idea", explican en el blog del Proyecto Momia de Varsovia. El equipo de investigación está dirigido por la bioarqueóloga Marzena Ożarek-Szilke, de la Universidad de Varsovia (Polonia), y el arqueólogo Wojciech Ejsmond, de la Academia Polaca de Ciencias.

"El pH de la sangre en los cadáveres, incluyendo el contenido del útero, cae significativamente, volviéndose más ácido; las concentraciones de amoníaco y ácido fórmico aumentan con el tiempo", añaden en la publicación. "La colocación y el llenado del cuerpo con natrón [una mezcla de sal recogida de los lechos de los lagos secos] limitó significativamente el acceso de aire y oxígeno. El resultado final es un útero casi hermético que contiene el feto".

Universidad de Varsovia

¿Una momia embarazada?

No obstante, por norma general es muy difícil encontrar fetos. De hecho, como señalábamos antes, esta es la primera momia del Antiguo Egipto que se ha encontrado embarazada. Esto se debe a que los huesos de los fetos, sobre todo en los dos primeros trimestres, están muy poco mineralizados. Por eso en un primer momento investigadores externos se preguntaron si se trataba realmente de una momia embarazada.

Ahora, tras el nuevo estudio los científicos polacos reafirman su postura. Y es que proceso de momificación acidificó el interior del cadáver; por lo que sucedió lo mismo que en las turberas, donde el entorno altamente ácido encurte los tejidos blandos, pero desmineraliza los huesos, señalan desde Science Alert.

Mujer y feto están momificados de dos maneras diferentes. La primera, por un ritual realizado en el Antiguo Egipto mientras que el feto pasó a ese estado debido a un proceso natural; aunque propiciado por la momificación de la madre. Quizás haya más momias embarazadas escondidas entre las que nutren los museos de todo el mundo; pero por ahora la Dama Misteriosa es la primera y única que conocemos.